FIB de mi vida, gracias por tanto un año más.


Ya pasó, un año más tras el vals del domingo dejamos atrás otro FIB. Para mi, ni más ni menos que el décimo.

Y es que señores, el Festival Internacional de Benicassim es y será por siempre uno de los favoritos de la masa. La masa que entiende, los puretas, los que empezaron a ir a festivales de música cuando se pagaba en pesetas y cuando no teniamos Insatgram Stories para contarle al resto lo que sucedía en tal mágico evento.

Este FIB será recordado por muchas cosas. Como las musicales os las voy a contar en breve, os cuento primero el resto. Será recordado por ser un FIB seguro, por cero colas y por máxima organización.  Por la anécdota de Pedro Sánchez y su avión de estado (Rajoy  es másde Taburete). Recordaremos este FIB porque mis amigos Delly y Luiscly perdieron el móvil, eso si, supieron sobreponer la alegría ante todo y seguir de fiesta.

El FIB de la parte derecha del escenario, como siempre. El de salvar a mi amigo Victor de una muerte en la arena, el de repetir el risotto de setas de los sábados y el de ser la guía espiritual de ingleses y vecinos varios. El festival de las clases de spinning y de aeróbic en el escenario Las Palmas. El de volver a bailar mi querido vals e irme a casa con la misma sensación fabulosa del primer año.

Solo voy a pedir una cosita a mejorar. Cosita, pero bastante importante. El tema de los transportes. Sabemos que somos muchos, y el FIB como buen experto, avisa de que Benicàssim es pequeño y somos muchos. Pero el año que viene bajad un poco el precio de los autobuses a Castellón y alargar los horarios, solo os pido eso.

Después de este rollo que seguramente no entendáis (o si), os dejo parte de mis percepciones y ondas musicales. Este año no he estado muy descubridora, he preferido jugar sobre seguro, y bueno, mis elecciones no me han fallado.

JUEVES – FIB 2018

Llegué a Polock por los pelos. Los horarios laborales, las responsabilidades y las amigas que tardan en hacerse el eyeliner más de lo normal. Pues eso, llegué tan por los pelos que solo vi los últimos temas. Pero que voy a hacer si con dos temas o con diez me conquistan igual.

La ruta siguió con J Hus, aunque es verdad que parte del show del británico lo vimos desde la zona de prensa donde estábamos haciendo gestiones y saludos de rigor. Se que a mis chicos de Benifaio les hubiera molado el bolo y la mezcla de dancehall, afrobeat, y r&b, combinación ganadora es un jueves (siempre british) del FIB. Por cierto, flipando con que el chaval a penas halla superado la mayoría de edad.

De Everything Everything disfrutamos parte. Siempre encabezando mis favoritas “Cough Cough”, “Distant Past” y “Kemosabe”. Enérgicos, aunque a mi parece a medio gas si recuerdo conciertos de hace unos años. Como si a la voz del cantante le faltase algo, no se si era tema de sonido y de falta de “fuelle”. Aún así, bailables y buen rolleros como siempre.

Para el concierto de TDCC a mis amigas y a mi se nos ocurrió una idea que no había pasado por mi cabeza en los diez FIBs que llevo a mis espaldas. Subir a la grada VIP. A Innmir le parecía guay eso de ver el concierto desde allí, no podía estar tan mal. Treinta. Treinta fueron los segundos que aguantamos sentadas en las sillas de plástico, y mucho me parece. Coincidíamos en algo, Two Door Cinema Club habían sido una de esas bandas que habían afianzado nuestro corazón indie.

Con el apunte de que Alex Trimble ha pasado de “niña a mujer” y está físicamente irreconocible. Eso si, hay cosas que no cambian. Y de inicio a fin nos tuvieron como buenas fans cantando y bailándolo todo. 9 años después de su primer concierto en el FIB todos nos reencontrábamos. ¡Qué bonito jolines! 

Foto de Luis Pérez Contreras

Ya era de que Izal pisaran el escenario de Benicassim. Para mi es un orgullo ver como siguen subiendo escalones y consiguiendo metas con mucho trabajo y esfuerzo. Presentando su último álbum, Autoterapia. Combinando como deseo de todos sus fans los hits de sus anteriores trabajos. Un directo que sigue mejorando con cada concierto y por supuesto con cada gira. Público nacional en su inmensa mayoría que se encargo de corear canciones que para muchos ya son himnos.

Palabras textuales de Ley dj el día después de tu set este 2018; “Si en 2001 cuando asistí a mi primer FIB siendo una enana, me hubieran dicho que tal día como ayer estaría cerrando el escenario principal, no me lo hubiese creído, a veces los sueños se cumplen.” Ella se dedica a cumplir sus sueños mientras nos hace bailar y disfrutar de cada instante de su sesión. Temas y ritmos que se apoderan de ti, un cierre de primera jornada increíble.

Foto de Luis Pérez Contrera“Wetsuit” o “All in White” ya me tienen nostálgica perdida enviando audios a mis BFF´s. Cierre como de costumbre con “If You Wanna” y “I Can´t Quit”Venga, estáis aprobados.s

VIERNES – FIB 2018

Creo que he perdido la cuenta de las veces que he visto The Vaccines en el FIB. Recuerdo perfectamente la primera vez, en uno de los escenarios medianos. Mis amigas que por aquel entonces estudiaban en Brighton me dijeron que teníamos que ver si o si a la banda. También fue el año que descubrí a Mumford & Sons. Dios bendiga a Inglaterra.

Un concierto previsible, sin apenas sorpresas. Aunque he de admitir que este dejà vú siempre me deja buen sabor de boca. Con temas como

Un ratito, solo un ratito fue lo que disfrute de La Plata. La banda me flipa, pero por suerte he podido verlos dos pares de veces en los últimos meses. Una carpa de la que salía muchos calor y sonidos de temas que no me cansará de decir, me saben a un pasado mejor. Y fue aproximadamente hace un año cuando les escribí un privado de Facebook a la banda para decirles queme flipaban. Lo mejor de todo es que les queda mucho por delante, y nosotros, de espectadores.

Llego la nostalgia. Llegaron The Killers. Decidimos no acercarnos para ver el concierto y acabó siendo una fórmula maravillosa. Todo temazos, todo hits. Eso es lo que pasa cuando una banda como la de Brandon Flowers se sube encima de un escenario. Su faceta de showman ha ido aumentando con los años, al igual que su estilo Las Vegas.

Un puntazado que Van Mccann de Catfish and the Bottlemen tocase con la banda en “Read my Mind”. Disfrute como siempre en cada tema, pero sobre todo con “Somebody Told me”, “When You Where Young” y mi siempre favorita “Mr.Brighside”.

Yo a C.Tangana he podido bailarlo últimamente, pero entre el bolo de Eryc Prydz nos encapamos un rato porque mi amiga Delly decía que ella tenía que verlo, aunque fuera un poquito. De Tangana se critican muchas cosas, pero creo que el espectáculo es claro. Es un speacher de calle y le encanta el escenario, puede no gustarte, pero ese no es problema para Tangana. Para terminar bien de confetti y de “avida dollars” por los aires.

Con Eryc Prydz llego el show, la “animalá”. Eso y bueno, que nos perdimos medio bolo porque uno de los móviles de mis chicas fue sustraído durante el bolo. Además me perdí a Perro con la movida y estuve una hora que no supe muy bien donde tenía la cabeza. Así que de aquí poco os puedo contar, más que conseguí volver a mi época house, cuando me escapada a los Matineé y sonaba “Call on Me” a tope de potencia.

La cosa ya estaba un poco cabizbaja y la noche no fue capaz de arreglarla Pedro Vian. No conocía al dj, he de admitirlo. No se si fue la situación, las fuerzas que aflojaban o la sesión que me resulto un poquito lineal.

SÁBADO – FIB 2018

Que si. Que somos predecibles viendo The Kooks, puede. Puede es que ya os he avisado que a este FIB he ido a lo bueno conocido. Una de las primeras bandas indies que escucha cuando actualizaba mi Fotolog hace casi 13 años eran ellos.

Luke y los suyos hicieron un bolo correcto. Moviendo lo justo a la masa, pero complaciéndola. Con ellos soy conformista, porque ya se que no van a darme el concierto de mi vida… Pero en cambio cuando suenan “Ooh La”, “You Don´t Love” o “Naive” me peta la patata.

Foto de Luis Pérez Contreras

Antes de que terminase del todo el anterior concierto, hicimos excursión a la carpa. Madre mía lo que nos gusta a nosotros una carpa. Sobre todo si dentro están Nation Dj Set y te hacen preguntarte si realmente son las diez de la noche o las seis de la mañana. Un disfrute hasta el último tema.  Bravo por los valencianos que en su formato dj set llenaron hasta el último rinconcito del espacio.

Aquí sucede un parón. Me encuentro mal, me salgo un rato, me como unas croquetas (sí, sí, unas croquetas). Recupero fuerza, me hidrato y entro a ver uno de los conciertos que personalmente más ilusión me hacía.

De las cuatro veces que he podido ver a Chase & Status en concierto, tres de ellas han sido en el FIB (está última la estoy contando). Me esperaban Felip y Kike Cunat. Imaginaos el nivel de dubstep, que al final de la noche, la gente de la barra que teníamos al lado del concierto se acercaron para decirle a nuestro amigo Kike que nunca habían visto a nadie bailar así. Y es que así fue la totalidad del concierto de los británicos. Un baile incansable que me recordó a los mejores tiempos del drum & bass que para mi hace un tiempo que pasó a mejor vida. “No Problem”, “End Credits y “Blind Faith”, mis siempre favos.

¿Sabes cuando tienes a los colegas que lo petan más fuerte del mundo? Eso pasó cuando me fui al South Beach a disfrutar de la sesión de Wise Men Project. Aquello parecía el escenario principal, y es que si cuidas al público del South Beach ellos te son fieles, se quedan hasta el final y te piden fotos cuando te bajas de la cabina (historia real). Sonó lo mejor de cada cada, entre todos los temas, un remix que querréis que sea la BSO de vuestra vida, vuestro despertador, la marcha nupcial de vuestra boda: “La Tabaquera”. 

Foto de Luis Pérez Contreras

Este fue el cierre. Fue un cierre fiber, un cierre de niggas, de no querer que acabase nunca. MYD nos complació con letras mayúsculas y consiguió una sesión totalmente equilibrada que a nosotros nos dio la VI-DA. Electropop, house y nu-disco, ¿dónde hay que firmar?

DOMINGO – FIB 2018

Para aprovechar los bien la última y triste jornada empezamos con North State. Ojo, que digo triste porque todo lo bueno se acaba, y porque el sentimiento que el FIB despierta en nosotros es muy visceral. Ni idea que la banda vienen del Empordà hasta que escuche hablar a Laia al micro. Un estilo que me recordó mucho a Jamie XX y Flume, incluso a Grimes. Sensaciones que te ayudaban a deslizarte más que a bailar, uno de mis pocos descubrimientos FIB de este año, pero ¡qué genial!

¿Alguien dudaba sobre si iría o no a verla? Admitamos que no soy imparcial, que yo amo a Innmir y ya está. Pero es que el éxito de la dj valenciana no solo lo avalo yo. Acaba de estrenar remix para el tema “La Ruta del Amor” de Varry Brava junto a Elyella djs. Capaz de casar al indie con la electrónica, muy capaz. Pero lo del domingo fue más allá del indie convencional, el domingo tuvimos una sesión de quemar la suela de las zapatillas. Alusiones al final para Justice, no podía ser de otra manera.

Foto de Luis Pérez Contreras

Él es FIB, y quien diga lo contrario miente. Liam Gallagher además de ser adorado por el groso de los británicos que encabezan parte del FIB también lo es por nosotros. Y es que después de tantos año disfrutando de su música y de sus poses no podía ser de otra manera.

Foto de Luis Pérez Contreras

Creo que probablemente Dorian sea una de las bandas nacionales que más tiene hecho su hueco en Benicàssim. Presentado su nuevo disco y recordando algunos de los temas más míticos de la banda, el confetti y las emociones a flor de piel quisieron acompañarnos en el concierto de la banda. Volcados con su público como siempre. Un público entregado que siempre lo canta todo de principio a fin. ¡Siempre es tan bonito disfrutaros!

Y llegó el fin, el dulce y maravilloso fin. El último concierto que vi hace un par de semana de Justice me dejo un sabor medio agridulce, pero lo del domingo súper cualquier tipo de expectativas. Un inicio con energía para iluminar una puta ciudad. El juego de luces, el cambio de los visuales, todo era perfecto. Por algo los franceses son unos de los mejores en lo suyo. Para mi sin duda una de las mejores experiencias festivales de este FIB. Como cuando la música se mete dentro de ti y ni si quiera tu mismo sabes porque te mueves así. En serio, ¡qué animalá!  ET JUSTICE POUR TOUS, para siempre. 

Foto de Luis Pérez Contreras

Después de terminar el bolo hubo Xavier de Rosnay por encima del público, aplausos infinitos y el vals, el vals más bonito de todos, el que cierra el último concierto del escenario Las Palmas.

FIB de mi vida, gracia por un décimo aniversario (nuestro) como este. Para el año que viene tengo el corazón partido, pero su sabes que siempre te voy a querer, #VIVAFIB.