Crónica Marearock 2016


Los días 21, 22 y 23 de julio se celebró en Alicante, en el Recinto Ferial de Rabasa, la undécima edición del Marearock, un festival que ha pasado por distintas localidades de la provincia y ha ido ampliando su duración pasando de ser un evento de tan solo un día a abarcar hasta tres. Con el mejor punk, rock y ska nacional por bandera, el Marearock va despuntando como uno de los festivales estivales más destacados y llega como el sustituto perfecto del Aúpa Lumbreiras, que llegó a su fin en 2014.

Desde Un festival por Dentro os traemos la crónica de la mejor edición del Marearock hasta fecha para que no os perdáis ni un detalle de todo lo que pasó.

Jueves 21 de julio

El recinto abrió sus puertas a las 17:30. Tan solo 10 minutos después, los más valientes plantaron cara al sofocante calor alicantino para empezar a disfrutar con la actuación de El Seko Band!, grupo de Callosa de Segura encargados de abrir el festival con su rumba, ska, reggae y sobre todo, su contagioso buen rollo.

Pura Mandanga, grupo alicantino que mezcla ritmos latinos con el mestizaje mediterráneo característico de la zona, dieron paso a Envidia Kotxina. El grupo madrileño se convirtió para muchos en uno de los imprescindibles del festival, ya que anunciaron su retirada definitiva de los escenarios a principios de 2016. Un bolazo en el que sonaron tanto temas de Kontratiempos, su último trabajo, como otros de los primeros discos, y consiguieron que el público estuviera entregado en cada momento.

Poco después llegaba el turno de Los de Marras, que con temas como “A tu vera”, “Hoy” y “Sexo en la calle” nunca decepcionan en sus directos, y más si van mezclados con unos cuantos monólogos de Agus, el cantante, dedicados a los políticos españoles.

Uno de los platos fuertes del cartel llegaba a las 23:00 con Boikot, de los conciertos más esperados de la noche. Boikot tienen esa “magia” por llamarlo de alguna forma, que hace que aunque los hayas visto ya cuatro, cinco o seis veces… tus ganas por seguir haciéndolo nunca decaigan. Temas como “Sin tiempo para respirar”, “Skalasnikov”, “Bubamara”, “Kualquier día” y “Bajo el suelo” siempre son bien recibidos por la audiencia. No podía faltar sobre el escenario Inés (a la que ya no podemos llamar Inesita por lo grande que está) para entonar la canción a la que da nombre. Otro momento emotivo que nos regalaron fue cuando invitaron a subir al escenario a un fan que venía (nada más y nada menos) desde Italia para verlos. Un concierto más que se añade a la lista de inolvidables.

Boikot / Isabel Martínez

Con poco tiempo para recuperar el aliento, Trashtucada pisan el escenario y ponen a bailar a todo el mundo. Su tema “De festi? Vale” se ha convertido en el himno festivalero por excelencia y la gente se vuelve loca cada vez suena.

La llengua valenciana se va abriendo paso en el Marearock con ZOO, que mezcla ritmos electrónicos con rap y ska. He de decir que al principio era un poco reacia a escuchar este tipo de música, pero consiguieron engancharme con “Vull” y sin conocerlos en profundidad, disfruté mucho de su concierto.

KOP ponía el broche final del jueves con un potente directo. Tan potente que tuvieron que hacer un pequeño parón porque el batería puso tanto empeño que se cargó el bombo. Una bestialidad.

Viernes 22

Bandas como Llamando a Julia, Sensa Yuma, Konsumo Respeto, Decibelios y Kaotiko ya habían pasado por el escenario del Marearock cuando Non Servium lo pisaron. El grupo madrileño de Oi! escupen rabia en forma de letras de canciones con alto contenido político como “A.C.A.B”, “El espíritu Oi” y “Animal” que provocan la locura en cada pogo.

Toca ver a Gatillazo, los punks inmortales, con un Evaristo que a pesar de sus 56 años sigue en plena forma y no tiene reparo alguno en pasarse el micro por sus partes nobles y demostrar que eso de ser políticamente correcto nunca ha ido con él. Un sinvergüenza al que le encanta bromear con el público y los de prensa que estábamos en el foso a cada momento. Como siempre, algún espontáneo salta de entre el público para subirse a cantar con él, y cuando los de seguridad consiguen sacarlo, Evaristo suelta un: “Eh, cuidado con él que es mi primo, cuñado o cualquier mierda de esas…”. Una muestra de lo que es el verdadero espíritu punk, damas y caballeros.

Evaristo
Evaristo de Gatillazo/Isabel Martínez

A las 2:20 empezaron Skalari Rude Band. Era la primera vez que veía a este grupo en directo y me resultó imposible parar de bailar con sus ritmos ska ,“Vodka Revolution” y “Solo vivir” entre muchas otras. Juantxo y los suyos se despidieron del público del Marearock entonando la aclamada “Despídeme”.

