Mi mejor eXXperiencia en el SOS


cabecera_movris

Adiós. No sé ni por dónde empezar ni cómo hacerlo. Como ya sabéis, este finde se ha inaugurado la temporada de festivales y, estando quien estaba de cabeza de cartel, yo no podía pasar por alto coger una riñonera y una mochila de plástico de esas que se te rompen en medio del concierto y te cagas en todo pero haces cuatro nudos caseros y continúas haciendo nada y haciendo todo, así que a eso me dediqué.

Desde bien pronto el parking estaba lleno de gente, hombres, mujeres, bloggeros vestidos con lentejuelas, borrachos, coches y una caravana con una X en cada cristal trasero de la que me enamoré y deberíais hacerlo todos vosotros. Después de dar las típicas 29348 vueltas buscando a las personas que quieres ver en un festival y que no verás, nos fuimos alrededor de las diez hacia el recinto, porque en el Estrella Levante se estaba cociendo mucho. Los noruegos de nombre cada vez más pronunciable estaban poniendo patas arriba al público así que allí tuvimos que estar. Aunque he de decir que lo que realmente quería era pillar buen sitio para lo de después, mis endiosados, los que consiguen amansar a las bestias: The XX. La espera no se hizo muy larga, y menos con el pedazo de cierre de Kakkmaddafakka, que podéis ver aquí, un grupo bastante fuerte versionando mi canción favorita de la perfecta y adorable Biyonsi, y parece que esté exagerando pero quien bien me conoce sabrá que con Halo estuvieron más que muy acertados.

El cúmulo de pelosdepollo, sensaciones, mirada clavadísima en el escenario y cara hecha un poema se lo llevó todo en la penúltima canción.

Después de hablar con todo nuestro alrededor y de hacer de fanáticos freakys con ellos, nos empezaron a regalar los oídos muy mucho con Try, el tema con el que abrieron. Sobra decir que el preciso momento en que empezaron a sonar las primeras notas, los pelos de pollo eran más que evidentes. Siguieron con Heart Skipped a Beat y nosotros con los pelos de punta también. Y después Crystalised, Reunion, Sunset, y demás temones. Muchísimos recuerdos en mente con Islands y demasiadas sensaciones por el cuerpo a la vez, pero sin duda el cúmulo de pelosdepollo, sensaciones, mirada clavadísima en el escenario y cara hecha un poema se lo llevó todo en la penúltima canción, INTRO, y es que si hay algo que repetiría una y mil veces sería esa canción, ahí, con ellos, y en ese preciso momento. Y, como no, tenían que despedirnos por todo lo alto, con el single del segundo disco que tantísimo éxito ha tenido: Angels.

No hace falta decir (no una vez más) que fue mi mejor momento en el SOS, porque ya me he encargado de hacerlo durante todo el festival en toras las reres sosiales habidas y por haber. Así que ahora sólo me queda ver los vídeos y escuchar el concierto entero. También he de decir que el trabajo de Jamie xx durante el live me dejó atontada, porque fueron capaces de hacer un poco más rítmicas cada canción. Además diré que mucha gente no apostaba nada por ellos a pesar de ser cabezas de cartel, porque “a lo mejor te duermes en el concierto”: hice de todo menos dormirme. Y me parece que no miento si digo que a casi todo el mundo les sorprendieron gratamente, incluso yo no sabía qué esperar de un estilo de música como este en un festival como este, y no podría haber sido mejor.

Otra vez más doy gracias a la música por hacerme partícipe de los mejores eargasms que he tenido y tendré.

Sed felices y sigamos llorando hasta que volvamos a los festivales, pero mientras tanto estudiad un poco.