Crónica Festival de Les Arts Vol. III


Cuarenta mil personas se dieron cita este pasado fin de semana en la ciudad de las Artes y las Ciencias en la III edición de Les Arts, que con cambios y novedades se quiere posicionar como festival referencia de la ciudad de Valencia. Pues bien, como todo en esta vida, hubo cosas muy buenas y cosas malas y muy malas. Musicalmente hablando no tenemos queja alguna, para algunos este año el cartel fue el más flojo de los visto hasta ahora pero claro está, que el tema de grupos es completamente subjetivo, yo me lo pasé divinamente y disfruté muchísimo con todos los que me dio a tiempo a ver.

VIERNES 9

Varry Brava con su Safari emocional por banda y temas como “Entre fantasmas” o “Calor”, abría el escenario principal a una hora que nos tiene poco acostumbrados, pero nos hicieron bailar igual. La entrada era bastante buena uniendo la gente que llegó a esa hora y a los valientes y suertudos que pudieron disfrutar de los directos previos de Apartamentos Acapulco, Luís Brea y El Miedo, The New Raemon & McEnroe. Miss Caffeina vendría después. Entre la pausa de un grupo y otro, nos movimos al escenario Coolway a ver lo que fue el descubrimiento del festival: Sensible Soccers. Los portugueses demostraron que no vinieron a Valencia de visita y nos regalaron un bolo de lo más bueno. Apuntados quedan para seguir sus pasos.

Como decíamos anteriormente, Miss Caffeina repitieron y esta vez cambiaron el momento con Zahara por una sorpresa. Delante de todos los presentes, el grupo fue cómplice de una petición de matrimonio que no podía acabar más que con un sí. ¡Viva el amor! Happy ending y todos a bailar “Mira como vuelo”.

Fotografía de Jota Martinez

Seguimos el ida y vuelta entre el escenario principal y el Coolway para ver a Fuel Fandango. Nita y Ale se quitaron la espina del año pasado -cuando se cayeron de cartel a última hora- y dieron un gran concierto. Después, León Benavente ofreció un auténtico show -a pesar de los problemas de sonido del escenario Coolway que iban a ser una constante durante todo el festival – destacando como una de las actuaciones de la jornada del viernes.

Jake Bugg llegó, tocó y venció… pero para sus fans. Siendo un cabeza de cartel y estando en el escenario principal no estaba ni mucho menos todo lo lleno que se espera. Pero para los que estábamos allí eso no nos importaba. Nos importaban sus canciones, su música y verle en directo tocando temas como “Simple as This”, “Two Fingers”, “Broken”, “A Song About Love” o “Slumville Sunrise” entre otras. Para mí, ni un reproche. Parte de culpa de la no asistencia a este concierto -más allá de gustos y opiniones sobre si Jake Bugg llega o no llega en el momento adecuado- la tienen Polock. Fueron una incorporación de última hora sustituyendo a Hola A Todo El Mundo junto con Nudozurdo –que no tuvo tanta suerte con la hora que le asignaron para su actuación del sábado-. Los valencianos sí que llenaron hasta la bandera el escenario Negrita en la que fue la presentación improvisada de su último trabajo Magnetic Overload.

Fangoria cerraba la noche del viernes en un escenario principal, ahora sí, lleno. No sabía qué esperar de la actuación de Alaska & Co. Fue todo un montaje de luz, color y energía pero sobre todo por parte de sus dos bailarines, casi atletas. Fueron sonando los temas que los fans de las primeras filas ansían escuchar “Espectacular”, “Fiesta en el Infierno”, “Geometría Polisentimental”, “No sé qué me das” y “A quién le importa”, por supuesto.

Y para acabar “Bailando”, un pequeño popurrí de canciones que conjugaban precisamente con el verbo bailar. Primero con “Toro” de El columpio asesino y para finalizar repitiendo los fuegos artificiales, que ya se lanzaron en la fiesta de bienvenida el día anterior y que parece que se van a quedar como una parte más del festival. Finalmente, los asistentes escuchamos el “Yo quiero bailar” de Sonia y Selena. Otra cosa no, pero en este concierto fiesta un rato.

Digitalsim  se encargaba de finiquitar el primer día del festival, pero el final fue de forma muy repentina. En su Instagram nos desvelan el misterio en un post acabado su paso por nuestro país el pasado finde:

Muchas gracias Valencia and Madrid We had a really good time even if the police had stop our show in Valencia because we’ve been too loud.

Pues eso….

