Música de Cine: 8 Days a Week


Retomamos la sección Música de Cine y por todo lo alto, pero en este caso más bien: la música hecha cine. Hoy os hablaremos sobre el documental de los Beatles sobre los años donde el cuarteto de Liverpool viajó por todo el mundo para acercar su música a las máximas ciudades posibles entre el 1962 y el 1966.

Ron Howard nos muestra a través de 16 conciertos, 90 ciudades y 16 países, en un resumen de dos horas en el que aparecen imágenes inéditas, testimonios de seguidores como Whoopi Goldberg o Sigourney Weaver y como conductores del documental Mr. Paul Mccartney y Mr. Ringo Star contándonos sus vivencias e impresiones.

No seré yo la que descubra ahora la beatlemania, por todos es conocida la fama mundial del grupo británico. Pero este documental da un paso más, mostrándonos la repercusión mundial que llegaron a tener, y el nacimiento del fenómeno fan que se creó alrededor de la banda. Cuando digo repercusión mundial, me refiero a la influencia que tuvo el grupo sobre temas en los que nadie se atrevió a pronunciarse hasta entonces o ir en contra del pensamiento general. Una exigencia del grupo, por ejemplo,  era que no hubiera distinción racial en sus conciertos, llegaron a conseguir que, en aquellos tiempos convulsos, aunque solo fuera por una hora, se olvidaran de los problemas y de los pensamientos que les separaban y, sin importar el color de piel, disfrutaran de la misma música, de su música.

A lo largo de este film, somos testigos de primera mano de cómo se creó, como lo vivieron los protagonistas y como la fama que los lanzó a ser lo que son ahora (y siempre)  The Beatles. Como todo en la vida no es de color de rosa, esta misma fama que les convirtió en nº1 mundial, acabó por desgastarles hasta decir basta en sus directors del 1966. Hasta, cuatro años después, en el 1970, que se subieron a lo alto de los estudios de Abbey Road, para cantar, por última vez en público.

Por si fuera poco el atractivo que tiene de por sí ir a ver un documental de los Beatles en pantalla grande, Abbey Road Studios nos regalaron la oportunidad única – ya que en los DVDs no se incluirán – de ver 30 minutos del concierto del Shea Stadium del año 1965, con imágenes restauradas a 4K y sonido remasterizado ¡Un lujazo! Si no lo has visto aún, ya no está en las salas de cine, se estrenó hace un mes y estuvo en cartelera 8 días. Pero bueno, aunque no sea en pantalla grande, mi humilde opinión es que lo veas.  Vale la pena, tanto para los amantes de los Beatles, de los documentales, de los biopics o de la música en general.

FOTO: thebeatleseightdaysaweek.com

AUTOR: Ana Gisbert