Una conversación con Russian Red


entrevista_russian_red_un_festival_por_dentro1

17h, Castellón, granizando de lo lindo. Me daba igual si llovía, nevaba o me caía un meteorito en la cara, yo simplemente quería coger un bus en dirección al Arenal Sound y hablar un rato con Lourdes, la madrileña que se esconde detrás de Russian Red. Así fue, con un cielo de color gris llegué al recinto del festival donde, minutos después, estaría con Russian Red y, cómo no, la entrevista comenzaría hablando de ese cielo que amenazaba con ponerse a llorar de forma violenta…

ENTR1-RUSSIAN-REDRaquel: Agent Cooper llegó a nuestras vidas y todos nos enamoramos. Sonidos más eléctricos, menos guitarras acústicas y has dado una mayor importancia a tu banda, haciendo que ya no sea tu guitarra acústica la guía del disco sino que vemos una mayor implicación de los músicos en las canciones. ¿Cómo surgió el cambio? ¿Crees en el dicho “renovarte o morir”?

Lourdes: Totalmente. Pero a parte fue un proceso mucho más orgánico, no fue como “oye, vamos a hacer un cambio porque no podemos seguir por la misma vía”. El segundo año de gira de “Fuerteventura” ya lo hicimos en un formato distinto y yo cogí la guitarra eléctrica; a partir de ahí el sonido fue mutando a otro sitio, simplemente surgió.

Raquel: Supongo que cuando tu empezaste a hacer tus primeras canciones, nunca pensarías que iban a llegar tan lejos, ni que iban a ser escuchadas por tantísima gente. Me imagino que serían algo que hacías para ti misma sin esperar nada a cambio. Por tanto, ¿crees que eran más puras o más sinceras?

Lourdes: Desde luego que sí que hay algo de falta de consciencia, porque cuando yo hacía esas canciones para nada pensaba que iba a llegar aquí. Pero hay una parte de la infraestructura de los conciertos, de las giras y de hacer los discos que te hace perder un poco esa inocencia del principio, desde luego, pero eso pasa con todo el la vida, pasa con el amor y pasa con todo. Entonces, sí que es cierto que echo de menos esa falta de consciencia a veces.

Raquel: ¿Pero las consideras más sinceras? ¿Más íntimas?

Lourdes: Realmente no creo que fueran más sinceras, porque eso de la sinceridad es como para uno mismo y con eso sí que tengo mucho cuidado, pero sí que se hacían desde un sitio diferente, aunque no sé bien decirte cuál.

Raquel: Y a la hora de hacer tus canciones, ¿qué es lo que de verdad te inspira? ¿cómo es tu proceso de composición? Porque, por ejemplo, yo primero canto en idioma inventado cualquier melodía y luego le pongo la letra, pero, ¿tú cómo lo haces?

Lourdes: Depende, pero normalmente, cuando encuentro alguna frustración de algún tipo intento sacarla y mi forma de sacarla siempre ha sido con la música. Supongo que a través de la frustración salen las canciones. Siempre me inspira la realidad.

Raquel: ¿Con qué disco o con qué tipo de canciones disfrutas más en directo? ¿Mejor algo tipo “The sun, the trees, the moon, the sea…” o tipo “Casper”?

-Lourdes: Pues este disco en concreto me gusta más tocarlo porque estoy más suelta y a la hora de grabarlo he estado mucho más cerca de las canciones, a nivel de construir el sonido y esas cosas…

Raquel: Además con estás últimas todos podemos bailar más y estaremos saltando y gritando a tope dentro de unos minutos.

Lourdes: (risas) Me parece perfecto; pero sí, en general cualquier canción de este disco me va a apetecer más tocarla.

entre-russian-red-un-festival-por-dentro-2

-Raquel: ¿Y si tuvieras que cantar una canción para conquistar a alguien?

Lourdes: Mmm… Seguramente no cantara una mía, pero no sé, depende más que nada de la pasión que le pongas, entonces sería depende del momento… Me gusta mucho coger canciones de los 80 y versionarlas, no sé por qué tengo ahí un ancla en los 80 y me encanta coger una canción de Bonnie Tyler o “Girls Just Wanna Have Fun” y las hago acústicas.

Raquel: En este último disco todas tus canciones llevan nombres de hombres que han estado en tu vida de una forma u otra. ¿No te impone exponerte tanto ante el mundo? Me refiero a no utilizar seudónimos ni nada y poner directamente el nombre de la persona, por ejemplo en la canción que le has dedicado al líder de los Arctic Mokeys, ¿y si la escuchase él?

Lourdes: Hombre, ¡eso sería un sueño! Yo creo que es bello compartir y cuanto más real sea todo el proceso de las cosas más bonito. Yo necesito exponerme para sentir y de ahí aprender lo que sea. La parte bella de hacer esto es que de repente lo pones ahí fuera y para cada persona tiene un significado y para ti sabes que tiene el tuyo, pero esa cosa de que conectes con las vidas de otras personas y que conozcan a alguien que tenga ese nombre y le manden la canción, o que alguien tenga una historia parecida… Todo eso es la parte bella.

Raquel: Ahora te toca imaginar, ¿cuál es el lugar del mundo o más allá del mundo donde te gustaría tocar?

Lourdes: Pues he tocado en muchos sitios, pero la verdad que me gustaría tocar en Estados Unidos, hacer una gira en Estados Unidos guay.

Raquel: ¿Y cómo se siente una triunfando allí en EEUU, fuera de “tu lugar”?

Lourdes: Es muy reconfortante, mola. Más que el hecho de triunfar, es la cosa de los viajes que te pegas y lo mucho que aprendes… En cuestión de días pasas de estar en una Suiza nevada a un Singapur súper caluroso, ves el mundo en un reducido período de tiempo y te pega un tortazo de perspectiva muy fuerte.

Raquel: Los Ángeles, te envidio muchísimo, pero cuéntame cómo se vive allí la música. ¿Existe una perspectiva diferente? ¿La gente se toma más o menos en serio la música? ¿Es más fácil triunfar allí?

Lourdes: Hay una cosa muy buena de los americanos y es que no se toman nunca demasiado en serio nada, desde un punto de vista más filosófico; pero, esto les vuelve mucho más prácticos y se lo “curran” mucho más al no tomárselo tan en serio. Esta es una contradicción que a simple vista para una paradoja pero realmente funciona de esa manera. Así que, cuando me mudé a Los Ángeles me agobié un poco con la cantidad de bandas increíbles que hay, con que todo el mundo tiene muchísimo talento… Y al final es difícil encontrar otra vez qué es lo que realmente te mueve, ¿no? Cuando escuchas música se trata de eso porque hay un montón de bandas que lo pueden hacer muy bien, que son muy buenas… Pero en realidad es eso, se trata de que te pegues un viaje cuando escuches música, de que te vayas a otro sitio.

Raquel: Y la última pregunta sobre el principio de tu vida musical, ¿cómo recuerdas tu primer concierto?

Lourdes: Pues… Creo que fue un concierto de la academia de música a la que estaba yendo en ese momento y canté una canción y recuerdo que lo hice fatal y pensé “¿por qué la gente se quiere subir a un escenario?, qué palo…” (muchas risas de Lourdes)

Raquel: ¿Pensaste eso? Pues mira dónde estás ahora… Te quejarás…

Y así la dulce Russian Red, a la cual le agradecemos infinitamente su tiempo. Terminó la entrevista con Un Festival Por Dentro. ¡Esperamos tenerla pronto con nosotros de nuevo!

Foto | Luis Crown