Crónica Beer and Beards El Cabo Festival


El pasado sábado 1 de octubre disfrutamos de la primera edición del Beer and Beards El Cabo Festival, en el recinto ferial de Almería.

A pesar de haber pedido acreditación para el festival, no la recibí. Pero el mismo viernes por la tarde me informaron de que sí estaba acreditada.

Ni corta ni perezosa solicité otro pase para mi acompañante, y a la mañana siguiente carretera y manta rumbo a Almería. Lo improvisado siempre sale mejor, y con este viaje voy a poner bajo cristal y en un marco esta frase en la pared.

Acostumbrados a que una bebida patrocine un festival, en este caso la propia organización del festival corría a cargo de la cerveza artesanal El Cabo. Ésta se nutre de cebada andaluza y agua de la sierra de Almería. Y a mí sólo me salen palabras de complacencia, tanto para la cerveza como para la organización.

Apenas pasadas las cinco de la tarde del sábado y con un sol calcinador, llegaba BRASI. Fueron los encargados de abrir el festival. Los valientes que sobrellevaron el calor disfrutaron de su álbum debut, Marcaje al Hombre. Nos dejaron temas como “Lo Mejor de Mi” o “Rompiendo Corazones”.

Le seguían los hermanos de Gentleman Clef. Ellos dicen que crean música que transmita, y con esas emociones aflorando presentaron su primer EP Storm. No se dejaron ni una canción, “Storm”, “Imagination Rules”, “Posion Song”… Un grupo que ha despertado interés entre aquellos que desconocían de su existencia. 

Processed with VSCO with hb2 preset

Vimos Casino Boogie desde la barra, ya con un buen tanque de cerveza El Cabo en las manos. El sol caía en Almería con los temas del grupo autóctono de la zona sonando de fondo. Su estética era impecable, y su música nos recordaba al sonido sureño de The Black Crowes.

Sidecars estuvo disfrutando de las playas del Cabo de Gata esa misma tarde. A las 20:30h comenzó puntual su actuación. Para mi gusto, un tanto parsimoniosa, pero con un sonido extremadamente cuidado. Fueron cogiendo fuerza según avanzaba la tarde, culminando por todo lo grande con “Fan de Ti”, “Los Amantes” y “Contra las Cuerdas”. Éste último, single de su cuarto álbum, con el que están de gira. Aplaudieron el valor de la organización para celebrar un festival de rock “con la que está cayendo”, y se mostraron agradecidos de tocar en Almería.

Caía la noche en el Beer and Beards El Cabo. A las 22:00h llegó el turno de Burning, con el piano de leopardo rojo de Johnny Cifuentes ya brillando en el escenario. Siendo uno de los precursores del espíritu de la “movida madrileña”, nos arrancaron a bailar. Se notaba la cantidad de seguidores que había atraído el grupo, que coreaban al unísono sus clásicos. El rock and roll es actitud, no entiende de edades. Rodeados de personas que nos podían sacar más de veinte años, teníamos los pelos de punta con el famoso “¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?”. Así como “Bestia Azul”, “Mueve tus Caderas”, o “Una Noche Sin Ti”. Me sorprendieron gratamente.

Se avecinaba algo grande. Desde que Los Zigarros se subieron al escenario no dejamos de mover los pies al más puro estilo rock and roll. Apenas habían dado las doce de la noche y Álvaro y Ovidi Tormo (guitarras), Nacho Tamarit (bajo) y Adrián Ribes (batería) ya habían revolucionado el Beer and Beards. Estuvimos todo el concierto en el foso, admirando de cerca el escorpión de la guitarra de Álvaro y la habilidad pasmosa de Ovidi con su nash guitar.

Processed with VSCO with hb2 preset

Fueron sucediéndose temas como “No Obstante Lo Cual’, “Cayendo Por El Agujero” o “Voy A Bailar Encima De Ti”. Se iba acabando su repertorio con “Dispárame” y el público dejó claro que faltaba “Dentro de la Ley”. Sonaron las sirenas que abren el tema y cómo corriendo detrás de la policía, el público enloqueció. No nos había dado tiempo ni a tomar aire cuando empezaron a sonar los primeros acordes de “My Generation”. Canción de The Who con la que se despidieron de este vibrante y frenético directo del que es imposible cansarse.

Pasada la medianoche, el indie rock de Second nos catapultó al infinito. A pesar del subidón inextinguible del concierto anterior, los murcianos supieron mantenernos en una nube. Un duelo de luces entrelazado con las canciones de su nuevo álbum, Viaje Iniciático. Sentíamos un verano eterno, mientras sonaba “Primera Vez”, “Nos Miran Mal”, “2502”, “Atrévete” o “La Distancia No Es Velocidad”. 

Tras entonar un cumpleaños feliz a Nando, el bajista, cerraron su setlist con “Rincón Exquisito”. Sean Frutos, voz del grupo, lanzó un mensaje a todo el universo regalando una colorida lluvia de confeti al festival de El Cabo. Cuesta creer que vayan a cumplir 20 años como banda, pues a pesar de su innegable experiencia sobre el escenario poseen un estilo fresco y virtuoso.

Aún quedaba la traca final con los djs. El festival puso a la venta entradas reducidas a 5€ para no perdérselos. Me quedé con ganas de ver a Mendetz, que se cayeron del cartel pocos días antes. No obstante, en su lugar actuó Sudor Frío seguido de Javi Demodé. Los djs estuvieron dando guerra hasta las cinco de la mañana, pero para esas horas ya estábamos de vuelta al hotel con un taxista que nos puso Motorhead a todo volumen. Nos esperaba un largo día de visitas y carretera a la mañana siguiente.

Aseguraron buena cerveza, buena música, buen tiempo; y rebasaron nuestras expectativas. Además al ser un recinto pequeño, sentíamos más cerca a los músicos que llenaban el cartel.

La organización del Beer and Beards El Cabo fue excelente, así como la cerveza, y se cumplieron prácticamente todos los horarios de las actuaciones. Desde mi humilde opinión les deseo muchas más ediciones de este recién estrenado festival. Y que continúen trayendo grandes bandas a Andalucía.

Salud y rock and roll.

FOTOS: Elena Mayoral