5 canciones para llevarte a la cama


Ya es viernes amigos, nuestro cuerpo lo sabe, lo nota. Salimos del curro, del colegio o de donde quiera que estemos con otra cara, y es que este finde toca vaguear, salir de fiesta y triunfar. Si, triunfar, ¿por qué no?

Los planes comienzan con una fiesta de cumpleaños, da igual donde sea: en casa de un amigo, en el garaje del vecino o en el piso de estudiantes de la compañera de clase de Psicología aplicada. Aquí el tema es que haya cerveza, vodka, ron y refrigerios varios. Y hielo, por supuesto, hielo.

Cubatas van, cubatas vienen, la música se vuelve cada vez más alta y los ánimos también lo están, te sientes pletórico, como si te fueras a comer el mundo. Agarras tu smartphone y empiezas a buscar en la agenda “Almudena Resi”, aquella chica guapa que te cruzaste en el pasillo de la facultad. Llamas.

….

No coge.

No pasa nada, vamos a probar con otra persona, “Rubén Grindr”.

– …¿Sí?

Llega el momento de sacar todas tus armas de seducción, tienes que conseguir que Rubén venga y viváis la mejor fiesta pre-exámenes jamás contada.

– Estoy en la cama joder, vete a la mierda.

Fail.

No pasa nada tampoco, descarta el uso del smartphone para darle la guinda a la noche y céntrate en los asistentes. Para cuando te das cuenta un nuevo invitado está tocando el timbre y uniéndose a la party. Le ves la pulsera del BBK Live 2015 y sabes que es tu momento.

– ¿Qué te pareció Muse?

– Lo puto mejor.

Ya estaba hecho. Conexión directa. Éste era tu chico e ibas a ir a por todas.

La tarta de cumpleaños hace aparición y las mil y una velas por el cumpleaños de… ¿el cumpleaños de quien estamos celebrando? Que más dará. Agárrale de la mano a tu chico y llévatelo a la habitación.

Cierras la puerta, echas el pestillo, juegas con él, le desnudas y lo tiras a la cama. Lío de sabanas, de almohadas, de plumas, de todo. Hasta que un ruido te molesta.

PI PI PI PI PI PI PI PI PI PI

Puto despertardor.

FOTO: Playbuzz