Rubik por dentro: El resurgimiento de la House


disclosure_rubik_cabecera

Buenas tardes señores del Don Perignon. Escribo esto desde un barco de siglo XIX que descansa sobre la costa de Kuala Lumpur. Estoy de viaje muy agusto, pero a pesar de eso no ceso en mi obligación de escribir estas cada día más horribles líneas.

Es coña, no estoy en Kuala Lumpur… ¿Quién quiere Malasia pudiendo tener Caribe?

Hoy vengo a hablar de una cosa llamada House de la que como en todo en esta vida no soy experto ni lo pretendo ser. Intentaré no hacer ninguna broma en referencia al Doctor Gregory, ya olería mal y aquí estamos serios y bien vestidos para charlar y discutir sobre música, no para tontear.

Desde hace un tiempo estoy viendo conversiones de Djs de géneros becerristas y guarrotes, (véase Dubstep (y divisiones), electro o Drum & Bass) hacia el fresco House veraniego de dinámicos hi hats y basslines divertidas. Es un hecho que no se puede negar que a lo largo de la geografía española y sobre todo en Madrid según tengo entendido, los promotores que han estado apostando por el becerreo y la guarrería han acabado un poco cansados de llenar la sala con jóvenes de entre diecisiete y veintidós años y no rentabilizarlo, mientras que a la hora de programar estilo más “maduros” como pueden ser el House, el Techno, o el Tech House el público mayoritario suele ser más avanzado en años y más recargado de bolsillos. Además la ganancia puede ser doble si además de la sala de noche eres poseedor de un After, y triple si eres tú el que vende el droguero.

Muchos cambios en la moda vienen precedidos de un cambio en el gusto colectivo.

A pesar de lo que piensan los más terroristas, muchos cambios en la moda vienen precedidos de un cambio en el gusto colectivo, de un hartazgo general o de una imperiosa necesidad latente en mentes distintas. Así que en ningún momento estoy diciendo que esto sea una nueva moda, aunque si nuestro método es científico y por lo tanto tomamos la empiria como fuente de conocimiento, es fácil llegar a la conclusión de que en breve así lo será.

Hace un año aproximádamente, dos caballeros (me aventuro a nombrarlos así) bastante conocidos en la escena valenciana por su visual presencia, con máscaras dentudas y por la zapatilla que metían me dijeron que habían dejado todo el rollo del guarreo, que la escena estaba ya sobrecargada y que para pinchar lo mismo que todos preferían no pinchar. Guardaron las máscaras, se calmaron y volvieron a sus orígenes, pero dándole un giro de tuerca y sin hacer “garruladas italianas”. Me dijeron que dentro de un año todos iban a empezar a pinchar lo que ellos estaban haciendo, futuretechno y nuhouse. A mí me hizo mucha gracia, en pleno auge del fenómeno Skrillex y con Internet Friends sonando casi de cabecera de la Cocina de Arguiñano, mi mente no podía imaginar como las máscaras les habían oprimido tanto el cerebro.

Estos jóvenes eran We Are Not Drunk, también conocidos como WAND, también conocidos como Thousand Adversities (su último proyecto), también conocidos como “El Sierras” y “Jave”.

Varios meses más tarde, en una de las Drop Club (unas fiestas bien cachondas que programábamos gente muy guapa) unos de los Djs que vinieron a la fiesta, en principio a pinchar Moombah, Electro y Trap nos sorprendieron a todos pinchando un género que hizo que la gente, después de haber zapatilleado durante un buen rato, cambiase sus rostros de saltar y empujar, por caras pensativas y taciturnas, caras de hacer la declaración de la renta.

Ninguno de los programadores estábamos entendiendo nada. ¿Qué diablos eran esos sonidos a 126 bpm’s con líneas de bajo tan poco de Monster y tan de Té? Estos chicos nos contestaron que su enviado a Londres les estaba mandando unas directrices concretas sobre nuevos estilos que petaban a muerte y con los que había que familiarizarse, comenzaba aquí nuestra relación con el UK HOUSE, el ALMACÉN (más conocido como GARAGE) y la elegancia por encima de la magra violenta.

Estos señoritos eran Swag Nites, también conocidos como Tino/Toni/Dosis/Esetíoguapo, Charlie/Carlos/Alandí y Manu/Manu/Manu, además del enviado a tierras británicas Bora/Bara/Bere (Muy fácil este chiste Gandiashorense).

Por el momento todo quedó en simples anécdotas, los influjos musicales seguían su curso, avanzando los Gessas y Brodins, quedándose atrás los Drivepilot y oscuros electrodos. A través de las Boilers descubrí que uno de los paradigmas del Dubstep culto, Skream, estaba pinchando House y me sorprendió bastante, ya que no veía nexo de unión entre ambos estilos y en mi cúbica almendra no cabía la posibilidad de que alguien Top de uno se pudiera convertir en Top del otro.

El tema que estaba sonando era White Noise y me aventuré a opinar que era un pepino brutal.

Y es en este momento de no saber muy bien por dónde van a ir los tiros cuando, de camino a Benidorm en una Voyager comenzó a sonar un tema cuya fresquísima melodía hizo que mojase los pantalones (iba bebiendo agua con el coche en movimiento y el sobresalto de la grata sorpresa hizo que derramase la botella encima mía). El tema que estaba sonando era White Noise, de Disclosure y Aluna George. No pude aguantarme y me aventuré a opinar que era un pepino brutal, cosa que hago con pocos temas, y menos si son de géneros de los que no tengo ni idea. Resulta que la susodicha canción ocupaba el segundo puesto en las listas de éxitos británicas. Este hecho hizo también que odiase a mi país por permitir que Juan Magán, Pitbull, Cali & El Dandee o Melendi se elevasen como Números 1 españoles.

Me di cuenta que a través de un streaming de “Jave Wand” había descubierto a Disclosure, con su tema Latch, que ya me había puesto la cabeza del revés desde el primer momento. Y es que estos dos caballeros parece que están revolucionando el mundo, haciendo que los mismos que hace año y cuatro meses compartían en sus muros Bangarang ahora estén con las bragas húmedas por pensar que mañana 4 de junio sale Settle, su nuevo disco.

Pero es aquí donde me surge la siguiente pregunta con la que quiero cerrar esto…

¿Dentro de año y cuatro meses todos los que han descubierto este género a través de ellos renegarán de los británicos igual que los que reniegan de Skrillex tras descubrir el Dubstep gracias a él, alegando que son comerciales por llevar al pop géneros a priori undergrounds?

Kisses, From Rubik Dude.

https://www.facebook.com/Rubik.Dude