¿Qué ha sido de Tim McGraw, Taylor?


Taylor Swift ha roto con su pasado y lo ha hecho de la manera más abrupta posible en nuestra era. ¿Cómo? Haciendo limpieza de redes sociales (esto implica demasiado en nuestros días). Y todo ello, para presentar su nuevo disco, Reputation, que se estrenará el próximo 10 de noviembre. Todo un símbolo de la transformación musical de la artista.

Pero conviene advertir a Taylor: los cambios radicales pueden ser difíciles de gestionar. Si cometes algún error en el proceso, corres el riesgo de espantar a aquellos que han supuesto un apoyo incondicional a lo largo de tu carrera. Aunque también puedes captar un nicho mayor de público en un contexto de masas y productos prefabricados. En ese sentido, la nueva Taylor parece haber escogido su camino.

Mientras tanto, la antigua Taylor parece haberse marchado. “Está muerta”, anuncia en “Look What You Made Me Do” la propia artista. Es algo que ya intuíamos cuando empezó a perder su esencia country y se olvidó de Tim McGraw. La vieja música sureña parece no inspirar más a Taylor Swift. De hecho, empezamos a perderle la pista a raíz de la publicación de su álbum Red. Sus esquemas empezaron a encajar más con el pop comercial a partir de 1989 y con la publicación de “…Ready For It” nos quiere convencer de que ya no hay vuelta atrás.

Aunque los cambios también pueden ser verdaderamente fructíferos. Al menos, para ella lo serán. El videoclip de “Look What You Made Me Do” cuenta ya con más de 250 millones de visitas en YouTube en poco más de una semana. Y no solo eso, la artista ha conseguido desbancar a Luis Fonsi del primer puesto del Hot 100 de la revista Billboard. Sin duda, ha vuelto a encontrar el camino al éxito. Y es que la cantante ha sabido captar tendencias a lo largo de los años y ha demostrado tener un verdadero talento a la hora de crear su música.

El trabajo que exige una canción de éxito es incuestionable. De hecho, si el producto final aporta la calidad suficiente, es de recibo elogiar los esfuerzos del compositor. En este caso, Taylor nos presenta un género diferente con el que ha conseguido romper sus propios moldes. Sin duda, arriesga mucho apostando por el cambio radical. Pero la vieja Swift tenía su encanto. Aunque siempre quedará la posibilidad de que vuelva al country y así recordaremos que, un día, Taylor dedicaba sus canciones a Tim McGraw.

AUTOR: Luís Mejía García

FOTO: FACT Magazine