Entrevista a Flyte, cuyas armonías te cautivarán


Hace un par de semanas tuvimos la oportunidad de conversar con los miembros de Flyte. un cuarteto londinense cuyas armonías a cuatro voces han logrado comparaciones con los mismos Beatles. No obstante, no quieren devenir una imitación, sino que su voluntad es la de elaborar una música atemporal, con un toque moderno.

Ellos son Will Taylor (voz principal y guitarra), Sam Berridge (guitarra, teclado y coros), Jon Supran (batería y coros) y Nicolas Hill (bajo y coros), y el pasado mes de agosto publicaron The Loved Ones, su primer álbum de estudio.

Su primera actuación en la Península tuvo lugar en el festival Foramuralla, y los que tuvimos la oportunidad de presenciarlos allí, nos quedamos atónitos –podéis leer la crónica del concierto de Flyte AQUÍ–. Si siguen por este camino, estos chicos llegarán muy lejos. ¡Permaneced atentos!

Empezaré con una pregunta bastante típica: ¿cómo describiríais vuestra música?

Sam: Hm… Posiblemente es la pregunta más difícil que podrías hacernos. [risas]

Will: No se nos ha dado bien contestarla en Inglaterra… Intentamos hacer que nuestra música sea atemporal. Probablemente hace referencia a nuestras influencias, que quizás son artistas más antiguos, pero a su vez está enraizada en un sentimiento más moderno. También es muy armoniosa, cantamos los cuatro a la vez. Pero a parte de eso, pienso que es difícil de describir. Presenta influencia de artistas como los Beatles, pero como decimos también presenta algo más moderno. Intentamos confundir a la gente tanto como podemos.

Precisamente os quería preguntar más adelante sobre los Beatles. ¿Cómo os sentís cuando os comparan con ellos?

Sam: ¡Es un cumplido!

Will: Son la mejor banda de todos los tiempos. Somos grandes fans de los Beatles

Nick: Creo que no intentamos sonar como los Beatles, sino que cogemos trucos de ellos para crear algo original, y probablemente su influencia aparece.

Will: No se puede evitar si escuchas a una banda como ellos, que han sido el pilar fundamental de tu amor por la música. Pero yendo más allá, considero que contamos con un amplio y ecléctico conjunto de gustos musicales, de manera que no son solo los Beatles. Creo que también la similitud llega porque también cantamos los cuatro, y todos escribimos. También nos comparan con Fleet Foxes, Grizzly Bear, a lo mejor Beach Boys…

¿Qué queréis transmitir con vuestras canciones?

Will: Creo que hay muchas historias que queremos contar, de la vida real, y también nos gusta que la gente escuche algo basado en la literatura, de manera que cuando escuchas el álbum parece que estás leyendo un libro, para que la gente se comprometa con las palabras y las historias…

Will, cuando te topaste con Sam actuando en el metro de Londres, ¿cómo te diste cuenta de que él era LA persona que faltaba en Flyte?

Will: Bueno, simplemente necesitábamos a alguien. [risas] Tenía que hacerlo, no teníamos otra opción.

Pero es una historia bonita…

Will: Sí, muy bonita, te contaré un poco más. De hecho, lo había visto actuar el día antes en el metro y pensé que se trataba de un cantante maravilloso que había escogido muy bien las canciones que estaba cantando, pero no pensaba que él iba a querer unirse, ya que buscábamos un teclista y cantante adicional. No obstante, el día siguiente mi hermano, que también es músico, me vio y me dijo: “acabo de ver en el metro al mejor cantante que ha existido nunca”. Se trataba de una gran casualidad ya que hay muchos músicos en el metro, de manera que pensé: “tengo que ir y conseguir que se una a mi grupo antes de que lo haga mi hermano”?

…el día siguiente mi hermano, que también es músico, me vio y me dijo: “acabo de ver en el metro al mejor cantante que ha existido nunca”.

Probablemente esto fue sobre el 2012 o el 2013, cuando empezasteis como grupo. Teniendo en cuenta que vuestro primer álbum ha sido publicado este 2017, ¿creéis que el hecho de ir paso a paso, sin ninguna prisa, ha sido clave para vuestro éxito?

Will: Sí, eso creo.

Sam: Yo pienso que publicar el primer álbum 4 años después de empezar como grupo es algo bastante normal. Lo que pasa es que firmamos contrato bastante temprano y publicamos cosillas temprano también.

Jon: De hecho, se puede decir que todavía nos encontrábamos en nuestra “infancia” cuando firmamos para publicar el disco. Pienso que necesitábamos este tiempo para crecer y empezar a entender nuestro propio sonido también, hasta que hicimos el álbum no teníamos ni idea de cómo sería o cómo iba a soñar, no fuimos hacia ninguna dirección, necesitábamos ese tiempo.

Durante estos cuatro años, ¿hubo algún momento en el que sintierais que a lo mejor el proyecto no saldría adelante?

Will: Por supuesto, aunque tan solo a nivel creativo. A veces dudas de lo que estás haciendo, creo que a todo el mundo le pasa igual. También nos pasa ahora. Pero realmente no sentimos miedo al fracaso en términos de nuestra carrera, simplemente estamos haciendo música, que es lo que nos gusta, y por eso pienso que necesitamos esos cuatro años para entender quiénes éramos y descubrir qué nos hacía felices. Tan solo teníamos que hacer eso delante de todo el mundo. Mucha gente normalmente hace eso en secreto a puerta cerrada.

¿Consideráis que sois extremadamente perfeccionistas?

Will: Diría que sí.

