Crónica Marearock 2017: viernes 21


Segundo día de festival y yo con muchísimas ganas de ver por fin a Sons of Aguirre en directo. Así que a las 20:50 ahí estaba yo delante del escenario al igual que tanta gente. Masa y Día Sexto estuvieron increíbles encima del escenario, desbordaban energía y no dejaron indiferente a nadie. El feedback del público también fue increíble. A parte de canciones propias como “Privilegiados” o “Ajo Infuso”, también cantaron alguna de Día Sexto como “Bertín”, muy acorde con todo su repertorio. Sin duda, uno de mis conciertos favoritos del Marea.

Esa noche el listón estaba muy alto, pero nadie defraudó. Los siguientes fueron El Último Ke Zierre que llenaron todo el Marea con la potencia de sus guitarras antes de Riot Propaganda. El grupo que fusiona Los Chikos del Maíz y Habeas Corpus nos hizo vibrar. Cantaron muchas canciones de su último disco Agenda Oculta pero tampoco faltaron otras clásicas como “Hasta la Victoria Siempre” o “El Miedo va a Cambiar de Bando”.

Mafalda subió al escenario a las 3:00 con toda la energía que les caracteriza. Cantaron al feminismo, reclamaron un lugar seguro para las mujeres pidiendo un pogo solo para ellas y recordaron que estaba a disposición de todas el punto violeta. En cuanto a contenido, fue muy parecido al concierto del Viña, aunque si tengo que elegir uno de los dos, probablemente elegiría el del Marea. En ambos conciertos estuvieron espléndidos, pero en el público se estaba más desahogado. Estábamos todos a que llegara “La Llorona” para ver si les acompañaría Sara Hebe en el escenario, pero no pudo ser (recordamos que Sara está ahora de gira por Europa).

Aunque no las tenía todas conmigo por el recinto donde se celebraba el festival, me pareció que lo supieron utilizar muy bien. Habilitaron el pabellón por dentro para poder acampar. Además, dentro había baños de verdad (de obra). Fuera, prepararon una zona de sombra que tenía los baños bastante cerca y trajeron módulos de duchas que estaban en muy buenas condiciones. Solo hubo algunas quejas el primer día porque un módulo de duchas no llegó, pero al día siguiente ya estaba solucionado. Dentro del recinto del festival había punto de agua potable, muy importante para las fechas en las que se celebra el festival. Otra pega fue el problema del primer día que obligó a aplazar los conciertos. Por mi parte, solo me queda felicitar a la organización por el gran trabajo que han hecho en general. Pero eso no fue todo, todavía nos quedaba un día más de festival…

Fotos: Facebook Marearock Festival y Asun Beltrán