9999, el nuevo álbum de Musemesis


Ya hablé un poco de Musemesis hace un par de años en uno de mis artículos, pero verdaderamente merecía dedicarle un post en el explayarme y hablaros más sobre alguno de sus trabajos; así que la publicación de su nuevo álbum ha sido la ocasión perfecta.

Tras varios EPs consolidándose como artista, el pasado 18 de marzo publicó su primer LP. Un álbum debut de canciones largas que no bajan de los tres minutos y medio que ha publicado sin sello, es decir, un álbum autoeditado. Su nombre es 9999 y con él nos introducimos en un alterado viaje en el que no pararemos de movernos de un género (o sensación) a otro.

Desde el primer tema, nos deja entrever la potencia del disco. “Dolor” es una introducción enérgica con un sonido pesado que nos empieza a “contar” la historia del disco, un relato oscuro con toques de luminosidad. De ese dolor, pasamos a la desintoxicación de este con el segundo track del álbum: “Detox”. Aunque (para mi), sería mejor hablar de los tres temas siguientes como un grupo o etapa del álbum, pues estos dan paso a la dinámica de “música de baile” del LP. Con “Detox”, “Alejandrvg” (una de mis canciones favoritas de 9999 y probablemente de las que menos destacadas en las reviews) y “Pitioss”, Musemesis experimenta con un sonido más dinámico que nos recuerda mucho lo que hizo Desi con su álbum Híbridos.

El único interludio que encontramos es “Drown in Peace”, un marcador intermedio del álbum que aporta una esencia más relajada con guitarras suaves y una voz en eco tras esos ritmos dignos de una pista de baile. De las guitarras, pasamos al piano con “Shicheng City” que como su buen nombre indica nos podemos imaginar las influencias que tiene… Estos dos temas más relajados anuncian que empezará de nuevo el viaje de sonidos hacia la contundencia, esa energía metálica que escuchamos en el “bloque bailable” del disco volverá con las dos siguientes colaboraciones.

Y es que 9999 no cuenta con muchas colaboraciones, y todas ellas están en la etapa final del álbum. Primero nos encontramos con “Johatsu” en la que colabora junto a Dfnkt y “Wetiko” con Tyrrer. Mientras que con Dfnkt escuchamos un sonido más ambiental o experimental, con Tyrrer producen un sonido drum & bass con esencia neuro.

La última colaboración del disco es la guinda del pastel, pero antes de esta Musemesis nos deja probar lo que experimentaremos cuando acabe el disco, ya que con “Bastetwomb” reviviremos las sensaciones que sentimos con una banda sonora y dará pie de una forma sutil al cierre del álbum. El final será con “Ultima”, canción en la que colaboran dos artistas muy unidos a Musemesis: Innercut y Elle Shimada. El grado de “epicidad” al que puede llegar una canción al tener a una violinista se multiplica al cuadrado y, obviamente, no puede ser mejor cierre.

Además, añadir que la portada del disco hecha por SammiJCB es increíble:

Con 9999, Musemesis ha conseguido moverse de un género a otro de la electrónica, siguiendo una línea conceptual y, por supuesto, dejando entrever su estilo personal.

Si quieres ponerte el álbum en repeat, que sepas que puedes escuchar el disco completo en Spotify, Soundcloud, iTunes o Bandcamp.

FOTO: Tatiana Moreno