Crónica Low Festival 2017: sábado 29


El segundo día del Low Festival 2017 prometía muchísimo. Tenía muchísima ganas y curiosidad de poder ver a Franz Ferdinand en directo, ya que sus temas siempre nos han acompañado a mis amigos y a mí en la mayoría de nuestras fiestas.

A las 00:00 en punto, Alex Kapranos y los suyos salieron al escenario Estrella Damm. Empezaron un poco tímidos, pero poco a poco, fueron cogiendo fuerza y conectando totalmente con el público. Y eso es algo que tenían muy fácil conseguir gracias a temazos como “Take me out”, “No you Girls”, “Walk Away”, “Michael”, “Ulysses”… Franz Ferdinand sorprendieron al público con la incorporación al setlist de temas inéditos hasta el momento, todo un regalazo para los que estábamos allí. El concierto finalizó al ritmo de  “This Fire”. Una cosa está clara, y es que las suelas de nuestros zapatos quedaron totalmente destrozadas porque no pudimos parar de bailar ni un segundo.

Llegó el momento de disfrutar de Los Punsetes. Personalmente no conocía mucho a este grupo, pero una de las mejores cosas que tienen los festivales es dejarte arrastrar por tus amigos y poder descubrir joyitas como esta. Lo que más me sorprendió fue la actitud y el rollo de Ariadna, la cantante. Logró conquistarme desde que me planté delante del escenario gracias a su voz y ese look tan peculiar que suele llevar siempre. Nuevos temas que se fueron mezclando con otros más reconocidos como “Me gusta que me pegues”, “Opinión de mierda” o “Tus amigos”.

El concierto de Los Punsetes todavía no había acabado cuando nos fuimos corriendo de nuevo hacia el escenario Estrella Damm para poder disfrutar de The Hives lo más cerca posible. Los suecos son energía pura, uno de los mejores directos (a pesar de los pequeños problemas de sonido que tuvieron) que se pudieron ver en esta jornada. Si lo que te va es la caña, The Hives saben perfectamente como darla con canciones como “Come on”, “Main Offender”, “Tick Tick Boom”y “Walk Idiot Walk”. Mención aparte merece Pelle Almqvist, el cantante, que es un auténtico SHOWMAN (así, en mayúsculas). Entre tema y tema se subía al bombo de la batería para saltar desde allí, lanzaba y recogía el micro como si de un yoyó se tratase, bajaba y se mezclaba con el público… En resumen, que sabe perfectamente qué tiene que hacer para que la gente disfrute al máximo con sus actuaciones.

Después del bolazo de The Hives, tocaba ver a Delorean. Empezaron tocando temas de Musik, su último trabajo que fueron abriendo paso a otros de los más clásicos como “Deli”.

Terminamos la noche del sábado con FM Belfast en el escenario principal. Toda una descarga de electrónica para no dejar de bailar y que acabó de rematarnos por completo.

 

Fotos: JavierPhotoRosa