SÁBADO 10

Meridian Response, con su interesante propuesta, aunque con no demasiado público, daba el pistoletazo de salida a la segunda jornada que contaba con un gran número de grupos valencianos. Geografies a continuación desde el Negrita dando paso otra vez al Coolway con Nudozurdo -que ya comentamos al comienzo del artículo-, que dado el calor y las horas tuvieron que parar en alguna ocasión a respirar.

Después, en este escenario siguieron Modelo de Respuesta Polar con nota y ya más gente, también venidos de la gran actuación de Maga en el escenario principal. Con la actuación de WAS y su pop electrónico se pasó a la noche y nos hicieron disfrutar de lo lindo. Antes Iván Ferreiro en el escenario Henieken, en su línea. Y su línea es ascendente. Genial concierto. De repente, vimos en las pantallas la KissArts, que era un corazón para que se besaran las parejas, bueno, todos sabemos cómo funciona… Otra novedad de este año que puede que mientras suena “El equilibro es imposible” no pegue mucho… eso ya es personal.

Sidonie dio uno de los conciertos del festival. Acabaron su actuación con “Incendios” pero antes pudimos escuchar “En mi garganta”, “Siglo XX”, “Un día de Mierda”, “Por ti” y todos nos vinimos arriba con su último single “Carreteras Infinitas”. Para ser El peor grupo del mundo nos encantaron a todos, sí que levantaron a todo un festival, pero más de uno nos quedamos con las ganas de que después tocara Lori Meyers…

La Habitación Roja volvió dos años después a Les Arts y como siempre en Valencia éxito asegurado. Después del subidón que nos dejó en el cuerpo Sidonie, disfrutar del concierto de la banda valenciana fue fantástico. Eso sí, cenando por el camino y con la actuación ya empezada, porque si no imposible verlos a todos. La Casa Azul que prometía ser también una de las actuaciones del festival con Guille Milkyway, que lo fue, pero otra vez hay que nombrar problemas de sonido en su show… Pero bueno, como su último single dice “Podría ser peor”.

El penúltimo grupo en tocar en el escenario Negrita en la segunda jornada, fue Barbott. Tenía ganas de ver su directo y el único “pero” que se le puede poner a la actuación de este grupo de Barcelona es la coincidencia de horario con The Vaccines. Allí que me fui yo a disfrutar al menos la mitad de su actuación. Pasó lo mismo que con el concierto de Jake Bugg que aunque con más asistentes, no tuve demasiados problemas para ir llegando hasta el principio del escenario, cosa que es bastante impensable en cabezas de cartel de otros festivales. Los ingleses estuvieron más que correctos y acabaron su actuación con “If You Wanna” que en el 2014 daba la bienvenida al verano con el siempre esperado anuncio de Estrella Damm.

Los ya amigos de la ciudad de Valencia, Kakkmaddafakka, en su línea: interactuando con el público, haciéndonos saltar y bailar y ondeando su enorme bandera con el nombre de la banda. Incluso se escuchó la llamada transmitiendo energía al máximo y con el cantante sin camiseta. Gran cierre.

Elyella Djs se encargaron del fin de fiesta, dejando el listón bien alto y con ganas de más hasta el año que viene a base de magia y confeti.

Haciendo balance, la experiencia ha sido muy positiva, pero hay cosas que no. El viernes el festival empezó y Mechanismo empezó su concierto cuando las puertas de acceso aún estaban cerradas. Los problemas de sonido en el escenario Coolway se repetían tanto viernes como sábado haciendo que  los directos lucieran la mitad… La noche del sábado tenías que ir con muchísimo cuidado porque el suelo del escenario Heineken -o sea más de medio recinto- se resbalaba mucho, no sabría decir el porqué. Yo hasta vi una leche bastante importante… Y termino y,a pero no sin mencionar la novedad que este año ofrecía el festival que a priori era una iniciativa muy buena, pero ha acabado siendo como mínimo, caótico. Los vasos del festival, se puede resumir con cómpralo, rellénalo de alcohol, si quieres cambiar de bebida o se te ha caído al suelo no te lo voy a cambiar, cárgalo tooodo el día, porque solo lo puedes devolver desde las 00:00 hasta las 3:00 – en un cubículo justo en el lado opuesto a la salida del festival- y si me lo devuelves con el mínimo desperfecto tampoco te lo cambio.  Supongo que habrá gente que se los habrá comido, pero yo conseguí devolverlo el sábado con una cola inmensa y al final la muchedumbre te arrastraba. Repito, la idea está bien si es por el bien del medio ambiente, pero necesita mejorar la gestión.

Ya están confirmadas las fechas para la cuarta edición, así que solo queda esperar y confiar en que el año que viene más y –esperemos – ¡mejor!

AUTOR: Ana Gisbert

FOTOS: Ana Gisbert y Jota Martínez