Según Spotify, el Reggaeton es el estilo musical más escuchado en España


Según la archiconocida plataforma streaming de escucha musical Spotify, el género más escuchado por los españoles es nada más y nada menos que el Reggaeton. ¿Extrañados? Seguro que no.

La cultura inculcada por ciertos canales de televisión (no vamos a decir cual, porque lo sabéis de sobra), unido a la publicidad basura que se hace en otras tantas radios nacionales (¿para qué dar nombres?) han ido creando desde hace años un culto a este tipo de “música” que no deja de ser otra cosa que un inepto/inepta cantando sin voz ni talento letras tan vulgares que hacen daño al oído. Y todo ello bajo una productora que básicamente busca forrarse a costa de sus oyentes a sabiendas de que lo que realizan es pura basura.

Pero, sigamos. Juan Magan es el intérprete con mas reproducciones en la plataforma junto a su canción “Si no te quisiera”, saliendo victoriosa de manera absoluta en un total de 15 comunidades autónomas. En las dos restantes es el estadounidense Pitbull el que se lleva la palma con “Time of our lives”

A estos dos, le siguen otras “estrellas musicales” como Don OmarJ. Balvin, y Romeo Santos, profetas de letras barriobajeras y claramente sexistas en su totalidad, carentes de sentido y con maravillosas frases como “Dale, cuchi-cuchi, que esta noche es de lujuria “ o “pégala, acorrálala, pégala” que desembocan en una melodía repetitiva, ordinaria y poco elaborada. Por no hablar de la distorsiones vocales que sufren los “cantantes” para poder presentarse un poco decentes ante la pista de audio (véase Kiko Rivera o cualquier otro).

Me parece que no iremos muy bien encaminados (musicalmente hablando) cuando la visionaria Ylenia nos alumbre con su chorro de voz en “Pégate” o el todopoderoso DJ y dios de la música electrónica Kiko Rivera se encuentren entre los artistas más escuchados en las principales listas de éxito del país.

Una pena que en este país se aprecie un estilo carente de sentido en el mundo musical en la mayoría de casos, y que sólo haga más que confirmar regla con noticias y datos como los que acabamos de dar. Paremos de escuchar un estilo que nada más que hace rebajar la profesión de músico a límites insospechados con sus ridículas y denigrantes letras, sus voces digitalmente alteradas y sus poco elaboradas canciones.

Foto: Daily Motion