¿Es el rap el nuevo rock?


El surgimiento continuo de estrellas de rap y el declive de las de rock nos hace plantearnos: ¿ha habido un cambio de tornas?

A priori podríamos pensar que estamos ante una pregunta algo estúpida, ya que, en lo estrictamente musical al menos, ambos son géneros opuestos. Pero éste no es el momento para compararlos en términos musicales, sino en cuanto a la relevancia que alcanzan hoy en día en la industria musical y, a su vez, los artistas que han surgido tanto en el rap como en el rock en los últimos 10 años aproximadamente.

Vayamos atrás en el tiempo, a las décadas en las que los grupos de rock (en sentido amplio) lo monopolizaban todo: radio, televisión, revistas y recintos. Esas décadas de los cuales surgían personajes tan conocidos como Axl Rose, Joan Jett, Mick Jagger, Freddie Mercury, Iggy Pop o más recientemente Kurt Cobain. Podemos afirmar que la fama de la que gozaban era infinita, el rock se situaba de tú a tú con la conocida como música pop, género que, como su nombre bien indica, es popular, conocido por todos, y por lo tanto siempre está y va a estar ligado a números de ventas estratosféricos y millones de seguidores alrededor del mundo.

Dicho todo esto, varias interrogantes rondan mi cabeza, la primera es cual es el panorama actual de la música rock, y aún más importante, dónde se encuentran esas estrellas llamadas a relevar a las mencionadas anteriormente.

Y es en respuesta a ésta última cuestión cuando aparece el género o la música rap, que desde hace ya varios años -y un servidor se atrevería a decir que al menos una década-, ha ocupado ese slot hasta entonces perteneciente al rock en cuanto a ventas y notoriedad en el mercado musical y medios se refiere. El genuino y en ocasiones algo egocéntrico Kanye West aseguró hará ya al menos dos o tres años que “el rap es el nuevo rock & roll” y que “los raperos somos las nuevas estrellas de rock”. Dichas declaraciones generaron mucha polémica y le costaron numerosas críticas, pero analizando con tiempo y perspectiva sus palabras vemos que el artista nacido en Atlanta no iba tan desencaminado.

Si acudimos a las listas de ventas y echamos una rápida ojeada veremos que entre los quince álbumes más vendidos de 2015 se encuentran cuatro pertenecientes al rap, cinco si alargamos dicha búsqueda hasta el puesto #20. Pero, ¿dónde se encuentra el rock? Si incluimos a los californianos Fall Out Boy en dicho género únicamente habría una banda de rock entre las cuarenta primeras posiciones de ventas.

Otra vía para medir este cada vez mayor impacto del rap es Spotify, donde el artista más escuchado en el mundo es Drake, pudiendo observar  a su vez la enorme cantidad de oyentes mensuales y reproducciones de artistas del género tales como: Kendrick Lamar, Kanye West, Eminem, Nicki Minaj o J. Cole.

Drake, Kendrick Lamar y J. Cole
Los tres máximos referentes de la música rap en la actualidad (foto por @LindseyIndia vía scoopnest.com)

Pero el impacto no queda ahí, desde hace ya varios años artistas pop recurren a raperos/as para sus canciones. Ejemplos de ello los encontramos en  “Bad Blood”, “Work”, “Dark Horse” o en “Bang Bang”. Pero, ¿por qué? La respuesta obvia sería que  el rap “pega más” con la música que hacen los artistas pop que lo que lo hace la música rock. Pero ese no es el motivo, la razón por la que ya desde hace años existen este tipo de colaboraciones es porque la música rap es relevante y vende, mientras que el rock está completamente huérfano de referentes.

Uno trata de pensar rápidamente en referentes relativamente recientes de la música rock (en sentido amplio, una vez más) y vienen a la mente nombres como los de Alex Turner, Matt Bellamy, Dave Grohl o Julian Casablancas. Son los líderes de sus bandas, la gran mayoría de los mismos muy carismáticos, pero no tienen el peso ni la fama que podían alcanzar en su día otros grandes nombres en el género. La razón principal es porque ya no son de interés para los medios, salvo para aquellos especializados en dicho tipo de música. Ya no tratan de venderte el producto porque no hay nadie que pueda venderlo.

Lo más  curioso de todo es que de los nombres mencionados, el referente más actual es Alex Turner, cuya banda debutó aproximadamente en 2004-2005 por lo que estaríamos haciendo una pequeña trampa en esa comparativa mencionada al principio del artículo. Desde entonces no es que no haya surgido nada destacable en el panorama rock, sino que por motivos  de marketing y ventas, en mi opinión, este género se ha ido apagando paulatinamente, tanto en revistas como en televisión o Internet.

Y paralelamente a esto presenciamos el continuo ascenso de la música rap a nivel global, donde artistas aparecen de manera continua en shows de televisión y llenan estadios con una facilidad pasmosa. Prueba de ello es el artista conocido como Chance the Rapper, que sin ser necesariamente uno de los nombres más grandes del género, recientemente creó su propio festival denominado “Magnificient Coloring Day” consiguiendo un sold out –si bien acompañado de varios artistas- ante más de 50000 personas que abarrotaron el US Cellular Field de Chicago, Illinois.

En definitiva, que se han producido enormes cambios en la industria musical es innegable, pero lo que le deparará el futuro a géneros como el rock o el rap es algo que desconocemos a día de hoy, por lo que tocará esperar.

Chance The Rapper en el festival Magnificient Coloring Day
Instantánea de uno de los momentos estelares del concierto de Chance. (vía @NOLIS)