Veinticuatro días para emocionarnos, veinticuatro días para Viña Rock


Veinticuatro días para emocionarnos. Veinticuatro días para cantar. Veinticuatro días para no parar de bailar. Veinticuatro días para volar. Veinticuatro días para imaginar. Veinticuatro días para soñar. Veinticinco días para evadirnos.

Sí, así es, quedan tan sólo veinticuatro días para otra edición más del mejor festival de música rock del momento, el Viña Rock. Pero como todo ‘buen viñarockero’ sabe, el Viña Rock no empieza cuando toca la primera banda del festival, no, todos sabemos que el Viña Rock es mucho más que todos los conciertos que vas a vivir y disfrutar en Villarrobledo.

El festival de verdad empieza con cada confirmación, cuando son las 12.00 P.M de un lunes cualquiera y estás pendiente de todas las redes sociales, estés donde estés (aunque estés trabajando), y vives cada confirmación como si fuera la última, emocionándote si es tu grupo favorito o cabreándote cuando todavía no lo han confirmado, pero sonríes de cara a la pantalla diciendo: ‘’en las próximas confirmaciones lo hará…’’ y sí,  esto es así.

¿Quién no se ha cabreado con las confirmaciones? ¿Quién no se ha emocionado? ¿Quién no ha estado pegado 10 minutos antes mirando Twitter, refrescando la página por si se adelantan? Porque nosotros lo hacemos, y sabemos que tú también lo haces.

El Viña Rock empieza con los preparativos, incluso semanas antes ya estás dándole vueltas a todo lo que te tienes que llevar. Y te haces una lista, que luego ni mirarás porque seguramente, acabarás haciendo la maleta a última hora. Pero tu cabeza se queda más tranquila, diciéndote: ‘’Así, seguro que no se me olvida nada’’.

El Viña Rock empieza cuando el coche está a punto de reventar porque has metido: la nevera, el saco de dormir, ese colchón hinchable, la tienda de campaña, las botas de montaña, el sombrero de paja festivalero… y el ‘’por si acaso’. La verdad, se convierte una odisea poder entrar en él, un tetris para poder sentarte en el asiento y que no se caiga nada.

El Viña Rock empieza con los conciertos en el coche. Sí, así es, ¿quién no tiene el disco ya preparado para el largo camino hasta el festival? La verdad, es que son de los mejores conciertos que vivirás porque la emoción de estar llegando y tu grupo favorito sonando por todo el coche, te harán viajar antes de hora hasta el festival.

El Viña Rock ya ha empezado para todos los ‘viñarockeros’, y nos morimos de ganas por estar ya allí. Pero tranquilos, que ya estamos con tan sólo un pie en Villarrobledo, y las ganas que tenemos, nos harán emocionarnos todavía más.

Os dejamos el aftermovie para que empieces a soñar ya.

Y si eres de los pocos que todavía no tienen su entrada, ya estás tardando. Sácatela aquí, de verdad, que no te decepcionará.

¡EN VEINTICUATRO DÍAS NOS VEMOS!

Foto: Luis Crown