Cronica Interestelar Sevilla: viernes


Y llegó el momento. El día que tantos sevillanos esperaban con ansía estaba a punto de caramelo. La tercera edición del interestelar Sevilla daba comienzo con su primer día en el Centro Andaluz de Arte Contemporánea.

El increíble sol que pegaba durante las primeras dos actuaciones – las de Batracio y Villanueva – cambió rápidamente por unas nubes negras que acechaban el cielo acompañado de algún que otro relámpago que se vislumbraba a lo lejos. Y no engaño, a medida que el recinto comenzaba a llenarse, la lluvia comenzó a caer mientras Elefantes saltaban al escenario. Por suerte, fue pasajera y a los pocos minutos cedió para no volver más, (por desgracia, hasta el día siguiente).

Y todo esto, con la expectación puesta en la primera gran actuación del día. Carlos Sadness, – al que pudimos realizarle una entrevista que pronto te mostraremos –, comenzó a tocar con unas plantas en el escenario que acaban de comprar especialmente para la ocasión: “ya que llueve aprovechamos y dejamos que se mojen”.  Sus míticos temas como “Qué electricidad” o “Bikini”, fueron intercalados con sus ya alabadas nuevas canciones de su último disco. “Física Moderna”, “Amor Papaya” o “Te quiero un poco”.

Tras este, llegó el turno del cambio de estilo con un Juanito Makande, una de las actuaciones más aclamadas de la noche. El de la Línea puso a bailar a todo el público allí presentes con himnos como “Niña voladora”.

Niños mutantes fue el puente perfecto para la llegada de los dos grandes cabezas de la noche. Aclamados como siempre con canciones como “Errante” o “Segunda Oración del desierto”, dieron paso a Sidecars y SFDK  (los raperos, siempre profetas en su tierra), estos últimos presentando su recién estrenado disco.

Sin lugar a dudas, la primera jornada de esta Interestelar Sevilla estaba convirtiéndose en todo un éxito. Pero aún quedaba un grupo más para acabar la fiesta…

La Casa Azul, con su espectacular y modernista puesta en escena, que termino interpretando uno de los grandes hits del momento: “La revolución sexual”. El público se desató para despedir la primera jornada por todo lo alto como bien se merecía y prepararse para el día de chaparrones del segundo día del Interestelar Sevilla.