Low Festival 2014, me lo pido


low_festival_un_festival_por_dentro_1

Estamos acabando el año y somos muchos los que ya hemos empezamos a planear la temporada festivalera 2014. Cada vez hay más festivales que se van abriendo paso en la península, poco a poco la oferta del combo fiesta y música es cada vez más grande, pero sólo algunos festivales serán los elegidos.

Hoy tengo una misión, mi buena acción de la semana; os voy a hablar y a contar cosas bonitas sobre el Low Festival.

El conocido como Low Cost Festival, que la pasada semana transformó su nombre a LOW FESTIVAL, es uno de los eventos estrella de cada verano desde el año 2009. El último fin de semana del mes de julio se convierte en una cita a destacar en nuestros calendarios festivaleros.

Los festivales de música entran en nuestra retina por sus carteles, sus artistas confirmados, los temazos que escucharemos mientras disfrutamos de los mejores momentos del verano, la compañía, esa canción que por fin suena en directo delante de nuestros cuerpos felices y contentos… Pero a la hora de decidirnos por un festival u otro hay otras muchas cosas que tener en cuenta.

Por regla general el concepto de festivales de música y alojamiento que tenemos, está directamente vinculado a los campings, al lío de buscar lugar donde dormir. Desde que empecé a acudir al Low Festival mi idea de “donde dormir” en los festis cambió gratamente. Para que os situéis, el Low Festival tiene como anfitriona la ciudad levantina de Benidorm. Si, esa ciudad con miles de apartamentos y plazas hoteleras para todos los gustos y bolsillos (19 euros por persona y noche!). Claro esta, que si sois unos nostálgicos de los campings y os gusta ese rollito, podéis decantaros por disfrutar del aire libre, que no sea por opciones amiguis, que en Benidorm los campings tienen hasta wifi.

Otro punto muy pero que muy a tener en cuenta. Lo que nos gusta a algunos la playa y lo bien que está disfrutar cuando uno se va de festi de ella. Otra ventaja a favor del Low Festival¿Playa en Benidorm?, la RAE debería de incluirlo como sinónimo y todos tan contentos. Banderas azules y kilómetros de costa para descansar el body después de noches incansables de conciertos.

En cualquier evento musical siempre intentamos estar on firea tope, darlo todo hasta que el recinto cierre… pero a veces nos pasa que nos cansamos (porque aunque se nos olvide somos humanos y se nos gastan las pilas). Una de las cosas que se han apreciado con creces en cada nueva edición de Low Festival son sus zonas verdes. Descansar en el césped no es de sibaritas, es cosa de Lowers (ni más ni menos que más de 30.000 metros cuadrados de verde que te quiero verde).

En los festis haced el favor y no os olvidéis de comer bueno y bien, que tanta energía tiene que salir de algún sitio. Otra de las cosas que pude comprobar en el Low Festival, era que tenía media pista de atletismo (dato real y literal) con cosas ricas y variadas para la merienda cena. Papas, pasta, fruta, unos bocatas de jamón serrano que “oh my god”, hasta comida para celíacos, ¡fíjate tú! Es verdad que a veces se nos olvida alimentarnos en los festivales… pero para cuando nos entre el gusanillo, que tengamos variedad donde elegir.

Algo que en Un festival por dentro conocimos en la edición 2013 del festival levantino, fue su ZONA VIP, que la verdad, mola bastante. Además, también habíamos oído hablar de la ZONA VIP POOL, que como el nombre indica tiene como gran aliciente una piscina olímpica para perderse en ella. Que te quieres marcar unos largos, piscina, que te apetece refrescarte, piscina, que necesitas un kit-kat entre concierto, pues piscina y “sanseacabó”.

LF es un festival de música que sabe que mola y que es cercano a niveles muy grandes. Desde sus redes sociales, sobre todo desde Facebook y Twitter siempre están atentos a todas las preguntas, peticiones y hacen que los que somos festivaleros nos sintamos escuchados. Saben hacer piña y se nota que les gusta. En la pasada edición lanzaron concursos, propuestas y actividades para disfrutar dentro de festival. El Palco Budweiser, los “Meet and greet” con Glasvegas Lori Meyers, el karaoke, el concurso para bandas emergentes… En la variedad esta el gusto y si la variedad es buena, muchísimo mejor.

Coleccionistas de pulseras festivaleras, estáis de suerte, en la edición 2013 Low Festival utilizó el mismo método y la misma pulsera de identificación que el famoso y anhelado Coachella. Pulserita que facilitó la manera de entrar al festival con accesos muy bien organizados, que a todos nos gusta entrar rapidito al recinto. Que te sobran moneditas (los famosos tokens) en el festival, pues los devuelves y te dan la pasta, que para algo es tuya.

Así que si no le habéis hecho la carta a los reyes o aun no tenéis vuestro auto-regalo navideño, he aquí una gran y buena idea para solucionarlo. Si los más previsores queréis comprar ya el abono, mucho mejor, que este viernes 13 de diciembre suben los precios (eso si, siempre poquito a poquito).

Si a toda esta lista de “lo necesario” y puntos a favor sumamos un cartel con artistas nacionales e internaciones como The Hives, Los Campesinos!, Izal, Iván Ferreiro, Sidonie, Corizonas, Niños Mutantes, Second, Belako, León Benavente, The Free Fall Band, TUYA and many more, pues apaga y vamonos al Low festival. Desde Un festival por dentro recordamos para motivarnos, conciertazos de hasta dos horas, la posibilidad de ver a todas las bandas, de no perderse a NADIE. Esperamos ansiosos sus nuevas confirmaciones para ir aumentando cada día las ganas de que llegue la época festivalera y con ello el Low Festival.

low_festival_un_festival_por_dentro_post

Foto: Facebook Low Festival