Se reduce el IVA de los espectáculos en directo del 21% al 10%


España estaba bien arriba en la lista de países europeos en un tema que afectaba a la cultura, pero no por las razones que te hacen sentir orgulloso, más bien lo contrario. Desde el 2012, año en el que entró en vigor esta ley, teníamos uno de los IVA culturales más altos de Europa; solo superados por Hungría (27%) y Dinamarca (25%). Nos situamos a casi el doble de le media europea seguidos de Gran Bretaña con el 20%. Pero después de un lustro de IVA al 21%, nos volvemos a situar en mitad de tabla con el 10%. Echando un vistazo al resto de países, ahora rondamos más o menos,  las mismas tasas: Portugal el 13% , Italia y Austria 10%, Irlanda, Grecia y Finlandia con el 9%, Alemania 7%, Holanda 6%, en el caso de Francia nos vamos hasta el 5,5% y Luxemburgo 3%:

Los espectáculos a los que les afecta esta bajada son: conciertos, obras de teatro, danza y discotecas, es decir, shows en directo básicamente. En plena crisis, la cultura ya estaba afectada y algunas salas asumieron la subida. Aunque en contadas ocasiones el consumidor no fuera el máximo afectado y algunos promotores mantuvieran los precios, por unas cosas o por otras lo acabamos notando, sea como fuere ahora ganamos todos.

¿Nos alegramos? Sí, pero a medias. Primero porque otras actividades culturales quedan fuera de esta reducción como el cine. La oposición al completo, excepto Ciudadanos, presentaron en su día una enmienda pidiendo el descenso del impuesto en este campo, de momento no se verá afectado. Y segundo, si nos paramos a pensar, el IVA cultural era del 8% antes del subidón del 21%. Pero bueno, miremos la parte positiva y acabemos la noticia con buen sabor de boca, al menos estamos más cerca que antes de unos precios más accesibles para todos nosotros.

AUTOR: Ana Gisbert

FOTO: Public Domaine Archive