Jon: Puede ser bastante limitante a veces el hecho de ser muy perfeccionista…

Will: Si eres muy controlador y no dejas que todo fluya… Tampoco es que seamos demasiado perfeccionistas, hemos conseguido sacar un disco.

Jon: Pero nos ha costado mucho tiempo.

Will: Pero no pensamos que sea perfecto.

A veces dudas de lo que estás haciendo, creo que a todo el mundo le pasa igual. También nos pasa ahora.

Fuisteis teloneros de Bombay Bicycle Tour. ¿Tenéis alguna anécdota sobre esos días?

Will: Sí, por supuesto. En ese momento ellos estaban en su punto álgido, acaban de publicar su último álbum de hecho, y fue un poco su tour de despedida, de manera que fue increíble poder formar parte de eso. Era curioso que ellos acababan pero nosotros justo habíamos empezado, y estábamos deseando crecer, de manera que aprendimos mucho acerca de cómo hacían las cosas. Se podría decir que era nuestro primer tour, así que también estábamos aprendiendo cómo no terminar destrozados cada noche.

Sam: ¿Tenemos alguna anécdota de ese tour?

Will: Ah sí, había un hombre llamado Gaby que nos encontramos dormido en medio del pasillo del hotel, eso fue muy gracioso, tenemos vídeos de aquello, jugamos con él.

¿Cómo fue el proceso de grabación de vuestro álbum? Lo llevasteis a cabo en Australia, ¿verdad? ¿Creéis que este país influenció el resultado final?

Sam: ¡Espero que no! [risas]

Will: Bueno, intentamos traer todo lo que pudimos desde Inglaterra ya hecho, las canciones ya estaban compuestas. Queríamos aislarnos, tener espacio y libertad, de manera que el estudio estaba en medio de la nada, en Nueva Escocia del Sur, donde pudimos centrarnos ininterrumpidamente en la grabación del álbum.

Sam: Allí tienen una cerveza que se llama Victoria Bitter, y tuvo una influencia bastante importante en el proceso. [risas] Probablemente se trata de la influencia australiana más grande, ya que el productor es canadiense, pero vive en Australia.

Will: Fueron seis semanas de trabajo muy muy duro, pero también hubo bastante bebida, y un clima extremo: muy muy caluroso, o con lluvia torrencial. También granizó. Había serpientes letales en la habitación, arañas en el lavabo, ciervos gigantes… Ciertamente, fue bastante intenso.

Por cierto, he escuchado que estuvisteis por Barcelona grabando material para vuestros videoclips…

Will: Este año hemos ido dos veces a Barcelona para hacer dos videoclips: uno de ellos ya lo publicamos, el de “Cathy Come Home”, fue grabado en el velódromo y en el laberinto d’Horta, y unos meses más tarde volvimos para grabar el vídeo de “Faithless”. Este último lo grabamos en un estudio cinematográfico de la ciudad, inspirado en la película Hi-Fi “Holy Mountain”, y otra parte del videoclip en un desierto.

¿Cuáles son los planes de futuro de Flyte?

Will: Hmmm… Continuar con el segundo álbum, continuar vivos…

¿Tenéis ya algunas canciones nuevas?

Will: Sí, de hecho hablaremos sobre esto con el chico que nos produjo el disco, que vendrá a Londres a un concierto nuestro, pero todavía es muy temprano, y también creemos que ahora toca sentirnos libres e inspirarnos, despu és de viajar tanto por Europa…

Nos gustaría también asentar nuestra relación con España, nos gustaría encontrar nuestra casa aquí, nuestra gente.

¿Hay algo que siempre hayáis querido hacer, pero no hayáis encontrado la oportunidad todavía?

Jon: Me gustaría saltar desde un avión algún día.

Will: Eh, yo también quiero saltar desde un avión.

Jon: Ir al espacio.

Will: Eso sí que sería guay. Hacer un concierto en el espacio. Nos gustaría también asentar nuestra relación con España, nos gustaría encontrar nuestra casa aquí, nuestra gente.

Si tuvierais que escoger algún ámbito profesional que no fuese la música, ¿qué escogeríais?

Will: Me gustaría dedicarme al cine, escribir y dirigir películas.

Jon: Siempre he querido ser piloto.

Sam: Algo que implicara trabajar fuera todo el tiempo… Un granjero, eso es.

Nick: Periodista crítico, me gusta escribir.

Will: Creo que es bueno que en realidad estemos en este grupo y no desempeñando estos oficios… [risas]

¿Soléis ir de festival?

Will: Sí, en el sentido que nos pasamos el verano actuando en festivales. Algo encantador de Inglaterra es que tiene una tradición festivalera muy importante. Piensas en Glastonbury, Reading & Leeds, pero hay muchísimos más, parece que haya centenares.

Nick: Hay demasiados, no necesitamos tantos.

Will: Cuando empieza el verano puedes hacer tres festivales cada fin de semana en distintas partes del país, durante todo el verano. Algunos de los festivales que más no han gustado son “Green Man”, otro llamado “Latitude”, “Secret Garden Party”, “End Of The Road”.

Ya para terminar, ¿qué pensáis sobre “Flyte, la lámpara que levita”? (al buscar la palabra “Flyte” en Google lo primero que te aparece es la página de una empresa que ha creado una lámpara levitante llamada Flyte)

Nick: ¡Oh, no! [risas]

Sam: Yo quiero comprarme una.

Will: Un amigo de Jon se hizo una camiseta con nuestro nombre y puso una lámpara levitando, fue bastante gracioso. “Si no los podemos vencer, deberíamos unirnos a ellos”. De hecho, nosotros pusimos el nombre primero. “Estamos en contra de las lámparas que levitan”.

Imagen destacada: Página Facebook Flyte