Crónica Viña Rock 2018: parte 1


La semana pasada se celebró en Villarrobledo la 23º edición de Viña Rock. Más de 200.000 personas visitaron la ciudad albaceteña a lo largo de los cuatro días que duró el festival, lo que posiciona una vez más a Viña Rock como el festival más grande del Estado.

Más de 120 artistas (tanto nacionales como internacionales) pasaron por los siete escenarios con los que contaba el recinto y en los que pudimos vivir grandes momentos.

Te lo contamos todo a continuación:

Viña Rock 2018 – Viernes 27

A las 19:00 se abrían las puertas del recinto para que los viñarockeros que ya estaban en Villarrobledo disfrutaran de la fiesta de bienvenida. Una fiesta de bienvenida que lejos queda de aquella que se celebrara en un autobús en la zona de acampada, ya que ahora se celebra dentro del recinto y en uno de los escenarios principales.

Había ganas de festival y se notaba en el ambiente. El recinto estaba bastante lleno para una fiesta de presentación y el buen rollo que llevaba la gente era impresionante. Por el escenario Negrita pasaron Batracio, D’Callaos, Poncho K, Gatillazo, Che Sudaka y Funkiwis.

He de decir que el descubrimiento de este año lo he hecho aquí. Después de disfrutar del incombustible Evaristo y de bailar y saltar con unos Che Sudaka que tenían al público entregadísimo;  llegaba el turno de Funkiwis, una banda valenciana de funk rock.

Al principio pensé lo típico: “venga, me quedo a un par de canciones a ver qué tal suenan y me voy, que mañana empieza lo bueno y hay que ir con las pilas cargadas”.

¿Un par de canciones? Já! Me quedé todo el concierto porque me enganché a la primera nota. Tienen un rollo que mola bastante porque fusionan el funk con otros estilos como el metal, rock y reggae. Además tienen una presencia sobre el escenario tremenda, saben cómo conectar con el público y que se lo pase genial. Y que el bajista es un crack, también es necesario decirlo!

Si no los habéis escuchado y tenéis curiosidad, aquí os dejo el videoclip de “Voz de la Ira”, una de las canciones que más me gustaron:

Viña Rock 2018 – Sábado 28

Ahora sí… ¡Viña Rock empezaba oficialmente!

La primera parada que hicimos fue con Toundra en el escenario Villarrobledo. Los madrileños dejaron claro que no es necesario contar con letras para transmitir una buena dosis de metal. Con su último trabajo, titulado Vórtex , han demostrado que en esto del rock instrumental también se pueden hacer auténticas delicias.

Nada más terminar Toundra nos fuimos corriendo al escenario Viña Grow (que está en la otra punta del recinto) para ver a Iseo & Dodosound, uno de los conciertos de esta edición que más ganas tenía de ver. Y qué bonito cuando la realidad supera las expectativas. The Mousehunters, la banda que acompaña a Iseo, se marcaron una intro tremenda para dar comienzo a la actuación. Nos quedamos maravillados ante la espectacular voz de Iseo con temas como ”Roots in the Air”, “My Microphone”, “In the River”y “Digital shoots”. Un concierto en el que público y artistas combinaron a la perfección y en el que también hubo momentos para las reivindicaciones.

“No queremos ser valientes, queremos ser libres. Por un Viña libre de agresiones sexuales.”- Iseo.

A las 00:00 llegaba el turno de Boikot, el cabeza de cartel del día. Abrieron el concierto a ritmo de batucada  con unos tambores que se iluminaban al golpearlos y con uno de sus temas más coreados: “Despaldas al mundo”.

Una actuación de hora y media que se convirtió en todo un recorrido discográfico de los 30 años de la banda: Sonaron  “Hablarán las calles” y “Jarama”,  sus temas más recientes  pero también nos sorprendieron con canciones de sus LPs más antiguos como “Pueblos” y “Hasta siempre”. “Sin tiempo para respirar”, “Bajo el suelo” con la colaboración de Raquel, de Yo No Las Conozco, “Inés”, “Bubamara”, “Gasolina, vidrio y mecha”… Todos los clásicos de la banda de Vallecas que no pueden faltar en festivales de este tipo. El cierre fue apoteósico, con una interpretación del “Bella Ciao”, “Kualquier día” y “Grito en alto”.

Casi sin aliento después de la locura vivida, nos fuimos a ver a Muchachito, pero la verdad es que duramos poco allí. El cansancio empezaba a pasar factura y la jornada de domingo se presentaba muy fuerte, así que nos echamos unos cuantos bailes y nos bajamos para el camping.

FOTOS: Facebook Viña Rock Oficial