Hoy en nuevas frecuencias: Zero


Hace unas semanas tuve la oportunidad de poder disfrutar de uno de los primeros conciertos de una banda que acaba de nacer hace muy poquito, y poder hacerles unas preguntas. Esta banda se llama Zero y están empezando a “pegar muy fuerte”.  Son una banda alicantina de indie-pop formada por Juan Sanjuán (batería), Eloi Poveda (guitarra), Alberto Camarasa (bajo), Jose Luis Gil Sanz (teclados) y Ramón Martínez (voz y guitarra).

Zero, un grupo envuelto siempre por influencias musicales como La Habitación Roja, L.A., Two Door Cinema Club, Lori Meyers o Kakkmaddafakka, entre otros, se encuentra en estos momentos en período de grabación del que será su primer EP. Un nuevo disco que se llevará a cabo en los estudios “LA ABUELITA”, junto a Dan Hammond. Y para poderlos conocer mejor, aquí os dejamos una entrevista que os hará quererlos un poquito más.

Primer concierto, ¿qué os ha aparecido?
Zero: Muy excitante, la verdad es que ha salido mucho mejor de lo que esperábamos. Hemos tenido solamente dos ensayos en los que no hemos podido dormir casi, y no es ninguna broma. Ayer nos acostábamos a las 4 de la mañana.

¿Cuándo te diste cuenta de qué podías utilizar tu voz de manera profesional? 
Ramón: Profesionalmente no lo he pensado nunca. Me ha gustado siempre cantar, porque mi padre siempre cantaba. Entonces desde pequeño, en karaokes, y tonterías de estas.. Mi padre tocaba la guitarra y yo cantaba con él, o simplemente en casa, o donde fuese. Y a lo mejor me puse a componer y a querer aprender a tocar la guitarra con 17 años – 18 años. La vida, da muchas vueltas, y canto, sé cantar, ¿por qué no dedicarme un poco? Pero no lo he pensado nunca, el dedicarme profesionalmente.

¿Cómo y cuándo empezasteis a interesaros por la música?
Juan Sanjuan: Yo empecé muy pequeño, y al ver las bandas de música pasar, decidí apuntarme a música, y con el paso de los años, ya con el tiempo y la adolescencia, descubrí que era lo que realmente me gustaba. Y me gustaba mucho el rock and roll, y me puse con la batería. Y cada vez me gusta más y disfruto más que en una banda de música, porque he estado en orquestas de música también.

Ramón: Yo, interesarme por la música, desde siempre. Mi padre  ha sido de gustarle la música, en el coche siempre íbamos cantando desde pequeño. Por eso, profesionalmente, dedicarme a la música, no he estudiado nunca. Siempre he sido más autodidacta, la he estudiado por mi cuenta. Sé que debería de “enseñarme”, y ahora,  es cuando me doy cuenta que debería de haber aprendido. Pero tengo muy buenos compañeros que me están enseñando. Tengo que aprender más, pero hasta el momento, mis compañeros me enseñan lo que tengo que saber, y está muy bien.

¿Componéis vuestros propios temas? ¿O hay alguien qué os los compongan?
Sobretodo nosotros tres (Ramón, Juan y Eloi). A veces estamos en el local, silbas una melodía y dices “¡Ostras, mola!” Y después le metemos acordes con la guitarra, y entre unos y otros modificando cosas, al final salen muy buenos temas.

Estáis grabando vuestro primer disco, ¿no?
Sí, ahora el 16 – 17 de Diciembre nos vamos a Barcelona a grabar a los Estudios “LA ABUELITA”, junto a Dan Hammond.

¿Qué sensaciones estáis teniendo de la reacción del público?
Las sensaciones son muy buenas, porque sino no vas a transmitir luego lo que realmente haces. Si tu no te lo crees, no vas a poder transmitirlo igual. Principalmente lo que queremos es disfrutar, estamos como en una nube, y al final dices: “¿Ya ha acabado?” Es una sensación impresionante.

