¿Existe “Boys Don’t Cry”?


Que sí, que no, que nunca te decides… parece que es la canción de verbena favorita del estadounidense Frank Ocean al que han rebautizado como “el George R.R Martin” de la música, aunque yo creo que lo hace por otras razones a las del escritor de la saga fantástica.

Yo me he llegado a plantear si verdaderamente existe ese disco, que llorar desde luego nos está haciendo a más de uno: que si lo publico en 2016 a saber cuándo, que si en marzo sale, que si en julio por fin, que si este fin de semana… y yo aún no he escuchado ni una puñetera nota del disco fantasma. Frank, déjanos vivir por favor, necesito mi dosis. Llevamos desde 2012 esperando al sucesor del Channel Orange y esta campaña de publicidad se te está yendo de las manos. Porque sí, es una campaña de publicidad de la hostia.

Ahora mismo hasta los heavys saben quién eres con lo pesados que estamos los medios que nos mantenemos atentos a ese álbum… rumores y anuncios, todo menos Boys Don’t Cry. Yo creo que ya no nos tragamos nada. De hecho, al leer esta mañana que el streaming que había hecho hace un par de semanas diciendo que “sería el disco” era en realidad un proyecto audiovisual no sabía si creérmelo. A lo mejor esto es el álbum o no, o tiene miles de temas guardados como Prince y nos está prometiendo un álbum que se convertirá en música ilimitada de Ocean para los siglos de los siglos. No sé, solo tenemos datos: Lil B ha confirmado que colabora en el disco, artistas como Dave Gahan (Depeche Mode) o Brian Wilson (Beach Boys)  dan declaraciones bastante ambiguas sobre el tema, Frank no para de hablar del álbum y colaborar en otros proyectos como el de John Mayer… Todo menos lo que toca. Pero bueno, voy a parar de quejarme porque Endless es la hostia.

Hoy, 19 de agosto, nos hemos encontrado con un vídeo de 45 minutos que es en realidad un álbum de estudio. Imagen en blanco y negro, él haciendo de carpintero y música sonando. Nada más. Y la verdad es que suficiente porque escuchar cosas nuevas del estadounidense era necesario. Colaboradores como Arca, James Blake o Jonny Greenwood en 18 canciones producidas por el mismo Frank, Joe Thornalley, Troy Noka y Michael Uzowuru. El disco se ha publicado exclusivamente mediante la plataforma Apple Music, aunque podemos disfrutarlo en Vimeo.

Veremos cómo se va desarrollando esta campaña que nos está volviendo locos.

FOTO: Swaggamusic