Crónica Sónar 2017


El pasado fin de semana tuvo lugar la 24a edición del Sónar Festival en Barcelona. Esta edición, además de reunir a grandes nombres del panorama musical mundial, y ser un punto de encuentro para profesionales de los sectores creativos y tecnológicos –podéis leer lo que aprendimos en las charlas del Sónar+D AQUÍ–, batió récord de asistencia con 123.000 visitantes, y se caracterizó por un sofocante calor que nos pilló a todos desprevenidos: cualquier abanico improvisado fue bienvenido. En nuestra crónica Sónar 2017 podréis comprobar que, a pesar de sudar como nunca, lo pasamos en grande:

Jueves 15 de junio

El jueves devino mi jornada de calentamiento. Tras explorar un poco la oferta del Sónar+D, me topé con la actuación de D∆WN –nombre artístico de Dawn Angeliqué Richard– en el SónarVillage. Me llamó la atención su energía y su actitud de estrella encima del escenario, acompañada de dos bailarines en algunas canciones y buscando en distintos momentos la interacción con el público. Más tarde descubriría que fue una de las integrantes de Danity Kane, grupo que se disolvió en 2009, momento en el que la cantante estadounidense decidió embarcarse en su proyecto personal.

Crónica Sónar 2017

Unos minutos más tarde el británico Andy Stott hacía temblar –literalmente– el cómodo auditorio del SónarComplex con una incesante tormenta de sonido. Personalmente me faltó algún estímulo visual, ya que la totalidad del espectáculo se llevó a cabo a oscuras, y también me hubiese gustado poder escuchar su pieza titulada “Too Many Voices” en directo.

Tras su paso por el Sónar en 2015, el cantante venezolano Arca y el visualista Jesse Kanda volvieron al SónarHall para ofrecer otro intenso espectáculo. Arca demostró su talento vocal, interpretando con maestría las distintas piezas, y las composiciones visuales de Kanda no dejaron indiferente a nadie. De hecho, en un momento del concierto el cantante venezolano tuvo que advertir que, si había menores de edad en la sala, “los evacuaran”. Los pequeños problemas técnicos con el micro no afectaron al completo espectáculo que ofrecieron ambos artistas, en el que abundó la interacción con el público, se mostraron interesantes proyecciones y Arca incluso se metió entre la gente durante su última pieza.

Crónica Sónar 2017

Viernes 16 de junio

En el Sónar de Día del viernes me hacía ilusión presenciar el concierto de Roosevelt, tras descubrirlos en el pasado Primavera Club 2015. El grupo liderado por Marius Lauber salió al escenario con ganas de hacer bailar a los allí presentes, y consiguieron que muchos de los que se encontraban escondidos en las zonas de sombra –¡qué calor hacía!– se desplazaran hacia el escenario principal. Nos regalaron una buena dosis de pop electrónico con toques de funky, y a pesar de que en ocasiones podía parecer un poco monótono, aquellos ritmos coloridos sentaron de maravilla. Me dio la sensación de que en la recta final del concierto el músico alemán quiso dar un toque más electrónico a sus canciones, adaptándose así a la línea general del festival. Se nota la experiencia que han acumulado desde su paso por el Primavera Club.

Ese mismo viernes tuve la oportunidad de asistir a uno de los pases de “phosphere”, el proyecto que este año ha presentado SónarPLANTA de la mano del artista Daito Manabe, y aquello fue “overwhelming”, como dirían los ingleses. Tres bailarinas interactuaban en el espacio a través de unos haces de luz que seguían sus movimientos, creando así escenas de lo más poéticas, bellas e innovadoras. Resulta un poco complicado describir con palabras lo vivido, así que os dejo con un vídeo del espectáculo para que os podáis hacer una mejor idea. Cabe destacar también que la instalación podía ser probada por el público general, lo cual fue un puntazo también.

Decidí volver al cómodo –lo reitero porque es que realmente soy muy fan de las butacas de ese auditorio– SónarComplex para descubrir cómo sería el espectáculo audiovisual del dúo NONOTAK, y aquello me cautivó. La puesta en escena era relativamente sencilla: dos pantallas semitransparentes dispuestas en diagonal se intersectaban en el centro del escenario. No obstante, al dar comienzo el espectáculo, en ambas pantallas se proyectaron, usando una escala de grises, un conjunto de líneas y figuras que, coordinadas perfectamente con la música, te transportaban a un universo paralelo. De nuevo, os dejamos con un breve vídeo de la propuesta de este dúo francès-japonés:

Anderson .Paak apareció en el escenario SónarPub cargado de energía y dispuesto a darlo todo. Lo acompañaba su banda, The Free Nationals, y juntos llevaron a cabo un concierto de lo más intenso. El espectáculo empezó con su potente “Come Down”, y desde este momento que el público no cesó de bailar. Anderson, quien se mostró muy contento y agradecido de poder actuar en Barcelona, interpretó bastantes piezas sentado en su batería –lleva el ritmo en la sangre–. Nos hicieron cantar, mover los brazos y disfrutar de uno de los conciertos con más entrega por parte tanto del artista como del público.

Tenía muchas ganas de presenciar a Moderat en directo, tras perdérmelos en un par de ocasiones anteriores, así que me dirigí al SónarClub, el escenario principal del Sónar de Noche, para descubrir la propuesta del conjunto que resultó de la fusión de los alemanes Apparat y Modeselektor. La segunda canción que interpretaron fue A New Error, y aquí un servidor no pudo parar de saltar de la emoción. Se dirigieron al público para confesarnos que en el Sónar se sentían como en casa, y es que han estado presentes en unas cuantas ediciones del festival. Sus visuales no muy rebuscados pero elegantes complementaron un espectáculo de alta calidad, que a pesar de contar con algunos problemas técnicos, consiguió encandilar a los allí presentes.

