Prepárate para el Couchella, es decir, ver el Coachella desde tu sofá


Ya está aquí una nueva edición del Coachella, y desde Un Festival por Dentro hemos querido tomárnoslo en serio. Sabemos que somos muchos los que desearíamos poder vivir el mítico festival californiano en primera persona, pero que por el momento no nos resulta viable tomarnos unos día de vacaciones en pleno mes de abril, desplazarnos hasta los Estados Unidos y hacernos con una entrada para el evento –aunque siempre cabe la posibilidad de marcarnos un James Marcus Haney, y colarnos al festival–.

No obstante, gracias a los milagros de la tecnología, desde hace unos cuantos años los melómanos que anhelamos asistir algún día al Coachella tenemos la posibilidad de presenciar algunas de las actuaciones en directo via streaming desde el sofá de nuestras casas.

A continuación os presentamos los pasos que desde la redacción recomendamos seguir para llevar a cabo, en unas condiciones envidiables, el denominado Couchella –de la misma forma que la palabra “couch-surfing” se utiliza para referirse a la acción de surfear, aka dormir, en sofás ajenos, el neologismo “couch-ella” ha surgido con el objetivo de designar a aquellas personas que vivimos el Coachella desde nuestro sofá”.

1. Consulta el cartel de esta edición

Así te deprimirás por no poder presenciar en primera persona las actuaciones de tus artistas favoritos del lineup, pero intenta tener una actitud positiva: al fin y al cabo, si asisten artistas molonguis te hará más ilusión ver el streaming.

Podéis consultar el cartel del Coachella 2018 AQUÍ.

2. Invita a todos tus amigos a tu casa

Ver el streaming forever alone quizás puede ser un poco desmotivador, así que asegúrate de que estarás bien acompañado. Es probable que en tu lista de amistades haya la típica persona que no sabe lo que es el “Coachella”, pero seguro que se apuntará igualmente a la gran cita.

3. ¿En directo, o en diferido?

Esta deviene una de las decisiones más trascendentes. Debemos ser realistas, hay una diferencia horaria de nueve horas entre California y España, de manera que el streaming en vivo de los conciertos suele empezar pasada la madrugada española. Debéis valorar si aguantaréis toda la noche despiertos –sin molestar a los vecinos– o preferís tomároslo con calma, y verlo en diferido la mañana siguiente.

4. Ten presentes los horarios del streaming

Unas horas antes del inicio de la retransmisión se publican los horarios. En cuanto los tengamos los compartiremos en nuestra página especial, y así podréis hacer un planning de los conciertos que queréis ver.

5. El dilema de los tres canales

El streaming del Coachella suele hacerse a través de tres canales, y cada uno de ellos retransmite un escenario distinto. Tendrás que pelearte con tus compis para decidir qué canal escogéis en cada momento.

6. Las palomitas no pueden faltar –y las cervezas tampoco–

Está a punto de empezar el streaming… ¡pero se os ha olvidado poner las cervezas a enfriar, y no hay palomitas en casa! Deberéis planificar con antelación los refrigerios que serán necesarios para el evento.

7. ¡Postureo time!

De la misma forma que haríais si estuviérais en el Coachella, no os olvidéis de compartir el momento a través de Insta Stories, Snapchat y Facebook Stories –como nadie usa FB Storeis tendréis más visibilidad si publicáis allí–.

8. ¡A disfrutar del Coachella!

Habiendo cumplido todos los pasos anteriores, llega la hora de disfrutar de la velada –de la misma manera que lo hizo Beyoncé en la ceremonia que se muestra a continuación–.