Primavera Sound 2017: cosas que vimos


El Primavera Sound 2017 ha estado rodeado de sorpresas. Desde su colaboración con Sofar Sounds Barcelona hasta la cancelación de Frank Ocean, pasando por el tan esperado e intrigante “Unexpected Primavera”. No fue hasta el mismo jueves que las misteriosas pantallas negras de la aplicación del festival desvelaron las Backstage Parties y un concierto sorpresa por jornada (Arcade Fire, Mogwai y Haim). Sin embargo y pese a sorpresas y novedades, Primavera Sound sigue manteniendo su esencia y a continuación se encuentran algunas de las actuaciones que vimos durante los días del festival.

JUEVES

El Auditori acogió a Annette Peacock sola al teclado y casi a oscuras. Una mezcla entre free-jazz, electrónica y experimentación. Una actuación sencilla, sutil e intensa.

Alexandra Savior, recientemente publicó su álbum debut, producido por Alex Turner. Un concierto que empezó con un poco de timidez pero que terminó su faceta más abrumadora.

Solange protagonizó una de las actuaciones más bien recibidas de las tres jornadas. Era una de las artistas más esperadas y superó todas las posibles expectativas que los asistentes pudiesen tener. Banda al completo, vestidos a juego, coreografías sencillas y elegancia.

Los que llegaron cuando la actuación de Kate Tempest ya había empezado, apenas pudieron hacerse un sitio desde donde poder ver el escenario. Acompañada por un batería y dos teclistas, la británica recitó sus versos con la energía que la caracteriza.

VIERNES

El colectivo ruso Phurpa –encabezado por Alexei Tegin– fue quizás la propuesta más experimental del cartel de este año. En el centro del escenario del Auditori, tres músicos sentados en el suelo vestidos con túnicas y las caras tapadas, acercaron al público a los rituales del tantra y la espiritualidad del Tíbet. Una actuación arriesgada que sin embargo hizo entrar a la mayoría de asistentes en una especie de trance alejado del calor y el movimiento del festival.

Whitney pasaron por Primavera Club cuando ya habían publicado Light Upon The Lake y apuntaban a ser uno de los nombres importantes del 2016. Con el álbum en muchas listas de mejores trabajos del año pasado, volvieron a la ciudad con una de las actuaciones con más cuerpo instrumental y la aparición de Mac Demarco para interpretar Red Moon.

Swans están dando sus últimos conciertos así que su paso por el Primavera Sound fue para muchos la última oportunidad para poderles ver; al menos por el momento. Tocaron durante dos horas delante de un público que aunque fue reduciéndose

De esta jornada destacar finalmente a The Descendents y su set de treinta canciones sin apenas pausas entre los temas.

SÁBADO

Pese a ser uno de los primeros conciertos de la jornada y su segundo en el festival –puesto que ya había tocado en la Mango House el día anterior– Weyes Blood (Natalie Mering) consiguió congregar a un buen grupo de asistentes en el escenario Primavera. Tocó temas de su último álbum Front Row Seat to Earth (que presentó en Barcelona el pasado mes de noviembre) y como siempre mezcló su humor con la delicadeza de sus canciones.

Rosalía presentó junto a Raül Refree Los Ángeles, su aclamado álbum debut. Sentados al frente del gran escenario del Auditori, ofrecieron uno de los directos más íntimos y consiguieron emocionar a todo el público. Fue sin duda una de las mejores actuaciones de esta edición del festival.

Cercana con el público y bromeando entre canciones, Angel Olsen llenó el escenario Ray Ban para ofrecer uno de los conciertos más esperados para muchos de los asistentes. Excepto por dos temas pertenecientes a sus trabajos anteriores, la cantautora repasó junto a su grupo My Woman, su último álbum y el que ha acabado de consolidarla (si es que todavía no lo estaba) como una de las artistas de referencia del folk-rock actual.

Huerco S. estuvo en el escenario Bacardí Live, en el nuevo “recinto” de música electrónica Primavera Bits. Quizás por horario o por otros grupos que tocaban a la misma hora, el público no fue muy abundante. Sin embargo se presenció un directo que casi en total oscuridad, consiguió hipnotizar y mantener en trance a los asistentes. La única crítica a Primavera Bits, formado por dos escenarios en los que se desarrollaron la mayoría de las actuaciones de música electrónica, es que quedó quizás un poco apartado del marco más general del festival. Su programación y el hecho de estar situado en una parte un poco más alejada del recinto, pareció establecerlo como una especie de festival en paralelo. A la vez que aplaudir a la organización por las propuestas electrónicas que invitaron, hay que decir que quizás hubiese sido mejor integrarlas con las otras actuaciones o al menos montar unos horarios no tan independientes respeto a los otros escenarios.

En 2013, como King Krule, Archy Marshall publicó su primer álbum 6 Feet Beneath The Moon. Dos años más tarde, lanzó bajo su nombre A New Place 2 Drown y parece ser que su regreso como King Krule este 2017 es inminente. Junto con algún tema nuevo de su esperado segundo álbum y en un escenario Pitchfork lleno como en casi ningún otro concierto, Krule hizo un repaso a su debut y protagonizó una de las actuaciones más bien acogidas por el público.

Antes del concierto de !!! (Chk Chk Chk) –de los que destaca su enérgico y potente directo– y el tradicional cierre a cargo de DJ Coco, en el escenario Ray Ban pudimos disfrutar de un secret show a cargo de las hermanas HAIM: aquello fue brutal. Se mostraron muy entregadas, interactuando con el público entre canción y canción, nos regalaron algunos temas de su nuevo trabajo, que será publicado en breves, y nos hiceron vibrar con hits como Forever, The Wire o Falling. Cerraron su apoteósico set con una celebrada jam de percusión.

Así fue nuestro Primavera Sound 2017, ¿cómo fue el vuestro?

FOTO: Alba Rupérez – Primavera Sound