Pero, ¡eh! el final todavía no había llegado. El grupo valenciano de reggaecore Mafalda cerró la noche del viernes con un conciertazo brutal en el que no faltaron las reivindicaciones para que en este tipo de festivales haya más presencia femenina, ya que de casi los 30 grupos que formaban el cartel, solo había 4 mujeres en él. Siempre viene bien un hostiazo de realidad, y con temas como  “Bam Bam”, “Asumiendo todo el miedo” y “En Guerra” dan un golpe directo al patriarcado y al machismo.

Marcos de Mafalda/ Isabel Martínez
Marcos de Mafalda/ Isabel Martínez

Sábado 23

Llega sábado, “el día fuerte” como muchos lo llamaron y nuestra andadura festivalera comienza con Los Chikos del Maíz, también de gira de despedida y que cuando la terminen a finales de año, se centrarán en otros proyectos personales. El concierto empieza con “Vacaciones en Suiza” y Nega sale ondeando una gran bandera suiza con la que van abriendo paso a otros temas como “Paraísos artificiales”, “Black Mirror” y  “Pasión de Talibanes”. Me gustaría destacar el momento de reflexión y denuncia de LCDM con las agresiones sexuales en los festivales justo antes de arrancarse a  cantar “Putas y maricones”:

 Tíos, cuando una mujer os dice que no, es NO… No nos molaría nada ver una noticia de una agresión sexual en este festival, ni en ningún otro. Babosos fuera”.

Su paso por el escenario acabó con el Nega, Toni y Dj Bokah pegando saltos con una canción de Chimo Bayo (que se note que son de Valencia).

A los que aprovecharon el concierto de Hamlet para irse al camping o hacer otras cosas, tengo que deciros algo: os perdisteis uno de los conciertazos del Marea. Hamlet son unas bestias llenas de energía en directo, y su cantante, Molly, interactúa muchísimo con el público. Si tiene que subirse a las vallas o a los altavoces, lo hace y si tiene que meterse entre todos antes de que reviente el pogo, también. Esta es la actitud que se echa de menos en los festivales. Ahora hay mucho ególatra que va de estrellita y eso de mezclarse con el público, es algo que ni se contempla.

Molly de Hamlet/ Isabel Martínez
Molly de Hamlet/ Isabel Martínez

Narco es otro de esos grupos que no me canso de ver en directo por lo atronadores que suenan siempre. Momentos de locura máxima con “Son ellos”, “Dame Veneno”, “Tu Dios de Madera” y “La Hermandad de los muertos” que incluía una procesión de festivaleros en volandas improvisada.

Entrada la medianoche, llega el turno de la que posiblemente fue la actuación más esperada del festival. Los miembros de La Raíz van apareciendo poco a poco sobre el escenario mientras suena la intro “Las miserias de sus crímenes” para arrancarse después con “Entre poetas y presos”, canción que da nombre a su último disco y que más estuvo presente en el setlist. Personalmente eché de menos temas de sus primeros trabajos. Y tengo que añadir otra cosa, porque si no la digo reviento: el trato a la prensa por parte del grupo me pareció decepcionante. Nos echaron del foso a las tres canciones cuando ningún otro grupo del festival lo hizo, y al finalizar el concierto, tampoco nos dejaban estar donde estaban ellos, cuando los días previos íbamos por backstage sin problema. No hicimos nada para recibir ese trato. No se puede ir de humilde por la vida y luego hacer estas cosas, se llama hipocresía.

Talco/ Isabel Martínez
Talco/ Isabel Martínez

Vamos llegando al final del festival y los italianos Talco se suben al escenario con un pequeño contratiempo. Dema, cantante habitual, estaba afónico, pero esto no fue un impedimento para que dieran un gran concierto. Empezaron con temas más recientes de su último trabajo, Silent Town, pero poco a poco fueron entonando canciones más consagradas como “La Torre”, “La Mano de Dios”, “La Danza dell’autunno Rosa y “St. Pauli” todo un himno. Hay que destacar el pequeño momento de anarquía que vivimos cuando invitaron a un chico y una chica del público a que se subieran con ellos a cantar “Bella Ciao”. Y es que al final recibieron más invitados de los que esperaban y el escenario acabó llenándose por completo de gente, algo realmente memorable.

Con Aspencat y Kontaminació Akústika la úndécima edición del Marearock llegaba a su fin. Esperamos poder volver al año que viene y repetir esta experiencia. Nos llevamos muchos recuerdos y momentos vividos con artistas, compañeros de prensa y por supuesto, con los más importantes que sois vosotros, el público.