Jaime Castañosa, fundador: “Hemos tenido un 99% de satisfacción con la versión beta de FanPass”


Párate a pensar. ¿Cuántos conciertos te has perdido a lo largo de tu vida porque… no te habías enterado de que la banda en cuestión tocaba en tu ciudad, no tenías compañía o el coste de la entrada se salía de tu presupuesto? ¿Decenas? ¿Aún se te hace un nudo en el estómago cuando recuerdas esa actuación de tu grupo favorito a la que no fuiste?

A la espera de que el 21 de octubre Marty McFly y Doc vengan en su Delorean para salvarnos a todos y cambiar el pasado y el futuro, para los melómanos se presenta FanPass, una tarifa plana con la que no volverás a perderte ninguno de los conciertos que te interesan (y sin dejarte los cuartos, ¡que tampoco está nada mal!). El pasado junio se presentó su versión beta en Madrid y, aprovechando que este mes de septiembre es su lanzamiento oficial, no hemos querido dejar pasar la oportunidad de profundizar un poco más en este nuevo imprescindible para los amantes de la música en directo, del que ya os hablamos hace varios meses.

El origen de FanPass se remonta a Fan On Fire, una agenda inteligente de conciertos que comprende el perfil musical de cada usuario, y en cuya gestación participaron Jaime Castañosa y Miguel Zafra, padres de la criatura, que se habían conocido tiempo atrás durante su trabajo en Herzio. El objetivo de Fan On Fire era, en palabras de Castañosa, “eliminar dos de las tres barreras que tenían las personas que querían ir a conciertos: saber qué conciertos hay y saber con quién ir. En este punto nos lanzamos a tirar la tercera barrera, la económica. De ahí nace FanPass, de la idea de hacer más accesible la música en directo y las sesiones de DJ”.

Para eliminar la barrera económica, el modelo de negocio de FanPass se basa en “llenar” los huecos vacíos que se quedan en las salas, siguiendo el ejemplo de las compañías aéreas y sus billetes last minute o los hard discount de empresas como Fever. Aunque también siguen muy de cerca los pasos de proyectos similares como ShowMango, en Londres, que, por 25 libras al mes -en el caso de FanPass son 25 €-, te permite disfrutar de un “all you can eat” de eventos de todos los estilos musicales.

Las salas Siroco y BUT, Goya Social Club, Sundaze y HolyDubs son algunos de los promotores que ya colaboran con FanPass y que no se lo han pensado dos veces a la hora de apoyar esta nueva manera de entender la música en directo. “Todas las propuestas nuevas son muy bien recibidas en la industria musical. Lo único que nos hemos encontrado, en casos excepcionales, es algo de escepticismo. Gente con más cautela que necesitaba ver cómo funcionábamos para lanzarse a colaborar con nuestro modelo. Pero en general hay ganas de cambio en una industria que se ha mantenido estática durante los últimos 60 años”, comenta Jaime.

Aun así, no todo ha sido un camino de rosas para Castañosa y compañía. Hace pocas semanas se publicaban los resultados de un estudio según el cual España está a la cabeza de los países que más trabas ponen al emprendimiento, y el de FanPass no iba a ser una excepción. “Los problemas los hemos encontrado sobre todo en el tema de la financiación. Es muy difícil encontrar inversores. De hecho, nosotros basamos nuestro modelo en el bootstrapping, que consiste en ser nuestros propios inversores. No queríamos seguir los esquemas de las grades empresas. Hemos tenido que apostar fuerte y trabajar en otras áreas para poder costear el arranque del proyecto”.

Un Festival por Dentro - Entrevista Fan Pass

La prueba piloto

Con mucho esfuerzo, muchas horas invertidas y los recursos económicos necesarios, quedaba superar el obstáculo definitivo: comprobar qué tal acogían los consumidores habituales de música en directo esta tarifa plana. FanPass se hizo realidad por primera vez el pasado junio en forma de beta y Madrid fue la ciudad escogida para ello. Los conciertos de The Horros, Is Tropical, Jero Romero, El Meister y el festival MulaFest fueron algunos de los eventos que pudieron disfrutar todos los abonados. Acabado el mes, tocaba conocer las impresiones de los usuarios. “Se envió un cuestionario para saber qué les había parecido. Tuvimos un 99% de satisfacción con la versión beta. Solo hubo un chico que se quejó de que solo se podía ir a un evento por día. Quizás este es el aspecto negativo. En los cuestionarios también se hizo referencia al tiempo de antelación con el que se avisa de los conciertos, que es de 3 días. No podemos hacerlo antes porque perjudicaríamos a la preventa y ese no es el objetivo. Pero, en general, el feedback fue muy positivo”. Tanto es así que, tras agotar los 100 primeros abonos, actualmente disponen de una lista de espera de más de 300 personas para la siguiente remesa.

Pero FanPass no solo ofrece la posibilidad de ir al concierto de la banda indie famosa de turno por menos de un euro, sino que se plantea como una herramienta muy útil para descubrir nuevos grupos y géneros. Como su primo hermano británico, ShowMango, se trata de un abono a multitud de eventos para los aficionados a la música en general. Y es que, además de conciertos de indie (rock, pop, folk…), podrás asistir a otros de house, minimal, tecno, jazz, swing, blues, etc., lo cual ha sido muy aplaudido por quienes ya lo han probado. “Nos sorprendió mucho el hecho de que fueran los eventos de soul o jazz lo que más éxito tuvieran. Pensábamos que serían los conciertos de música indie, pero no. FanPass es una experiencia, no solo vende el concierto al uso. Con él, quizás, la gente ha aprovechado para ir a algún evento que les llamaba la atención, pero por el que nunca se habrían planteado pagar una entrada completa.”

De Madrid al cielo

Superada con éxito la prueba piloto, FanPass ya tiene fecha de lanzamiento oficial. Será el próximo 15 de septiembre en Madrid y un poco más tarde, en octubre-noviembre, en Barcelona. “La prueba de Madrid nos sirvió para ver la satisfacción de todas las personas que intervienen y ver las capacidades logísticas que íbamos a necesitar. Como todo ha salido redondo, nos vemos con confianza para salir a Barcelona directos. Además, nuestros siguientes pasos son Valencia y Bilbao. Estamos trabajando para tenerlas disponible a finales de año”, asegura Castañosa.

Pero el equipo de FanPass no conoce fronteras, y ya está trabajando para expandirse al mercado internacional. “Nos estamos moviendo fuera de España, en Berlín. Ahora mismo estamos intentando medir y ver cómo funcionan las cosas allí”, apostilla. Asimismo, también se plantean extender sus competencias a otras áreas culturales como el cine, el teatro o la fotografía.

El precio del abono mensual no distará mucho del de la versión beta, pasando tener un coste de 29,90 €, en el caso del FanPass para una persona, y de 49,90 € para dos  .“La idea es que prime la calidad frente a la cantidad. […] Hemos intentando equilibrar las expectativas del usuario con el precio y con los conciertos que vamos a ofrecer”. Además, y como novedad, para finales de año se lanzará un abono anual y la posibilidad de que tu FanPass sea válido para todas las ciudades disponibles.

Desde Un Festival por Dentro te recomendamos estar muy atentos a su web y redes sociales para que no te quedes sin probar tu FanPass.

Foto: El Mundo