El llamado ‘Death Rock’ de Super Heroines


Super-heroines-2

Hoy nos ponemos un traje especial de color negro y descendemos por las escaleras de lo oscuro, rompiendo la corteza terrestre, en las profundidades del manto.

Con esta vestimenta podremos visitar dos lugares, uno de ellos situado en Meard Street en el barrio del Soho, Londres: Donde suelen estar bailando un grupo de jóvenes pseudo-vampiros bebiendo brebajes negros de cebada en un bar llamado The Batcave. El otro sitio que hemos de cumplimentar con nuestro look de hoy, se encuentra al otro lado del charco, en California, concretamente en Los Ángeles, cuna de la banda que recordaremos hoy. Los batcavers, fueron una pandilla de siniestros amantes de lo inhóspito, engendraron muy buena música a principios de los 80, fundaron una subcultura gótica dentro del After Punk, palpando y manoseando sus instrumentos consiguieron parir uno de mis géneros musicales favoritos.

Este estilo musical, no es más que una aleación de Punk Rock con Post Punk, todos ellos en su faceta musical más tenebrosa, el llamado Death Rock. Un subgénero potente, terrorífico y  seguramente anti-misógino.

La banda que presentaré a continuación, formó parte de esta corriente cultural y pese a que no son muy conocidos en la actualidad, no han de caer en el olvido…

Se hacían llamar Super Heroines, nacen de un intento de serenar el primer proyecto de su vocalista, Speed Queens, grupo famoso por tomarse más enserio las fiestas a las que eran invitadas que la música en sí. Las súper heroínas inicialmente consistían en un trío formado por Del Mar Richardson a la batería, Sandra Ross al bajo y la lóbrega pérfida: Eva O (actual vocalista de Christian Death 1334) tocando la guitarra y cantando.

Esta banda secuestró el rock gótico con el fin de aportarle toques punkys y heavies, no duraron demasiado tiempo puesto que únicamente consiguieron lanzar tres LP’s durante su efímera vida, sus dos primeros talismanes sonoros los sacaron a la luz gracias a la marca Bemisbrain Records de la que me gustaría descatar el EP Playing On the Dark Keys (1982) de la banda Mnemonic Devices.

El primer 12 pulgadas de Super Heroines como su título indica Cry For Help (1982) tiene un sonido más infamante que el resto de álbumes, posee ritmos relativamente lentos pero misteriosamente penetrantes.

Un año más tarde, durante la grabación de su segundo LP Souls That Save (1983), Eva O, decidió cambiar de baterista a mitad de la grabación, y esta fue una de las particularidades más relevantes de este vinilo, cada cara del disco estaba interpretada por un baterista diferente, lo que le aporta un toque más peculiar e interesante a este fetiche.

En la cara A escuchamos a China (más tarde baterista de Eva O en su álbum rememorativo Past Time (1993) ) y en la otra cara del disco al batería Steve Darrow.

Tras esto, nuestra lóbrega pérfida se juntó con el más tarde bajista de la banda de indie rock, Hole, con la teclista y flautista Tish Luca y con las bateristas/percusionistas Cathy Falanga y Diana; para engendrar el último álbum del grupo -personalmente mi preferido, titulado Love and Pain. Este LP no salió a la luz hasta 15 años después, en 1993.

En definitiva, debe haber quedado claro que el espíritu de Super Heroines fue Eva O, una batcaver americana con una voz grave e infernal. Espero que la canción que posiblemente escuchéis a continuación, no sea la única y que os introduzcáis en el lado oscuro de la música.