Nueva tanda de confirmaciones del Mad Cool 2018


Tras el bombazo de la semana pasada con la confirmación de los Arctic Monkeys, el Mad Cool 2018 ha vuelto a la carga con una larga lista de nuevas confirmaciones entre las que podemos encontrar tanto artistas nacionales como internacionales.

El festival madrileño ha incorporado a sus filas 31 nombres: Bayonne, Cora Novoa, Durand Jones & The Indications, Holy Bouncer, Ben Howard, Pile, Lali Puna, Ylia, Slaves, ElyElla, DJ Koze, Iván Ferreiro, Goat Girl, Jardín de La Croix, Mick Jenkins, Actress, Dua Lipa, Weval, Víctor Santana, James Holden & The Animal Spirits, Re-Tros, Milk Teeth, Paul Kalkbrenner, Gruppo di Pawlowski, The Ninth Wave, Post Malone, Deaf Havana, Alex Francis, Jet, Childhood y Underworld.

Uno de los nombres estrella de esta tanda ha sido Dua Lipa. La británica publicó su álbum debut Dua Lipa el pasado mes de junio y consiguió situarse al frente de las listas de éxitos con verdaderos hits como “New Rules”. Su estilo se caracteriza por una perfecta combinación del R&B y el pop más fresco y sexy. Sin duda se trata de una de las joyitas con las que cuenta la tercera edición del festival.

Otra confirmación destacable es la de Jet, que tras la caída del cartel del año pasado vuelven a unirse a las filas del Mad Cool. La mítica banda australiana ha elegido el festival madrileño para su regreso después de 11 años sin pisar nuestro país. La banda regresa a los escenarios con más fuerza que nunca tras una ruptura temporal de cuatro años para poner a todo el público en el aire con temazos como “Are You Gonna Be My Girl”.


Además, el festival ha seguido ampliando la lista de nombres nacionales con las incorporaciones de Holy Bouncer, Ylia, ElyElla, Iván Ferreiro, Jardín de la Croix y Víctor Santana. Nos encontramos con todo tipo de estilos, desde electrónica hasta el más puro indie patrio.

Recuerda que ya no hay abonos, pero sí que quedan algunos VIP. Date prisa antes de que se acaben o solo podrás conseguir las entradas por días. Entra aquí, no te vayas a quedar sin ir.