Edward the head, Eddie para los amigos


Edward2

Por las calles del East End de Londres a finales de los años setenta, deambulaba un joven adolescente o más bien una joven cabeza arrastrándose y rodando por los callejones como un balón de rugby, de vez en cuando encontraba un trozo de pollo rebozado en las puertas de los chiken and chips al pobre desgraciado le trataban mal, lo estampaban contra los escaparates, le arrancaban el pelo, era odiado por todos y cada uno de los protocolarios hombres con traje y corbata. La sucia chola se bebía los charcos de cerveza que le dejaban sus futuros amigos de pelo largo y chupa de cuero en la puerta de los off license. Iba de aquí para allá huyendo de los engendros de la noche y un día…

Londres, 1 de mayo de 1976. Nuestra cabeza vagabunda se encontraba en la boca de la gente en la puerta del St. Nicks Hall de Poplar y fue inesperadamente acogido por unos asombrosos entes con una larga melena, nada más que los espectaculares Iron Maiden. Los miembros de esta hermandad, escucharon un horrible chiste  -supongo que gracioso para los ingleses-, que merodeaba por el barrio del Est End, la ridícula ocurrencia decía así: “Una mujer tuvo un hijo que sólo tenía cabeza; el médico le dijo a la madre que no se preocupara, que en cuestión de unos años conseguiría un cuerpo. Cinco años más tarde, el día del cumpleaños del niño, entró su padre en la habitación donde estaba Eddie y le dijo: “Hijo, hoy es un día muy importante y te traigo un regalo”. Eddie contestó: “¡Oh no, no me digas que es otro sombrero!”.

El manager de los maiden, Dave Beasly, apodado Dave “lights” porque era un aficionado a emplear las cosas “de andar por casa” para crear el decorado para los conciertos de su banda: trozos de electrodomésticos, macetas, luces, pólvora. Se hizo con una máscara en una facultad de Bellas artes y junto con una bomba de un acuario engendró la futura mascota más conocida y emblemática de la historia del rock y tal vez de la música, cuyo nombre se lo atribuyó el chiste malo antes citado: Edward the Head, Eddie para los amigos.

Eddie, ha salido en todas las portadas de Iron Maden, para mí, la mejor banda de heavy metal hasta el momento, sobre todo, sus  dos primeros LPs. En el single Running Free hizo su primera aparición, salía su cuerpo en la oscuridad.

En el mítico y primer álbum Iron Maiden apareció, por vez primera, su rostro.

Entre las portadas más conflictivas encontramos la censurada carátula del single Sanctuary en que Eddie apuñalaba a la dama de hierro, Margaret Thatcher.

Para finalizar esta breve explicación del surgimiento de la criatura Maiden, os voy a dejar una de las canciones que más me fascinan de esta longeva banda: