Living Sziget 2016


¡Vaya primer festival! Cuando me propusieron ir a Sziget, ni siquiera sabía muy bien ubicar Budapest en el mapa. Nunca había ido a un festival, y estrenarme yendo a uno que duraba 7 días me parecía una locura, pero me bastó ver el after-movie del año anterior para terminar de convencerme.

Esto fue más o menos en Navidad, y de ahí en adelante ¡todo giraba en torno al festival! Resultamos ganadores de un concurso organizado por Sziget, en el que conseguimos alojamiento VIP en habitaciones, tour por el backstage, paseo en avioneta… pero contar esto merecería un artículo aparte, ¡¡vaya concurso!!

De repente llegó Agosto, y tras el jaleo de aeropuertos y demás, entrábamos por fin a la isla de la libertad. Todo lo que cuente con palabras sobre mi experiencia, no va a hacer justicia a la realidad, recomiendo al 100% vivirlo. Detalles como la calidad del sonido, o el buen ambiente en general, son cosas que me cautivaron, pero había de todo y para todos los gustos. No hagas planes, para ir de A hasta B te vas a encontrar un montón de cosas que te harán desviarte de tu plan inicial, y ahí está la magia de Sziget.

Personalmente, destacaría el concierto de Die Antwoord, que para ser los primeros nos puso a todos a saltar y desfasar desde el minuto 1, brutales bajo mi punto de vista. También grupos como Muse, Sigur Ròs, Kaiser Chiefs, Bastille, Sia o Years & Years hicieron un muy buen directo. Lo de los Dj’s es harina de otro costal. Meterme en alguna de las carpas y flipar en colores para mi era una misma cosa. Los visuales, los juegos de luces, esos bajos que no los oías, los sentías en el pecho… Creo que disfruté más de todo eso que de los conciertos en sí.

En la isla teníamos circos, teatros callejeros, talleres artísticos de todo tipo, stands donde te enseñaban cosas geniales, el coliseo (una genialidad hecha de palets de madera, donde había minimal-house 24/7), monumentos hechos de materiales reciclados que eran espectaculares, un laberinto, supermercados, farmacia, oferta amplísima para comer, y lo mejor, precios más que razonables.

Grabé cuanto pude, y estoy subiendo estos pequeños resúmenes de mi experiencia allí, que espero que les haga estar un poco más cerca y, a quien no conociera este festival, le pique la curiosidad.

¡Nos vemos el año que viene!

Pincha aquí para entrar en el canal de YouTube y ver más vídeos de la experiencia en Budapest.

AUTOR: Criss Juliá

FOTO: stoketravel.com