Crónica Sónar 2017

Desafortunadamente no pude quedarme hasta el final del set de los alemanes porque a la 1.45h daba comienzo en el SónarPub la actuación de Nicolas Jaar. Había muchas ganas de presenciar al productor chileno y esto se notaba en el ambiente. Tras una intro que llegó a durar unos quince minutos, pudimos distinguir por fin la figura de Nicolas encima del escenario, que se dispuso a regalarnos una buena dosis de bases potentes y de lo más bailables. A pesar de que sonaron pocas canciones –alargó bastante las transiciones entre ellas–, el chileno dio un buen repaso a sus principales trabajos. Algunas de las piezas más celebradas fueron “Space Is Only Noise If You Can See” y “No”, el tema estrella de su último disco –en español–.

Tras visitar el escenario circular del SónarCar, en el que tuvo lugar una sesión de 6 horas a cargo de Masters at Work, me dirigí de nuevo al SónarClub por la curiosidad de saber cómo es el estudio de grabación de Soulwax, y es que el grupo belga literalmente se vino al Sónar con todo tipo de aparatos. Me gustó lo que pude ver y escuchar, pero ese día llevaba en pie desde las seis de la mañana, y mi cuerpo no aguantaba más, así que a mitad de su concierto empecé a desfilar hacia la salida de la Fira Gran Via.

Crónica Sónar 2017

Sábado 17 de junio

Empecé mi última jornada del Sónar 2017 con la actuación de Nadia Rose, otra artista que descubrí hace unos meses gracias a la BBC Sound Of 2017. Esta joven rapera de Croydon se caracteriza por su sentido de la diversión y está destinada a convertirse en una estrella del género. Se adueñó del SónarVillage, se dirigió al público en distintas ocasiones y logró que pasáramos un rato agradable.

A las 18.30h estaba programado, en el Sónar Hall, el espectáculo audiovisual a cargo del productor Nosaj Thing y el artista multidisciplinar Daito Manabe, quien se encargó de los visuales. Nos dejó a todos embobados con el universo virtual que creó a partir de simulaciones tridimensionales a tiempo real de ambos artistas encima del escenario. Esta actuación reafirmó a Daito como uno de los grandes descubrimientos de esta edición del festival, y es que el artista japonés también es el creador de la instalación artística del SónarPLANTA de este año, de la que hemos hablado anteriormente.

Crónica Sónar 2017

Unos minutos más tarde, el legendario Thundercat llenaba el SónarDôme para deleitarnos con su talento en el bajo –de seis cuerdas– y su voz. Lo acompañaron un batería y un teclista excelentes y juntos nos regalaron verdaderas delicias para los oídos. En un momento del concierto nos pidió que le deseáramos feliz cumpleaños a Kendrick Lamar y a lo largo de su actuación se mostró contento y agradecido.

Mientras me dirigía hasta el SónarHall para reencontrarme con mis amigos, no era consciente de que estaba a punto de realizar uno de mis grandes descubrimientos de esta edición –a parte de Daito–, y es que el concierto de SOHN me atrapó de principio a fin. Su simple pero efectiva propuesta de pop electrónico combinada con una bonita puesta en escena consiguió que su actuación se convirtiera en una de mis favoritas de esta edición, igual que me pasó con Howling el año pasado. Lo acompañaron tres músicos más –batería, corista y teclista– y en un momento del show el británico se dirigió al público en español para contarnos que ahora vivía en Barcelona, y que se trataba de su primer concierto en la ciudad.

Crónica Sónar 2017

Nada más llegar al recinto del Sónar de Noche, me dirigí hasta el SónarLab para escuchar a Carl Craig presentando “Versus Synthesizer Ensemble”, una propuesta que mezcla el techno de Craig con música clásica. Lo acompañaban cuatro músicos en los sintetizadores, y Francesco Tristan en el piano de cola –Francesco ayudó a Carl en el proceso de adaptar su música electrónica al mundo clásico–. Aquello resultó ser de lo más interesante, y a nivel personal me dio la sensación de que el concierto fue de menos a más. A pesar de que los visuales no ejercían un papel protagonista, llamaban la atención por su elegante simpleza.

Había muchísima expectación para ver a Justice en directo, y los franceses no defraudaron. Empezaron con dos temazos como son “Safe And Sound” y “D.A.N.C.E.” y no nos dieron tregua alguna: aquello fue una maratón de baile de hora y cuarto. Lo que más me gustaría destacar de su actuación es el aspecto visual: con cada canción descubríamos un efecto de luces nuevo, todos ellos espectaculares. Realmente saben cómo sacar provecho a las dos “paredes de amplificadores” que utilizan en escena, y las ocho pantallas móviles. El calor volvió a estar presente, pero no nos impidió darlo todo bailando. Eso sí, ¡terminamos todos sudados como nunca!

Crónica Sónar 2017

Clausuré mi Sónar 2017 bailando en el SónarPub a ritmo de Avalon Emerson & Courtesy, y es que con sus potentes bases resulta imposible no mover el esqueleto.

Hasta aquí nuestra crónica Sónar 2017, ¡que empiece la cuenta atrás para la 25a edición del festival!

Fotografías: Ariel Martini, Fernando Schlaepfer, Nerea Coll y Leafhopper