¿Cómo describiríais vuestro disco? Con una palabra.
Renacimiento. Porque veníamos de otro rollo muy distinto, y hemos cambiado el estilo completamente. Y es un renacer.
Es como cuando pasas de adolescente a adulto. Tus gustos cambian. Y van pasando los años y te das cuenta que lo que has hecho lo has disfrutado, pero lo escuchas y dices, vale, pero ahora no es lo que realmente “me mola”, ni me representa, ¿por qué no hago ahora lo que realmente quiero? Hemos parado de golpe, hemos dicho STOP. Y hemos evolucionado, conforme han evolucionado nuestros discos musicales. Vas descubriendo nuevos estilos, nuevos grupos..

¿Cómo os definiríais?
No nos ponemos etiquetas, yo lo definiría no se, ¿hay un estilo que se llame fuerza? ¿Energía? Cada uno tiene un estilo, escucha un estilo de música distinto, y juntos somos esto. Nuestro propio estilo.

Decidme tres festivales a los que os gustaría ir.
Sonorama, Festival de Les Arts, y luego por ejemplo al FIB. De hecho hay una anécdota, de cuando empezamos con el grupo, que un componente dijo: “¡Esta canción! ¡Esta canción! Con esta canción debemos acabar tocando en el FIB. Y al final la canción se llama así, FIB. Y ahora escuchándolo de nuevo la verdad, pensamos… ¿Por qué no?

Si hablamos de mantener los pies en la tierra, ¿qué cosa no toleraríais si fuese necesaria para seguir haciendo música?
No mola lo de tener que ir “gratis” a muchos lugares, el problema de eso es que en gran parte de las veces que eso pasa es porque al grupo le “interesa” tocar en ese lugar y con tal banda que ahora está de moda. Es un problema bastante profundo que ZzZzZz..

¿Por qué no estáis dispuestos a pasar?
Por los peajes de Cataluña, llevamos ya dos viajes a Barna y es la ruina. [risas]

¿Qué opináis del momento por el que está pasando la música nacional?
Hay muchísimo nivel, desde grupos emergentes como nosotros que desde ZERO ya se lo están currando hasta los consolidados. Si te despistas te quedas fuera. Reinventarse o morir.

¿Qué os parece esta sobredosis de “indie”?
Prefiero poner los 40 y que suene Iván Ferreiro a que suene reggeton la verdad. Que el indie se convierta en algo mainstream es inevitable, ya está pasando.

¿No tienes la sensación de que en España empieza a haber más festivales que días del año?
Indiscutiblemente SÍ. Estamos como en la burbuja inmobiliaria pero de festivales y todos sabemos cómo acabó la cosa…
Debido a la música en streaming vivimos un momento en el que la música se consume con rapidez ¿cómo afrontáis esta actitud?
Ahora todo se consume con rapidez, incluso el amor, no es un problema solo de la música. No vamos a obligar a nadie a escucharnos, si te gustamos lo harás y si no, no lo harás.

¿Qué tenéis para que el oyente se quede escuchando el disco entero?
¡Esperanza! No, venga, pues la verdad pensamos que cada canción es distinta entre sí. Nos está quedando un E.P un poco heterogéneo. Algo que mejorar de cara a próximas composiciones por eso mismo hay que escucharlo hasta el final. En la última canción decimos el número del gordo de Navidad.
 

¿Qué canción, de todos los tiempos, te gustaría haber escrito?
¿Solo una? Mmmmm joder es como cuando eres pequeño y te preguntaban: “A quién quieres más a tu madre o a tu padre?” Todos tenemos canciones fetiche y creo que es una cuestión de gustos así que allá voy: “The Times They Are A Changin” de Bob Dylan.

¿Hay alguna canción que preferiríais no haber escuchado nunca?
Sí, cientos. Por decirte una de ahora…. “Pineapple pen”.

¿Una anécdota de furgoneta?
La furgoneta es un privilegio que las bandas pequeñas no tenemos. Nos movemos en coches la mayoría de veces separados en fumadores y no fumadores.

¿Tenéis alguna superstición o ritual antes de tocar?
Solo concentración. Y si eso falla tampoco probéis a imaginaros al público desnudo.

¡Muchas gracias chicos por este buen rato!

15241255_1285408854859834_5076634762702142505_n

FOTO: Facebook de Zero