Crónica BIME Live 2016: La consagración


Anochecía sobre Bilbao cuando nos adentramos en el BEC para vivir la parte Live del BIME, tras haber disfrutado de 3 días Pro de los que más adelante os informaremos.

Javiera Mena llevaba medio concierto ya en el escenario Heineken para entonces. Unas bailarinas al son de su música, la estética pop y un informalismo que nos encantó bañaron su actuación, de la que saltamos a Toundra. El escenario Thunder Bitch daba la bienvenida a la verbena rock-acústica en la que sobran los micrófonos y aunque el recinto no estuviese muy lleno todavía, la energía vibrante recorría todo el pabellón a ritmo de los madrileños.

BIME Live 2016

Una cola kilométrica se estaba formando en la entrada del BEC, culpa de ello tenían las pocas zonas de canje de pulsera y que no quedara nada para que el cabeza de cartel del día se asomara al escenario Heineken.

La polifacética y carismática PJ Harvey hacía entrada al escenario, engalanada con un traje negro y muy bien acompañada por su numerosa banda. Ofreció un show enérgico, con una puesta en escena oscura e intimista, metiéndonos en el concierto a las primeras de cambio.

Fue un concierto plagado de canciones de su último proyecto The Hope Six Demolition Project  (tocó 9 de las 11 que lo integran). Dio comienzo al show con “Chain of Keys”, ideal para iniciar el bolo. Pero como decimos esto solo fue el inicio, acto seguido entraron en acción esos riffs de guitarra tan intensos de “Ministry of Defence”, donde veíamos a una PJ con ganas de dejar huella a su paso. No fue hasta ya bien entrado el concierto cuando pudimos disfrutar de algún tema de otro álbum distinto. Fue el caso del tema “The Words that Maketh Murder”, tema muy rítmico donde la banda tomó un importante papel en el directo.

BIME Live 2016

A pesar de ser un concierto donde primaron sus dos últimos discos, los fans más longevos de la británica no se quedaron con las ganas de escuchar temas más clásicos como “50 ft Queenie”, “To Bring You My Love” con introducción de la banda incluida o “Down By The Water”. Llegando a cerrar con una cover del ya “nobelizado” y mundialmente conocido Bob Dylan y su tema “Highway 61 Revisited”.

Acto seguido nos dirigimos hacia Richmond Fontaine en el escenario teatro, que este año incorporaba una pequeña zona de pista entre graderío y escenario. La poca afluencia debido a ubicarse entre los dos grandes reclamos de la noche no menguó sus ganas de exprimir su set en la presente edición del BIME, en el que hicieron un repaso a su discografía haciendo especial hincapié en Winnemucca y en su último trabajo, You Can’t Go Back If There’s Nothing To Go Back To.

A las doce de la noche harían aparición en escena los británicos Suede en lo que sería un show especial, dividido en dos partes. La primera de ellas fue una actuación acompañada de la proyección de una película, donde tocaron íntegramente su último trabajo, Night Thoughts. Brett Anderson y compañía dieron inicio al concierto con “Where You Are Young”, una de los temas más pausados del álbum. El efecto óptico de la proyección era sencillamente espectacular, pues no era una banda con un screen a sus espaldas, ellos estaban en la parte posterior de la pantalla, en la esquina de la derecha pero integrados a la perfección, como si de hologramas se tratara. Aun así, fue una primera mitad un tanto descafeinada propiciada por los no tan fans de la banda que se vieron perdidos ante la parafernalia cinematográfica.

BIME Live 2016

Para la segunda mitad del directo el grupo se reservó los temas más clásicos, motivando, ahora sí, a todos los allí presentes. No fue hasta entonces cuando vimos el animal escénico que es Brett Anderson, no paró de moverse, de bailar, saltar. Consiguió meterse a todo el público en el bolsillo en canciones tan conocidas ya por todos como “Trash”, “Animal Nitrate” o su gran hit “Beautiful Ones” canción con la que dieron fin a su actuación.

El post-punk de Belako puso el broche de oro a una noche que se fue difuminando entre gotas de Jägermeister y cerveza, llevándonos a disfrutar de la nueva e impresionante zona Gaua, un acierto total.

BIME Live 2016

El sábado se esperaba masivo, con mucha afluencia, pero la cosa empezó muy escueta. El escenario teatro no estaba ni al 20% de aforo cuando Kevin Garrett salió a desgranar su único EP al escenario. La dulzura y la ternura destacan en un directo que desgarra verso a verso el mundo del desamor. Fue un set corto, pero intenso.

De la tranquilidad del estadounidense saltamos a los locales Shinova, que llegaban con fuerza para presentar Volver, su nuevo trabajo discográfico. Tuvieron que lidiar con el desánimo del público que no parecía muy por la labor de disfrutar del concierto. Aún así, supieron sacar lo mejor de las primeras filas y convencieron con ese giro a mares más “Izales” o “Lesbianos”; eso sí, manteniendo la garra rock y sin ser tan empalagosos como estos últimos.

BIME Live 2016

Volvíamos al escenario teatro para disfrutar de lo que sería nuestro gran descubrimiento del festival. Ya lo recalcamos en nuestros 5 indispensables del BIME Live, pero no fue hasta ver a James Vincent McMorrow en directo cuando lo constatamos. LEDs de colores adornaban una banda bien compacta, y un aforo rozando el completo con un público más que entregado coadyuvaron la perfección de su directo. Tuvieron cabida varios de los cortes más significativos de su álbum debut como “If I Had a Boat” o “Breaking Hearts”; y también temas de su último trabajo como “Rising Water”, una de nuestras favoritas.

Todo estaba saliendo demasiado bien, hasta el momento. El reloj corría mientras un aviso en pantalla nos instaba a no usar ningún tipo de luz durante el concierto de Moderat. Concierto que esperamos… Y esperamos… Hasta que media hora después de lo previsto, decidieron asomarse. Siempre hay alguna banda que lo hace y desajusta todos los horarios, ¿tan difícil es ser puntual?

Eso sí, la puesta en escena oscura y tenebrosa, que solo se rompía por fuerza de los estrobos o focos de colores nos encandiló. Una hora y cuarto en la que el trío nos adentró en una vorágine de frecuencias agudas y graves en el que el techno más bailable sacudía hasta al más parado del recinto. Una pena que los grupos de cotorras y los que hacían caso omiso al aviso de no usar flashes nos amargasen un poco la experiencia.

BIME Live 2016

Con su última nota llegó la primera de los Chemical Brothers que nosotros en Un Festival por Dentro (gracias a dios) los tenemos más que vistos. El setlist lleva siendo el mismo todo este año y es que variar algo en este auténtico show audiovisual no es nada fácil. Abriendo con la ya mítica “Hey Boy, Hey Girl”, los hermanos químicos se metieron al público en el bolsillo con todo el despliegue FX, los payasos diabólicos, los globos de colores y los robots flotantes. Cerraron con “Block Rockin’ Beats”, sin bises y le pasaron el testigo al rey del mañaneo LTniano, Dani Less, con el que cerramos nuestro BIME Live 2016.

Si el año pasado hablábamos de una edición cercana a la consagración, este año el BIME Live se ha aupado con el título del mejor festival otoñal del país, veremos con que nos sorprenden el año que viene…

BIME Live 2016

FOTOS: Ignacio Urrutia