Hardwell, “The Special One”


Hardwell2

El número uno, “the chosen one”, “the special one”, José Mour… Disculpen, Robbert van de Corput quería decir. Hardwell es nuestro hombre. Nuestro hombre del 2013. Hace unos días salió la lista anual de los supuestos 100 mejores DJs del año organizada por la revista DJ Magazine. Y le ha tocado a nuestro hombre encabezar dicha lista. El chico que con 8 años empezó pinchando hip-hop y produciendo a los 14 techno es a día de hoy el rey de la electrónica según los votantes.

Atrás han quedado perros viejos como Armin Van Buuren o Tiesto. Pero siguen estando ahí arriba, lo cual nos dice que los trance lovers son fieles a pesar del paso de los años. Ya se decía que Robbert era el sucesor de Tiesto. Ha sido un año mágico para él. Uno de los momentos estelares del productor holandés lo encontramos en el Ultra Miami de este año. Los pelos de punta al escuchar la voz de Chester Bennington (vocalista de Linkin Park) en el At Night vs. Numb vs. Who Is Ready To Jump Mashup. Un momentazo que ya le coronaba en la cima. El populacho se volvía loco en el gallinero del Ultra.

Pero tampoco nos engañemos. Lo que realmente se valora en estas votaciones es el arte de la producción, de crear música, no del arte de la mezcla. Desde bien pequeño fue consolidando su estilo y este año hemos podido escuchar pelotazos del calibre de Never Say Goodbye (con la colaboración de su compañero Dyro), Jumper (con W&W) o el remix de Fifteen, de Blasterjaxx. También podemos disfrutar semanalmente de su podcast personal, donde suenan las últimas novedades. Dentro de poco se estrena su documental “I Am Hardwell”. Y le sumamos que su sello Revealed sube como la espuma. Con todos estos ingredientes no nos salen las Super Nenas, nos sale Robbert, merecidísimo número uno al menos este año. Únicamente vive para la música, y parece que no pero, su ritmo de vida no es para nada fácil. Mucho trabajo y dedicación todos estos años para recoger con creces lo sembrado. Felicidades.

También hay que decir que echamos de menos a algunos artistas en dicha lista, entre ellos A-Trak, Clockwork, GTA, Wolfgang Gartner, Mieya Liesa o Deorro. Y también nos damos cuenta de que la promoción, el marketing y la imagen personal de cara al público hace mucho. Pero Robbert tiene eso y además lo fundamental, que es la música. A los que nos gustaría aspirar a una décima parte de su éxito, vamos a tener que dejar de lado las espinacas y empezar a pensar qué narices les dan de comer a los holandeses (6 artistas en el top 10). Al menos nosotros podemos conformarnos con una relaxing cup of café con leche in da Mediterranean sea.