¿Viña Freestyle?


Hace ya un par de años, escribí un artículo para Un Festival por Dentro que dio mucho que hablar. El tema estaba en el aire, las distintas opiniones acerca del cartel de hip-hop de Viña Rock 2014 hacían que tanto los foros musicales como las redes sociales echaran humo, por lo que me decidí a escribir mi opinión titulando el artículo ¿Viñarap?. Así es como el sector más clásico de asistentes al festival denominaba la situación que se vivía. No me extenderé más en esta cuestión, el que quiera puede leer el artículo si tiene curiosidad.

Ahora que se ha pasado esa fiebre hacia el rap en el Viña Rock, aprovecharé para hacer otro artículo dedicado al panorama hip-hop dentro del festival de Villarrobledo. Y es que han dado mucho que hablar dentro del círculo del rap las confirmaciones de este año, ya que la gran mayoría de ganadores de las últimas batallas de gallos estarán presentes en los escenarios de este Viña Rock 2016. Yo no es que sea muy partidario de este estilo del hip-hop, prefiero letras elaboradas a lo largo del tiempo así como las instrumentales, edición etc, pero para gustos los colores: toda esta gente tiene mucho ingenio a la hora de rimar e improvisar y sin duda tienen muchísimo talento. ¿Cuál es el problema entonces? Personalmente, creo que para entrar al Viña Rock a cantar tienes que tener talento sí o sí –cosa que no les falta a nadie que haya visto en el cartel-, pero además de eso creo que tienes que tener un show definido y un repertorio de canciones bastante amplio, por lo que creo que hay muchos grupos que podrían aportar más que estos chicos que lo que realmente se les da bien es la improvisación.

No estoy diciendo que hagan malas canciones, sino que en lo que realmente sobresalen es en su disciplina, la del freestyle, y creo que hay muchas personas que en los últimos años se están ganando a pulso entrar en este festival con tanta repercusión a nivel nacional por sus últimos trabajos, ¿Tiene algo que ver el hecho de que la multinacional Red Bull cada vez tenga más peso dentro del panorama musical patrio? ¿Es verdad que últimamente, como dice mi colega Moly Maker –que ha crecido haciendo freestyles, pero también está siendo crítico con este tema por las mismas razones que estoy esgrimiendo-, el círculo se está cerrando cada vez más por marcas de este estilo que se entrometen en una cultura tan urbana y underground como es el hip-hop?

Repito; no estoy diciendo que los freestylers que van a Villarrobledo no tengan talento -que lo tienen a raudales- sino que creo que en lo que sobresalen que es la improvisación y por lo tanto deberían ser fichados todos los años por festivales como Hipnotik que apuestan por esta fórmula, pero en mi humilde opinión, creo que no hace falta haber ganado un concurso organizado por una marca potente para poder tocar en un festival como es el Viña Rock. Pocos raperos de nueva hornada podemos ver en este cartel (Foyone sin duda es el que más me ganas tengo de ver) por lo que creo que Viña Rock debería volver a tener ese espíritu underground de los grupos de antaño.

Hay un rumor en torno a este hecho que comentamos, y es que en esta edición del Viña se harán las semifinales de la Red Bull Battle… Personalmente creo que cada cosa tiene su lugar y creo que los que vamos al Viña vamos a ver conciertos y actuaciones de los grupos que seguimos, no creo que sea bueno ni para el público ni para el festival que metieran con calzador en el cartel de 2016 la semifinal de un concurso organizado por una gran multinacional. De todas formas, solo nos queda esperar a mayo para poder comprobar si esto será así. Porque independientemente de lo que pase, tengo cuatro días en rojo en el calendario reservados todos los años, y estos días corresponden a la celebración del mayor festival de arte nativo de España. Ya está llegando febrero, el sol de invierno calienta cada día más y cada día anochece más tarde… ¡Cada día queda menos para vernos por las viñas gente! ¿Cómo estáis llevando la espera? 😉

Foto: Comparte Música