Crónica de Jungle en Barcelona


Fueron una de las revelaciones del Primavera Club 2014, y unos meses más tarde consiguieron llenar el Ray-Ban Stage del Primavera Sound, cautivando a todos los allí presentes. Si Jungle han conseguido colocarse en la cima del panorama musical internacional con tan solo un álbum, es debido a su propuesta fresca, distinta y sobre todo, con mucho flow.

El sold out anunciado un par de días antes de su concierto en Barcelona ya nos indicaba que había muchas ganas de volver a presenciarlos en directo en la Ciudad Condal.

Fue un concierto sublime. A pesar del riesgo que corrieron al dedicar más de un tercio del setlist a piezas de su segundo álbum –que todavía no ha sido publicado–, su apuesta resultó ser de lo más efectiva, y es que el público se mostró muy entregado, y parecía que llevaban tiempo deseando escuchar nuevo material de la banda liderada por Tom McFarland y Josh Lloyd-Watson.

Crónica Jungle Barcelona

La verdad es que los nuevos temas me sorprendieron por su eclecticidad: desde una “House In L.A.” pausada con la que decidieron abrir el concierto, hasta una “Give Over” con toques de trap, pasando por una “Beat 54” de lo más ochentera. Me dio la sensación que “Happy Man” intentaba imitar un poco la esencia de su mítica “Busy Earnin'”, y también sonó una pieza llamada “Cherry”. ¡El nuevo disco promete!

A lo largo del resto de la velada pudimos disfrutar de canciones como “Platoon” o “The Heat”, que sonaron en la fase inicial del concierto; hacia la mitad “Julia” se convirtió en uno de los momentos más celebrados, y en la recta final llegó la esperada “Busy Earnin'”, en la que el público lo dio todo cantando, saltando y bailando. Por fortuna, a pesar de que parecía que el concierto se había terminado, los siete miembros del grupo volvieron a subirse al escenario para deleitarnos con una última canción: una “Time” que alargaron notablemente y que les valió para terminar el concierto por todo lo alto.

Crónica Jungle Barcelona

Aquello había sido una auténtica pista de baile, en la que en vez de contar con un DJ en el escenario, estaban Tom y Josh acompañados de dos percusionistas, dos coristas y un guitarrista/bajista ofreciéndonos una interpretación excelente: fue un auténtico lujazo. Ojalá pudiésemos movernos a ritmo de Jungle cada fin de semana.

Cabe decir que me sorprendió lo agradecidos y humildes que se mostraron, llegándonos a confesar que les hacía mucha ilusión poder probar nuevo material en la que consideran que es una de las mejores ciudades del mundo.

Crónica Jungle Barcelona

Personalmente considero que el concierto ofrecido por Jungle en Barcelona fue un regalo. Poder presenciar a un grupo de esta talla en una sala como Razz 2 es un auténtico privilegio, y más teniendo en cuenta que han actuado en los principales escenarios de los festivales más importantes del mundo, como Coachella o Glastonbury. Además, el hecho de tener la ocasión de escuchar temas inéditos también fue un puntazo.

Estamos deseando descubrir ya el nuevo álbum de los británicos, y ojalá se vuelvan a dejar ver pronto por la Península. Quién sabe si serán uno de los nombres del Primavera Sound 2017, aunque teniendo en cuenta el énfasis electrónico al que apunta el nuevo disco, quizás participen en el 25º aniversario del Sónar…

Crónica Jungle Barcelona