Crónica FIB 2016: Domingo


Era domingo, 17 de julio, y nos levantamos con la pena de saber que era el último día del festival. No queríamos abandonar nuestro oasis mediterráneo, el kebab mañanero del puesto de los rockeros o las amistades del Campfest. Lo único que no echaremos de menos serán las picaduras de los mosquitos, que nos han acribillado hasta la planta del pie. Pero bueno, todo tenía que llegar a su fin…

Crónica FIB 2016 domingo

La resaca de Muse, de Disclosure y del día más concurrido del festival todavía nos pesaba. A duras penas nos levantamos del colchón, ya semi-hinchado. Fuimos a remojarnos a la piscina y a descansar flotando en el agua caldo ardiente. Nos esperaba un día lleno de decisiones duras. Decidimos tumbarnos al sol mientras pensábamos en las elecciones que teníamos que hacer esta tarde. ¿Por qué tanto solape?

Jess Glynne crónica FIB 2016 domingo

Nuestra intención era acudir a FIDLAR de buena tarde, pero el remojo piscinero se nos fue de las manos y acabamos entrando al recinto para Jess Glynne. Ella, con fondo glitteado detrás y fans británicas y no tan británicas delante, se marcó un set muy pop y divertido -según nos dicen-.  Nosotros no pudimos entretenernos mucho, ya que Catfish and The Bottlemen estaban a punto de saltar al escenario Las Palmas. No pasa nada Glynne, nos volveremos a ver en Sziget, prometido.

He de admitir que yo -personalmente- no soy muy fan de Catfish, pero el ambiente que se respiraba allí, la energía de los de Gales y que el anochecer les sentaba muy bien… Todo ello me acabó encandilando canción a canción hasta conquistarme con “7”. No faltaron alusiones al Brexit, como en todos los festivales últimamente.  Y después, para darle el broche de oro, llegaron “Cocoon” y “Tyrants”. Si quieres echar un vistazo al setlist que se marcaron, puedes hacerlo en nuestro twitter. (Y ya de paso seguirnos, ¿no? Que es gratis…).

Catfish crónica FIB 2016 domingo

El gran dilema

Otro de los grandes clashes del día eran Mac DeMarco y The Maccabees, pero teníamos demasiadas ganas de ver a Mac y su banda. Llevábamos salivando con verle desde hacía tiempo y no podíamos perdernos esta ocasión. De camino al escenario Visa escuchábamos una pronta “Salad Days”, que esperábamos escuchar de las últimas. Nos apresuramos para poder escuchar aunque sea las últimas notas.

El buen rollismo era contagioso, pero nosotros necesitábamos sentarnos para poder sobrevivir al día que se nos presentaba. Desde la parte de atrás escuchamos “The Stars Keep On Calling My Name”, “Ode To Viceroy”, “Chamber of Reflection”… No faltó ninguna. Chapó.

Mac crónica FIB 2016 domingo

La gran sorpresa

Los siguientes en actuar en el escenario Visa eran The 1975. Nos los perdimos hace unos años en el BBK y teníamos que catarlos en primera persona. No nos fiábamos de criterios ajenos que los tachaban de boyband y de banda para fans mojabragas. No nos defraudaron. Se presentaron con una escenografía perfecta, digna de gira de estadios. Matthew Healy estaba al calor de pantallas de LEDs de colores, que a veces de lo blancas que eran, cegaban.

Abrieron con “Love Me”, primer single que publicaron de su segundo álbum de estudio, “I Like It When You Sleep, for You Are So Beautiful yet So Unaware of It”. Y siguieron en la onda de este segundo trabajo casi todo el set. “UGH!”, “She’s American”, “Somebody Else” o “Loving Someone” fueron parte del repertorio de los ingleses. Pero también sonaron “Heart Out” o “Girls”, de su primer largo, antes de llegar al tramo final.

the 1975 crónica FIB 2016 domingo

Chocolate” anticipaba el final del que sería nuestra gran sorpresa de la jornada. El público con la euforia desatada, cantaba queriendo quedarse afónicos. “The Sound” fue la siguiente, para cerrar con una genial “Sex”. Sobresalientes.

Apurando las últimas horas…

Casi solapándose con The 1975 llegaba el cabeza de cartel de la jornada. Pero lo sentimos mucho, lo nuestro no era el rap de Kendrick. Ni tampoco el trip-hop de Massive Attack. No son santo de nuestra devoción por lo que nos retiramos a hidratarnos un poco más antes de darle un cierre apoteósico al festival, como bien se merecía. Nos dirigimos a la carpa FIB Club con Buenavista pinchando los míticos temas de siempre. Sonaron Nirvana, Depeche Mode, Pet Shop Boys y un sinfín de himnos festivaleros. La fiesta siguió con Aldo Linares hasta que la carpa cerró con el también mítico vals.

Nos despedimos del FIB ya de día, saliendo del recinto con el sol en la frente pero la sonrisa en la cara. Habían sido 4 días alucinantes y esta noche de DJs y de cerveza daban el culmen a una semana de dios. Al día siguiente llegarían los dramas de la vuelta a Euskadi, del puñetero Renfe y sus retrasos, y de las eternas esperas en transbordos. Se nos hizo dura. 3 trenes, dos taxis y 10 horas después llegamos a casa. Aún así repetiríamos una y otra vez. Nosotros ya estamos pensando en nuestro FIB 2017… ¿Y tú?

FOTOS: Adrian Morote, Luisagconcerts.