Rubik por Dentro: Doing the Harlem Shake


destacda post

Buenas noches guapos. Mi nombre es Pablo Barberá y cuando no estoy escribiendo esto soy Rubik Dude. Me han propuesto escribir un texto por semana gracias a mi facilidad para incendiar mi muro de Facebook con críticas a djs, fiestas, discotecas y el mundo de la electrónica en general. Con estos artículos que publicaré voy a intentar no faltarle el respeto a nadie porque todo el mundo merece respeto, no sus acciones, pero sí ellos.

No quería hacer un artículo de presentación pero es lo que toca. Así que aquí concluye la presentación. Para empezar el partido voy a empezar a tocar la bola suavemente, no voy a enfangarme ya. Ya habrá tiempo para los gritos. Empezamos con un tema fácil:

HARLEM SHAKE

Desde hace semana y media veo todo Facebook salpicado del Harlem Shake. El Nuevo Gangnam Style, el Nuevo OLA K ASE. Para los que viven en una burbuja y no saben lo que es, podéis ver el video al final del post. Gente haciendo el tonto mientras suena la canción homónima de Baauer.

Baauer es un productor de trap bastante conocido (para los amantes del trap) antes de la moda de los vídeos del Harlem Shake. El hecho de que algo explote por completo y en una semana todo el mundo se entere de qué es algo suele ser bastante perjudicial para el estilo en el sentido de la masificación. Gente que no tenía ni idea de qué era el Trap y hace 6 meses lo escuchaban y decían, “¿estos bombos y pitidos qué diablos son?” ahora se consideran “Trap Luvers” conociendo una sóla canción. Todo el globo puede asociar ese sonido característico a un tipo de vídeo estúpido que salpica nuestra pantalla a cada segundo.

Imagino que es algo inherente al ser humano el borreguismo de seguir la moda vaya por donde vaya, y dejarla de lado cuando creamos que es demasiado mainstream para nosotros.

Hace dos años le dabas a escuchar Dubstep a alguien y probablemente le mirabas a la cara y no se diferenciaba mucho de la que pondría si le estuvieras quemando las rodillas con un soplete. Seis Meses después seguramente sería él el que te pasara “Bangarang” y te dijera que era una maravilla, y otros seis meses después seguramente diría que Skrillex es un comercial y una mierda por ser famoso y sus temas ser conocidos, tirando por tierra todo lo que ha conseguido “el pelocho gafudo”. Con el trap pasará lo mismo, e imagino que con todos los estilos que surgen cada vez más efímeramente. Un freak extraño y solitario hace algo distinto a lo anterior. Otros freaks extraños y solitarios pero menos creativos que el anterior lo descubren y se vuelven unos locos sobre el tema. Poco a poco se extiende y Madonna, Muse, Cypress Hill y Korn acaban grabando un disco que antes podía considerarse ruidos infernales.

Así que sólo me queda pensar que el trap va a explotar como lo hizo el dubstep y todos acabaremos hartos. Y cuando lo más moderno y cool sea odiarlo saldrá otro sonido para los más avanzados.

Me gustaría terminar este artículo diciendo que Major Lazer va a sacar disco en pocas horas. Y avisando de que me gusta muchísimo beber agua fría durante todo el año a pesar del frío.

Un beso.