Crónica Vive Nigrán 2018


Viernes 20 de julio de 2018, VIVE NIGRÁN

Una ola de calor llegó el viernes para abrir la tarde en la segunda edición de ViveNigrán. Playa América estaba llena de bañistas a poco de empezar el concierto de Depedro a las 21 horas. Poco a poco se iba llenando el recinto y DePedro empezó con la frescura que los caracteriza. Se respiraba emoción entre el público mientras los colores del atardecer tejían una luz dorada y rojiza sobre el infinito del mar tras el escenario Mahou Cinco Estrellas.

VIVENIGRAN DEPEDRO (9) (Large)
Foto: Xavi Iglesias

Poca gente aún en el recinto, que sin embargo comenzó a llegar masivamente a partir de la primera media hora de concierto (una vez más, por el diazo de playa). Después del DJ Set de Abraham Boba, mi descubrimiento musical: la banda Cala O Vento. Los catalanes no dejaron decaer el ambiente y ofrecieron canciones con un metizaje de sonidos que invitaban a bailar. El trío de Mujeres, grupo más que consolidado y brutal actuación, serían los siguientes y los antecesedores de la grandísima Nathy Peluso. Sin lugar a dudas, su actuación fue el momento álgido de la noche. Cerraron cartel Esteban y Manuel con su música eléctronica y latina. Las copas rodaban como agua de manantial mientras la gente (un público mayoritariamente femenino) bailaba efusivamente los últimos coletazos del viernes en ViveNigrán. Había ansiedad de fiesta y alcohol a aquellas horas de la madrugada.

VIVENIGRAN NATHY PELUSO (1) (Large)

Sábado 21 de julio de 2018, VIVE NIGRÁN

Me despertaron las pruebas de sonido por la mañana. Alondra Bentley empezó su concierto infantil a las 12 con una puntualidad inglesa. Mientras ella cantaba, yo desayunaba tarareando las canciones infantiles más que míticas. A las 13 horas me acerqué al recinto para saborear la música de los vigueses Inerttes. “Momento temtempié” que me sirvió para descubrir los puestos de camisas hawaianas, de libros feministas muy cool, menaje artesanal, darme una vuelta por los food trucks y observar los talleres infantiles, establecidos estratégicamente en una esquina al lado del escenario Turismo Rías Baixas, para que las familias disfrutasen de un momento chill con los más pequeños al ritmo de la música. Concurso “Debuxa Nigrán” y un obradoiro de minipizzas artesanales y granizados, para ser más concretos. Seguirían Calavera a las 14 horas, pero me fui a comer y los escuché a lo lejos, al igual que el Sinodie DJ Set (que sonaba, por cierto, espectacular). Indian Hawk, banda valenciana de rock americano, tocaba a las cinco de la tarde. Les seguían Las Odio y el espectacular zaragozano y “rey de la meditación interna”: Bigott a las 19:30 horas. No pude evitar bailar y sentirme libre con su ritmo y melodías indie rock. The Limboos no defraudaron y el ambiente festivalero “sólo acababa de empezar”. Sidonie (concierto Mahou cinco estrellas por excelencia) llenó el recinto como ningún otro grupo hizo antes en ViveNigrán. De ahí se cerraría el festival con el DJ set de Esteban y Manuel y finalmente por Mueveloreina con su “música electrapical”.

El balance final de este festival fue “uno no muy masificado”, tranquilo, con buena organización y músicos, apto para toda la familia y con una ubicación privilegiada. Esperamos con ilusión la próxima edición en el 2019, ¿te apuntas?

FOTOS: Xavi Iglésias