J Cole – The Longest Crush Ever


dest-post

Ya estamos casi a mitad de junio, lo que significa  que nos encontramos acabando nuestros respectivos años académicos, y solo hay ganitas de sol, playa, terraceo y tiempo libre fuera de apuntes y bibliotecas. Este mes, en lo que a música se refiere, es el mes del Hip Hop. Y si hay un día clave, ese es el martes 18 de junio. 3 discos esperadísimos se dan fecha el martes que viene, y voy a hablaros de ellos, como si de un #top3 se tratase.

En el puesto  #3 del ranking encontramos al cantante y productor estadounidense J Cole. Fue el primer artista que firmó en 2009 por Roc Nation, sello de Jay Z. Su álbum debut, “Cole world: The sideline story” no vio la luz hasta mediados de 2011, pero la espera mereció la pena. Colaboraciones con artistas de la talla de Trey Songz, Drake, Missy Elliot, o el propio Jay Z, se posicionó en el nº 1 en su primera semana en la lista Billboard 200 de álbumes Top R&B y Top Rap Albums Chart, vendiendo 220.000 copias.  El colofón para cerrar su gran año fue una nominación a ‘Mejor Artista Nuevo Masculino’ en la 54 edición de los Grammy.

Tras la salida de los singles “Miss America” y “Power Trip”, éste último con Miguel, la expectación por conocer más detalles de “Born Sinner” era máxima. Con las colaboraciones estelares de Amber Coffman, Kendrick Lamar, TLC, James Fauntleroy o 50cent, los presagios parecían estar en lo cierto.

Hace unos días, el mismo decidió colgar en su página el álbum entero con escucha gratuita. Las críticas han sido unánimes: nos encontramos, muy posiblemente, y sin margen de equivocación, ante la esperanza del género. Han pasado tres años desde su primer álbum, pero el listón se mantiene. La mayor parte de la producción corre a su cuenta, y encontramos letras mucho más conmovedoras, (haciendo referencia a la situación social que se vive en Carolina del Norte). Como narrador de historias, aprovecha para hacer referencias sutiles a sus ídolos, hay versos repletos de referencias a Biggie.  Canta con seguridad y con rabia,  empeñando en devolver al hip hop algo de realidad, y no sólo el combo cash y bootys predominante. En sus propias palabras, “el juego del rap ha cambiado, es una mierda vergonzosa.” Su postura es firme, sabe que nunca pondrán sus canciones en la radio, pero le queda internet. Artista, pero persona primero, es de los pocos que no pretende estar libre de emociones. El tercer single de Born Sinner, ‘Crooked smile’ junto a TLC, habla de las inseguridades que podemos tener todos, es la prueba de ello, pero no hay que mirar hacia atrás, nunca, ni para leer la letra pequeña. “Siempre supe que podía, pero ahora es como: aquí está la jodida prueba” Para los que no lo habéis escuchado nunca, dadle una oportunidad.

Y mientras unos creen en Dios y otros creen en Batman, mi recomendación de esta semana es esta: para cenar, personas interesantes, por favor.

PD, click en este enlace para poder escuchar ya el nuevo disco de J Cole.