Crónica Arenal Sound 2017: sábado y domingo


Entra aquí, para leer la primera parte de nuestra crónica del Arenal Sound 2017.

Últimos días de festival en los que ya se iba oliendo el triste final del Arenal Sound que siempre, siempre, pasa factura. Para los más valientes, eran ya 4 días de festival a nuestras espaldas, y parece que la programación del sábado nos daba un respiro para prepararnos para lo que vení­a el domingo, que no era poco.

SÁBADO

Comenzamos la jornada del sábado con los finlandeses Satellite Stories, quienes una vez más demostraron por qué llevan ya 3 ediciones de este festival. Y es que definen muy bien el rollito Arenal Sound, y aunque todavía no se les conozca mucho, todos los que estábamos allí saltamos, cantamos y vitoreamos a Esa Mankinen y los suyos. Sin duda, lo mejor del concierto fue ver cómo el cantante se emocionó al vernos cantar sus canciones y las decenas de veces que nos dijo con lágrimas en los ojos que no sabíamos la felicidad que se siente al ver lo que él estaba viendo desde ahí­ arriba.

Del indie internacional nos pasamos al más puro pop rock español con la icónica Amaral y su concierto en el Desperados. Si estabas por el camping durante el dí­a del sábado, pasábamos de escuchar “Mala Mujer” a todas horas a corear “soooooon mis amigoooooos” y con eso ya sabí­amos la que se avecinaba en este concierto. La verdad es que poco se puede decir que no sepáis de esta mujer, solo que disfrutamos como niños volviendo a finales de los 90 y recorriendo sus mejores temas a lo largo del 2000, incluido por supuesto el mítico tema que hemos mencionado antes. Los efectos visuales también nos dejaron boquiabiertos, sobre todo a quienes no la habíamos visto actuar nunca.

 

 

Foto: Nerea Coll

Desde el top 20 del Dj Mag llegó al escenario Desperados KSHMR y su set más que satisfactorio. Además, éramos muchos los que esperábamos escuchar por primera vez en directo su remix de la cabecera de Juego de Tronos y, obviamente, lo pinchó. Pinchó el remix  y estamos seguros de que no ha habido más hype en un festival como aquel dí­a en Burriana. Qué momentazo. Al margen de esto, nos demostró por qué se ha ganado el puesto 12 en esa codiciada lista y por qué merecí­a cerrar el sábado en el escenario principal.

Foto: Jota Martínez

DOMINGO

El domingo nos despertamos un poco más tristes porque esto se acababa. Los 6 dí­as que llevábamos esperando todo el añoo llegaban a su fin esa noche. He de reconocer que, por H o por B, he vivido mejores ediciones del Arenal Sound, pero las sensaciones y experiencias que se viven estos 6 días seguirán existiendo pase lo que pase.

Para empezar la jornada de conciertos como se merecía, fuimos al recinto (a pesar del calor que hací­a) a las 7 de la tarde para vivir en directo el fenómeno C. Tangana. No nos habí­a engañado: no sabe cantar. Y además usa autotune en sus conciertos. Pero vaya concierto. Allí habí­a más gente que en muchos otros grupos que, probablemente y sin ánimo de ofender, lo merecían más. Pero todos sabían y todos cantaban sus canciones, y por fin le dio al público lo que llevaban esperando 5 días: “Mala Mujer”. Esa canción que se ha escuchado más por Burriana que cualquier tema de indie, rock ¡o incluso electro! Bien hecho, porque te los tienes ganaos.

Dejamos pasar unas horas descansando en el camping y cenando para volver sobre las 11 a ver al gran Kase. O. Por mi parte, puedo decir con seguridad que ha sido el mejor concierto de esta edición. Él, su ritmo, su arte, sus discursos… Porque ya sabéis qué bien se le da predicar con la palabra. Pero esta vez hizo algo que no había hecho antes: enaltecer la igualdad. A nosotras nos dijo que luchásemos, que valemos demasiado para dejarnos vencer. A ellos les dijo que no fuesen unos gili****as y que si tení­an amigos misóginos les dieran una patada en el culo a ver si reaccionaban. Nos dijo todo eso y muchas cosas más, y pude ver como más de uno escondía las lágrimas como podían, si es que podían. “Mazas y catapultas” fue, para todos los que estábamos allá­ con él, magia.

KASE O ARENAL SOUND 2017
Foto: Jota Martínez

No sé si estáis ya hartos o no de escuchar “Symphony” en la radio, pero os puedo asegurar que después de ver a Clean Bandit en directo querréis escucharla muchas veces más. Vaya conciertazo nos dieron. Vaya voz tiene Grace Chatto y vaya los saltos que nos hicieron pegar frente al Desperados. Por si no lo sabéis, ellos mezclan sonidos de música electrónica con toques de piezas de música clásica, así­ que lo que consiguen ahí­ arriba es, cuanto menos, único. Por supuesto, también pudimos escuchar temas como “Rockabye” o “Rather Be”, que han sido iconos del verano en 2016 y 2014 respectivamente. Además nos ofrecieron un espectáculo de fuegos artificiales muy acertado para despedir el festival.

Foto: Jota Martínez

Parecí­a que teníamos un descanso hasta que llegasen los holandeses Yellow Claw a hacernos botar de lado a lado y a sudar como locos, cuando empezó a sonar lo que serí­a uno de mis nuevos Djs favoritos: Matoma. Estábamos tan tranquilos cuando de repente tuvimos que levantarnos y ponernos a bailar los temazos que nos ponía este Dj y productor noruego al que, sintiéndolo mucho, no conocía de antes, pero es que apenas lleva 3 añs en el mundillo. Pero qué bueno conocerle ahora, porque ya os digo yo que promete.

Por último, pero no por ello menos importante y es que decir eso serí­a de locos, vimos a Yellow Claw. O mejor dicho y como les encanta recordarnos: Yellow Motherfucking Claw. Comenzaron enseñándonos un poco de su nueva música e intentado, con algo más relajadito, que sus no fans no salieran corriendo tan pronto. Y es que fueron muchos los comentarios que escuchamos del tipo: “Cuánta cañaa meten, ¿no?”, “Madre mía, qué tralla”… Pero es que no se nos ocurre nadie mejor para cerrar esta desafortunada edición del Arenal Sound. Nos movimos con “Dj Turn It Up” y lo dimos todo con “Slow Down”, aunque en realidad no habí­a un momento en el que pudieras estar quietx.

Un año más, nos despedimos de un gran festival como se merece: con muchas ganas de volver el año que viene. Espero que se mejoren ciertas cosas y se retomen otras tantas que, al fin y al cabo, marcaron la esencia de lo que hoy es uno de los festivales más importantes de España. ¡Hasta dentro de 11 meses, sounders!

AUTOR: Lorea Moreno

FOTO: