Fusion 2015, se abre el plazo


Un Festival por Dentro - Fusion Festival

Cuenta la leyenda que había un festival que no hacía publicidad de sí mismo. También cuenta que el objetivo de la organización no era estrictamente hacer dinero, sino también asegurarse de que el que va una vez, repite.

Y así, con esta filosofía, llega la XIX edición del Fusion festival alemán. Y es que de leyenda nada, la cosa funciona así de verdad. Si no has oído hablar de él es porque no se publicita ni a la de tres. En cambio, si tienes la mala suerte (o buena, según se mire) de tener un amigo que ha ido, probablemente lo hayas aborrecido ya. En ese caso ya sabrás que se celebra en un antiguo aeropuerto alemán (los aeropuertos en desuso alemanes son de lo mejorcito del país), al norte de Berlín. La edición de este año es del jueves 25 al domingo 28 de junio.

Las entradas se agotan año sí, año también. Y no hay tomorrowlandadas ni nada de destrozar el F5 cuando llega la hora. Para conseguir una entrada para el Fusion tienes que registrarte en el sorteo que se celebra el 19 de este mes. Tienes de tiempo entre hoy y el día 12. Si te toca no quiere decir que tienes entrada, pero sí que tienes el derecho a comprarla; en enero es el deadline para pagarla (alrededor de 100 euros). Si estás preocupado de si te toca a ti y a tus amigos no, ¡no te preocupes! Os podéis apuntar en grupo, de modo que os toca a todos o a ninguno. Las posibilidades de que te toque son exactamente las mismas, así que no te calientes la cabeza pensando qué es mejor. Si vuelve a no tocarte es una jodienda, pero no vas a poder ir; allí no venden tickets. No quieren que haya masificaciones y año tras año lo consiguen.

Lo que hace diferente a este festival es la libertad y la tolerancia. Te puedes calzar lo que te dé la gana, que aunque des el cante nadie te va a decir nada. De todas formas es poco probable que lo des viendo lo que hay por allí. También te dejan entrar al recinto lo que te apetezca. Es decir, que si te has dejado mucha pasta en cómo llegar hasta allí, puedes meterte botellas o bolsitas de lo que quiera que sea que dé a tu cuerpo alegría macarena y no dejarte pela en la barra.

Una vez dentro tienes mil sitios a los que ir. Sobre el papel es un festival de música electrónica puro (evidentemente, pues es alemán) aunque hay escenarios donde también hacen conciertos. Hay bosque, torre, carpas, rincones perdidos…24 horas al día de oferta musical. Todavía no hay line up. Tropecientos dj’s (la gran mayoría sin mucho renombre internacional) dispuestos a empapar tus oídos de toda clase de techno y, en menor medida, de drum and bass. Ambientes tanto muy cañeros como más chill; tienes donde elegir lo que quieras y a la hora que quieras.

 Un Festival por Dentro - Fusion Festival 3

Y es que aquí no te están vendiendo que vayas a ver pinchar a alguien, sino que te sientas parte del festival. Que te mezcles entre la gente, que te pongas glitter en la cara, que te la pintes, que comas crepes por dos duros, que veas una peli clásica entre dj y dj y que flipes, junto al resto de asistentes, de la puesta en escena general. Lo que montan es espectáculo puro cada año. Podéis buscar en internet opiniones, vídeos y otras cosas, pero hasta que no se está allí y se vive en primera persona no se hace uno a la idea de lo que se ha estado perdiendo hasta la fecha. Estar a las diez de la mañana en un escenario de arena bailando un techno brutal y que cada diez minutos te llegue una botella de agua fría sin venir a cuento…No tiene precio. Y cuando no es agua, es cerveza. Y cuando no es cerveza, es ginebra. Y cuando no es ginebra, que tu imaginación eche a volar. Solidaridad; la gente comparte y se ayuda mutuamente. Es una filosofía diferente. Todo lo bueno que tiene Berlín en particular y el pueblo alemán en general es palpable allí dentro. Es más que música; es una experiencia que jamás de los jamases dejarías de repetir. Prometo que ahora mismo me están temblando las manos.

Hope to see u there!