Crónica Viña Rock 2013


Buenas tardes a todos los festivaleros que me leen, especialmente a los que asistieron a la última edición del Viña Rock 2013. Como decían todas las previsiones este año el recinto estaba a reventar, había gente por todas partes e independientemente del escenario que escogieras, siempre había un buen puñado de fieles dándolo todo, dejándose la garganta. Sin duda el concierto que se llevó la palma fue el de Ska-P: solo hay que ver el pogo gigantesco que se hizo, no hace falta decir nada mas. Pero cada uno de los conciertos que se ven son disfrutados por cada uno de manera única y particular y eso es algo que no se puede explicar con palabras, por lo menos en mi caso.

1

Siguiendo con las novedades, la organización se ha sumado al modelo de “dinero festivalero” o dinero de rascapiquilandia, es decir, cambiar tus euros por VR’s con los que se podía consumir en el recinto y alrededores. Un poco incómodo en mi opinión, aunque supongo que a los organizadores les saldrá rentable… En el camping, se añadieron grifos al lado de las duchas para una mayor comodidad y el aseo personal.

Con tanto sol y por como pegaba, era imposible aguantar mas de 3h en la tienda: El clima, este año sí, nos dio una tregua inusitada en la que el sol quemó espaldas poco precavidas, y los tornados se llevaron tiendas mal fijadas. Este hecho era celebrado a grito de “QUE VIENE QUE VIENE!”. Puro show de mañaneo, el baile de las tiendas por el aire.“ANTONIO” y “MARICARMEN” se debieron de perder el primer día por Villarrobledo, porque todo el mundo los buscaba a voz en grito. Los que los buscaban, eso sí, no iban muy cuerdos. Banderas antifascistas, gafas de sol quita-resacas, cubalitros en las manos, altavoces portátiles, crestas multicolor, humo envolviendo el aire… Todo lo que rodea las viñas por estas fechas es un espectáculo digno de vivir.

2

El hecho de que no nos cayera ni una gota hizo que al salir de los conciertos se pasara mas gente por el AntiViña o ViñaTek, disfrutando así hasta el amanecer de musicón a todo volumen, pinchadas en vinilo… Los mejores soundsystem de España se reúnen aquí anualmente para hacernos vibrar a todos llenando explanadas de tierra, de torres de altavoces. Imperdible!

Se me hace muy difícil terminar este post por los recuerdos que me están viniendo al hacerlo. No he podido evitar recordar todos estos momentos con mis amigos en el camping, debajo de nuestro chambao, escuchando las raves de fondo, el resto de colegas con los que te cruzas y al final te lías, prepararnos para quemar el festi, los paseos a por provisiones, las horas muertas en las nubes… Es imposible olvidarse de nada de eso y más difícil aún, no volver a repetirlo. No ha pasado ni una semana y aún no me puedo olvidar y estoy seguro que hasta el año que viene, no se nos va a quitar a [email protected] de la cabeza…

YA FALTA MENOS DE UN AÑO VIÑAROCKEROS!!! (;