Passenger – Circles


HOLA. Después de haberme recuperado del -ya mítico- resfriado/malestargeneral propio de la etapa post-festivales (sí, para mí el verano ya no va a tener más festivales, muy a mi pesar) tengo fuerzas suficientes para…

Passenger_un_festival_por_dentro_1

HOLA. Después de haberme recuperado del -ya mítico- resfriado/malestargeneral propio de la etapa post-festivales (sí, para mí el verano ya no va a tener más festivales, muy a mi pesar) tengo fuerzas suficientes para volver por aquí. No sé si es por la etapa que acabo de decir post-festivalera, porque a mí lo que me altera la sangre es el verano, o simplemente porque necesitaba dosis de relax en vena, pero no hago más que escuchar Passenger The Perishers.

Pero os venía a hablar del primero… Mike Rosenberg es un cantante y compositor que ha empezado su andadura musical solitaria después de haber sido fundador, vocalista y compositor de su anterior grupo, el cual llevaba el mismo nombre. Fue en 2009 cuando decidió empezar su trabajo en solitario (aunque desde los 16 tiene un fuerte vínculo con la música, y escribe letras desde los 14) y su canción más conocida es “Let Her Go” (que seguramente últimamente ya habréis escuchado más veces de las que habréis querido).

Con este señor tengo una de esas sensaciones de que el tiempo no pasa, de que te anclas en su voz y en sus letras (a veces hablar con guiris borracho no es suficiente, y este hombre vocaliza tan estupendamente que se le entiende a la perfección y puedes sentirte realizado porque le entiendes) y puedes tirarte todo el día escuchando sus canciones (estoy enganchada a varios temas suyos, pero tengo en replay esto)

Su sonido lleva el nombre del folk y dice tener influencias y referencias de Bob DylanPaul Simon Neil Young. Después de hacerse con el éxito en UK y Australia ha empezado a darse a conocer en el mercado norteamericano: ser telonero de Ed Sheeran le ha abierto muchas puertas.

Su último álbum, All the Little Lights, cuenta que es un poco diferente a lo que había hecho antes, letras más aferradas a lo que él siente y simplemente con una guitarra y su voz, mucho más ligero que antes. En definitiva es alguien por el que vale la pena gastar el tiempo dedicándole tu oído. También podremos dedicarle mucho más tiempo en directo el próximo 21 de noviembre en la sala Razzmatazz, en Barcelona.