Sonata Arctica visita España


Sonata Arctica, para quien no haya oído hablar de ellos, es una banda finlandesa que se ha hecho un hueco a lo largo de los últimos 20 años como una de las bandas más populares de su género, el power metal.

Este subgénero del metal se caracteriza por su pomposidad y su sonoridad épica, letras místicas y estribillos melódicos. Surgió en Europa a finales de los años 80 y principios de los 90, popularizado principalmente por los alemanes Helloween entre otros. Mantuvo su popularidad hasta finales de los 90 y principios de los 2000, cayendo su popularidad a partir de entonces merced a un evidente desgaste. En Sonata Arctica también se ve reflejada esta progresión. Su nuevo disco, Ninth Hour, a la venta desde octubre del pasado año, no arroja nada diferente de lo que hayan hecho anteriormente y pasará sin pena ni gloria como una piedra más en su dilatada discografía.

Pero en los conciertos la cosa cambia. Y de eso es de lo que venimos a hablar aquí. A pesar del desgaste creativo y de ser un género que en opinión propia acaba agotando tanto a quien lo escucha como a quien lo toca, en directo funciona magníficamente bien. Poderoso, como su propio nombre indica, promete brincos, corear estribillos hasta quedarse afónico y mucho de eso que llaman “venirse arriba”. En resumidas cuentas, merece la pena ver un concierto de power metal. Y más de Sonata Arctica.

Con motivo del Ninth Hour están embarcados en una gira mundial que les traerá por España con hasta cuatro paradas. Así, este sábado 4 de marzo estarán en Barcelona en la sala Bikini. Al día siguiente pararán en Madrid en la mítica sala de La Riviera, y acto seguido actuarán el lunes 6 en Sevilla en la sala Custom. Y tres días después, el jueves 9 de marzo, estarán en la sala Totem en Pamplona.

Esta sucesión de conciertos en nuestro país serán una oportunidad de oro para los metaleros nostálgicos de volver a nuestros 16 años, años en los que dábamos el lujo a nuestros vecinos de poder escuchar temas como “Fullmoon”, “The Cage” o “Paid In Full”, nos emocionábamos con las preciosas “Tallullah” o “Shy” o nos veníamos arriba con “Kingdom For a Heart”. Créanme. Merecerá la pena.

FOTO: Sonata Arctica Fan Club