Crónica FIB 2016: jueves


El camino hasta Benicàssim para un vasco es un camino tortuoso. Y no lo digo yo, lo dice Renfe.

Llegamos con toda nuestra ilusión a la estación de Vitoria/Gasteiz (porque salir desde Bilbao era incluso peor), y nos montamos en el Alvia –que llegó tarde, qué raro-. 4 horas después nos vimos desamparados en medio de un secarral. Habíamos llegado a Camp de Tarragona y teníamos que hacer el transbordo a la otra estación de Tarragona a 6km. Primera pregunta que me viene a la cabeza, ¿quién coño hace una estación en mitad de la nada sin casi transporte a la civilización?

No pasaba nada, teníamos un autobús que nos llevaría a la estación. Lo que no contábamos era que nos llevaría a la estación de autobuses del centro del pueblo, no a la de Renfe que estaba en la otra punta. ¿Señores de Renfe, tan difícil es poner un shuttle bus entre estación y estación? ¿Qué sentido tiene tener dos estaciones de tren en la misma ciudad y no enlazarlas con algún tipo de transporte para agilizar el transporte de viajeros?

Cargados hasta las orejas nos recorrimos media Tarragona y por fin llegamos a la estación que parecía que estaba en Mordor. El tren llegaba tarde –de nuevo- y el retraso se nos acumulaba cada vez más. El Talgo que llegaba de Barcelona estaba lleno de Fibers guiris que nos alegraron el viajecillo. Hora y media después llegamos a tierra santa, nuestros pies tocaban Benicàssim y no podíamos esperar al momento de ravear en el polvo naranja tan característico del desierto de Las Palmas.

JUEVES

El 14 de julio era la fecha marcada para dar el pistoletazo de salida al FIB 2016 y aunque la mayoría llevaban ya 3 días de camping, era el jueves cuando empezaba toda la fiesta. Entramos para Ruth Baker BandJohn Grvy. Nos decidimos por este último y le vimos despachar sus últimos temas ante un público motivado entre las que divisamos a las Hinds. Lo siguiente en la programación no era nuestro rollo, por lo que nos mudamos al campamento base instalado en el Campfest para hidratarnos un poco –ya tú sabe-.

Ruth Baker Band FIB crónica FIB

Volvimos para Soulwax (ya que nos los perdimos en el BBK) y nos encantó el ambiente que crearon. Sintetizadores analógicos, luminarias blancas, cegadoras por doquier y un sonido muy potente que nos dejó loquísimos. Los “2many” nos regalaron un set limpio y con mucha marcha que allanaría el camino a lo que nos quedaba de noche.

Soulwax Crónica FIB

Las 00:15 era la hora en que “Las Weers” deberían saltar al escenario, pero nos encontramos a las Hinds. Para los que andamos al loro de las entrevistas que hacen, el nombre ya nos sonaba de antes. En una de ellas confesaron que plantearon cambiarse el nombre a Las Weers, pero decidieron no hacerlo porque su jefe de discográfica les avisó de que significaba “Las Meonas”… Que apropiado.

No sé qué les ocurre a los organizadores de eventos que no tienen en cuenta a los alérgicos como yo. ¿Cómo es posible que el suelo de una carpa semicerrada no tenga suelo de palés de madera o de algún tipo de césped artificial? Me pasé todo el concierto de las Hinds (y futuros madrugones con Ochoymedio DJs) tragando polvo que me provocó problemas en labios, nariz y respiración. Desde aquí pido una solución a ello por favor, no debí de ser el único que tuvo que sufrirlo y no es tan difícil cubrir el suelo de una carpa con césped o palés.

Caso aparte, la juerga garagera en la carpa estallaba a borbotones con un público entregadísimo y mayormente inglés (dada su popularidad en las islas) donde sonaron todos sus temazos. No faltaron “Bamboo”, “Between Cans”, su nuevo single “Warts”, o la ya típica cierra-bolos “Davey Crockett”.

Tras las madrileñas nos dirigimos al escenario principal Las Palmas para ver al headliner del día. Major Lazer era para muchos la gran atracción de la jornada del jueves y –en mi opinión- no defraudaron. Muchas son las críticas que han recibido del bolo de Benicàssim pero como esta es nuestra crónica y la debemos contar como lo vivimos, tenemos que decir que lo gozamos. No paramos de bailar entre hit y hit, embelesados con los movimientos de las bailarinas y con el confeti que nos caía encima.

Major Lazer crónica FIB

Entre tanto temazo cayeron “El Taxi” o la ya oldschoolGasolina”, donde todo el público, incluso nosotros (que fuerte) la coreó. Tras las camisetas al aire, los saludos y la foto de rigor, Diplo & co. se retiraron de Las Palmas con medio FIB en el bolsillo.

Nos adentrábamos en la noche cada vez más y los grados de alcohol sangre de unicornio (9 euros el vaso grande de cerveza) subían en nuestro body. Llegaba el momento de dejar de informar y seguir la juerga.

Todo esto fue nuestra crónica del jueves en el FIB, ¡y todavía quedaban 3 más! Como no podíamos cubrirlo todo a la vez, Carla Sifer también fue al FIB para empaparse y rebozarse en ese polvo cobrizo que tanto gusta a los guiris. Con ella podrás leer todo lo que ocurrió en las jornadas del viernes y sábado, para volver el domingo conmigo y ver como acabamos nuestra aventura castellonense.

Sigue leyendo… Cronica de viernes ⟶

FOTOS: Luisagconcerts