Poblenou a ritmo de Mujeres


Pocas bandas se pueden asemejar actualmente dentro del panorama Indie nacional como Mujeres. Con una  personalidad férrea y una veteranía incuestionable, Mujeres volvían el año pasado con Marathon (CANADA, 2015), una pequeña y escueta odisea lo-fi con concesiones al Rock and Roll más primigenio. A todo esto, se le suma una gran sensibilidad pop, que acaba de redondear un disco que, si bien no es perfecto, resulta un enérgico y encantador álbum que redefine a la  banda como uno de los grupos capitales del lo-fi español, junto a Los Nastys, The Parrots o las ya ultrafamosas Hinds.

Este concierto, organizado por la fiesta mayor de Poblenou, abría con los catalanes The Zephyr Bones, los cuales dispusieron una orgía de sonidos ágil y meticulosamente cuidados para llevarnos a un viaje dentro de las entrañas del pop más psicodélico al más puro estilo Tame Impala o Twin Peaks. No hay que subestimarles, la banda presentó su nuevo trabajo (Black Lips, La Castanya, 2016) en el pasado festival de Benicassim y está tratando de buscar su lugar dentro del panorama emergente nacional. Estuvieron increíbles, una banda con una gran energía en directo y una con una capacidad enorme para cautivar a su pequeño pero a la vez entregadísimo público.

the-zephyr-bones

Sin pausa para tomar aliento, los autores de Soft Gems (SONES, 2012) salieron a escena como un cohete, esta vez, por desgracia,  como un trío, ya que su habitual guitarrista, les había fallado. A simple vista, uno puede percibir una cierta sobriedad en su actitud, sobriedad que se puede confundir con desgana, como si el show solo fuera un puro trámite. No os liéis, su vivacidad solo se puede comparar con la ligereza y dinamismo extremo de sus canciones. Ni una décima de segundo después de la prueba de sonido, los de Barcelona nos regalaron una sinfonía de garage rock ininterrumpido que empezó con “Radiant Border”, a la que siguió la todavía más frénetica “On and On”, ambas de su ya comentado último disco. Así, durante media hora se fueron sucediendo los breves retales de garaje rockanrollero y bailongo que nos ofrecía la banda con una destreza y un control con el que parece que los años no hayan hecho mella en su directo (lo confirmo, no lo han hecho).

publicomujeres

La exaltación y brevedad que desprenden las canciones de Mujeres solamente se puede ver plasmada en su directo, con casi sin pausas entre los fugaces temas. El aroma a alcohol, pop destartalado y bailoteos se traduce en forma de una masa revuelta, una jauría humana borracha de descontrol y con ganas de pasárselo bien. Fue tal el éxtasis del público, que el concierto se detuvo debido a que varias personas subieron al escenario a cantar con el grupo, sin embargo, por accidente, desconectaron toda la maquinaria, y  todo se fue al traste durante unos minutos. Brevemente después del accidente, la banda de Yago Alcover acabó la siguiente mitad del concierto con los demás hits de la banda, entre las que se encuentran; “Vivir sin ti”, “I Wonder”, “Feels Dead” y “Ride a River”. Concluyeron con una  coreadísima  versión de los pamploneses Kokoshca, “No Volveré”.  En definitiva, ofrecieron un show divertido, despojado de toda pretensión y que rebosaba carisma. Mujeres, es una banda para el recuerdo, una banda referencia para aquel chaval Indie barcelonés despreocupado, enamorado del lo-fi y  que vive por los fines de semana.

FOTOS: Carlota Figueras

AUTOR: Manel Domínguez